7 Hechos que debes tener en cuenta en tus Finanzas.

La sociedad tiene la creencia de que para saber de finanzas se necesita un título, ir a Harvard o ver el lobo de Wall Street, al final no es así, las finanzas son simplemente lógica y sentido común; como así?

Soy ingeniera financiera, donde muchas personas relacionan estudiar una carrera afín a finanzas; te convierte inmediatamente en un excelente inversionista o guru financiero, lo cual definitivamente no es así.

En la universidad revisamos temas relacionados con teorías de riesgos de mercado, productos financieros, matemáticas financieras y administración de activos, pero nunca nos hablaron de finanzas aplicadas a nuestro ámbito personal.

Dado lo anterior; hablaremos de siete puntos que debemos tener en cuenta para manejar adecuadamente nuestras finanzas, sin ser financiero o sin usar tanto léxico académico, donde estos factores generalmente no los vemos en la Universidad o dicho por un célebre exponente, sino que en resumen es llanamente usar nuestro sentido común. Y para mí la vida me lo ha enseñado en cada paso que doy en esta historia de crecimiento personal:

  1. Nunca va ser suficiente: siempre vivimos quejándonos de nuestros ingresos, donde siempre queremos más, lo cual es normal. Es una tendencia del ser humano satisfacer sus necesidades y deseos, pero este hecho no puede ser nuestro único foco; hay algo más allá que solo ganar dinero, es saber cómo potenciar en lo que nos gusta hacer, encontrar la forma de vivir con lo que somos y tenemos, sin tantas complicaciones y saber manejar nuestra relación con el dinero.
  2. Nunca te gastes más de lo que ganas: Entendido? ten siempre presente que lo que ganas es lo que ganas, que no se le puede sumar el valor del cupo de tu tarjeta de crédito o el crédito rotativo que tienes disponible. Definitivamente NO, ya que es un terrible error, donde vas directo a la bancarrota.
  3. No te endeudes para mantener un estilo de vida: siempre anhelamos ser más de la persona que miramos en el espejo, yo soñaría con tener tiquetes ilimitados a los miles de destinos que me fascinan; pero esto no es sostenible en el tiempo. Se debe vivir con la realidad y quererte como eres también es un proceso de esto, donde no se puede seguir el ritmo de los demás, sigue tu propio ritmo, en estos casos un mal manejo de tu presupuesto por seguir y ser quien no eres, te puede llevar a donde definitivamente nunca querías estar.
  4. ¿Vamos a envejecer ya pensaste en ello? Puede ser cruda esta pregunta pero el tiempo pasa volando y no siempre se cuenta con salvavidas para los tiempos de crisis y uno de ellos es el temido envejecimiento, a medida que envejecemos la sociedad tiende a rezagar a mujeres y hombres, especialmente en la área laboral y económica, por lo cual debes estar preparado para tu jubilación. Donde no deberíamos estar preocupados por los ingresos que nos permitirán vivir esta ultima etapa, un buen manejo de nuestras finanzas empieza por proveer todos aquellos momentos de crisis o de nuestra vida, donde seamos sanos financieramente.
  5. Ahorra así sea el 1% de tu sueldo: se debe crear el hábito, así sea un porcentaje mínimo ahorrar te hará poderoso te permitirá tener disciplina.
  6. Disciplina: Para todo lo que se quiere en la vida la disciplina es esencial, si quieres salir de deudas paga juiciosamente sigue ese plan que tienes en mente, si es ahorrar lo mismo toma el habito y empezar ya.
  7. ¿Hechas la culpa a otros de tu situación financiera? Ni el gobierno, ni tu familia, ni tu novio o esposo, son responsables de tu condición económica, eres tú única persona responsable; la cual debe buscar fuentes de ingresos, salir de problemas financieros y ser responsable de su economía.

Al final debemos ser responsables de nuestras decisiones, donde existe una relación que siempre vamos a tener y es con nuestras finanzas, por lo cual para vivir mas tranquilos, que mejor que vivir sin problemas de este tipo, recuerda:

‘Los problemas de dinero no se solucionan con más dinero, se solucionan con inteligencia financiera’- Robert Kiyosaki
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.