[Archivos Encriptados] Gunner_Origen

SIGFRANCIS-A1
Apr 24, 2018 · 5 min read

[Desencriptado por Shiften]

Mi nombre es Lu, así me nombraron, tengo 13 años y soy una más de los huérfanos que viven en “La ciudad del pasado”, el pueblo amurallado donde nos encontramos alejados de las grande ciudades más avanzadas y ricas. La ciudad del pasado, es una gran urbe cosmopolita, donde tratamos de preservar la cultura de nuestros antepasados y por lo general es bastante tranquila.

Aunque no poseemos todos los recursos o dinero nos las arreglamos con lo que tenemos, aun así, los ladrones fuera de la muralla nos han saqueado el pueblo. A causa de esto se creó la unidad de defensa “Los Artilleros” hombres y mujeres preparados en combate bélico para la defensa de nuestro pueblo. Ellos montan unas grandes maquinas que les permite desplazarse a gran velocidad y llevar con ellos un impresionante arsenal. Así los diseñamos para provocar miedo al oponente, digo diseñamos porque desde chica trabajé con los maestros de la ingeniería y diseño industrial para crear estas máquinas de combate. Yo estoy especializada en el modelado e impresión 3D, me encargo de fabricar las piezas de las máquinas, armas, municiones, etc. Es el empleo que elegí para ayudar a los artilleros que tanto admiro.

Un día en mi cuarto encontré una caja envuelta, en ella estaba escrita a mano “úsala si estas en peligro”, me llamó la atención y al abrirla tenía una bengala modelo Very UX7 caño corto, de un solo disparo y de color verde. Me puse muy feliz porque solo había visto este modelo en bases de datos, no era común que se gastara material para imprimir bengalas en nuestro pueblo. Me pareció muy extraño pero al final me la quedé porque me gustó mucho.

Los días pasaron y una noche de otoño nuestras murallas temblaron. Los estruendos se hacían cada vez más fuertes. Me asusté pero tenía que asumir mi puesto en caso de combate, me cambié, agarré mi bolso y salí rápidamente. Fuera del edificio veía como los artilleros ya se encontraban con sus máquinas llegando a los bordes de la muralla en la cima disparando hacia abajo del otro lado, no sabía a qué nos enfrentábamos hasta que explotó la puerta y parte de la muralla dejando entrar hordas de robots armados. La gente del pueblo que se encontraba fuera de sus casas para ver que estaba sucediendo comenzó a correr, los robots comenzaron a disparar matando a todos los hombres y mujeres que iban encontrando a su paso. Los artilleros bajaban de la muralla para enfrentarse a ellos y poder proteger a la gente pero eran demasiados. Algunos de los robots agarraban a los más chicos separándolos de sus familias y se los llevaban. No podía ver donde porque todo era muy confuso y agitado en ese momento. Uno de los robot se acercó a mí y me dijo “sujeto 2234, aun válido para el programa de reinserción, entrégate y no opongas resistencia”, se abalanzó hacia mí y trató de agarrarme, lo pateé pegándole en el pecho logrando separarme de él. Corrí y grité, el robot levantó su arma diciendo “programa de reinserción anulado” y comenzó a disparar, uno de los artilleros desvió su arma golpeándolo y colocándose delante suyo. Una de las balas había impactado en mi muslo derecho y caí al piso. No me podía parar, en frente mío estaba el artillero enfrentándose a los robots que se me acercaban. No sabía que hacer mientras que retrocedía arrastrándome en el piso me acordé de la bengala, la saque de mi bolso y apuntando al cielo la disparé. Vi como la bengala iluminaba la noche distrayendo la mirada de todos hacía el cielo. Luego de unos minutos un ruido de unas turbinas se escuchaba cada vez más y más fuerte. Una nave militar de transporte de patrullas, algo antigua, salía de su modo camuflaje llegando a la plaza del pueblo estacionando cerca de donde estaba yo.

De la nave bajaban personas encapuchadas y armadas que disparaban contra los robots y ayudaban a la gente a su alrededor a subir a la nave. Un hombre corrió hacia mí y me cargó en sus brazos. Los artilleros seguían tratando de evitar que los robots avanzaran pero sabía que se estaban quedando sin municiones. Uno de ellos grito “¡Váyanse! ¡Váyanse!” El hombre que me sostenía dio la orden de que despegaran mientras que corría hacía la nave. Yo veía a los artilleros como iban cayendo tras el ataque de los robots. Subimos a la nave rápidamente y despegamos. Las balas enemigas impactaban la nave y la turbulencia era grande pero nada me importaba, solo podía mirar por la ventana a mis hermanos artilleros como iban cayendo uno a uno tratando de distraer a los robots mientras huíamos.

Pudimos escapar y nos refugiamos en una especie de ciudad subterránea, no estaba muy segura de donde me encontraba. Me recuperé pronto de mis heridas y los doctores del lugar, los Kimura, me dijeron que en poco tiempo ya iba a poder dejar de usar las muletas. Me levanté de mi cama y fui a buscar al hombre que nos rescató junto con los artilleros. Fred Lemos estaba a cargo de esta ciudad subterránea junto con otros y era también uno de los líderes de AHAR. En el camino me lo encontré, me dijo que iba a verme para saber cómo estaba. Fuimos a sentarnos porque quería hablar conmigo. Fred me contó acerca de lo que estaba pasando con los grandes distritos, me habló de Dreamwell y el dreamchip, de la conspiración de la inteligencia artificial y a lo que nos estábamos exponiendo todos. Él me pidió que le ayudara con su plan para detener todo esto, crear un avatar para combatir contra la IA y aquellos que se interpongan en nuestro camino. Yo le reclamé por qué no nos habían ayudado antes. Él me interrumpió y acercándome una pantalla holográfica me mostro un archivo llamado “Veredicto de la I.A”. Lo leí y vi material audiovisual que tenía el archivo y quedé impactada, Fred me dijo que no sabían cuando sería el ataque y por eso él me había mandado la bengala para avisarles. Por otra parte no contaban con naves para salvar a todos y su prioridad era rescatarme a mí.

Estaba enojada porque yo quería que salvara a todos, no podía creer lo que estaba diciendo. Me levanté de la silla y me fui a mi habitación. Pasó el tiempo y ellos siguieron rescatando gente día tras día de los ataques de la IA. Comprendí que yo estaba ahí por algo más importante que mi persona, debía ayudarles a detener todo esto. Junto con mis habilidades en 3D me ofrecí a ayudarlos y entré al proyecto de Fhacktions para crear al Gunner: un Avatar inspirado en la maquinaría que los artilleros utilizaban para vigilar y proteger nuestro pueblo. Ahora estarán una vez más para combatir contra la IA y liberar al mundo de las grandes corporaciones que buscaban exterminarnos.

Fhacktions

Videojuego MOBA hecho en Paraguay/ MOBA videogame made in Paraguay

SIGFRANCIS-A1

Written by

Self taught Illustrator, pro graphic designer, scholar gamer. Mid to long range attacks, hybrid of tank and support. Definitely not a writer. But I write anyway

Fhacktions

Videojuego MOBA hecho en Paraguay/ MOBA videogame made in Paraguay