14

Me di cuenta de que me puedo referir a todos los años que siguen con dos dígitos. Es triste saber que no voy a estar en el 2100.

Me aburren los resúmenes de año, me parece que están trillados. A la vez soy fan de los OKRs y de las retrospectivas, la metodología me puede.

Este año pasé por un montón de cosas. Conocí un montón de gente maravillosa en el trabajo, puede parecer algo común, pero la cantidad de gente excepcional que conocí en el mismo lugar y con la cual comparto mi día a día es algo para destacar. Profundicé y marqué mucho mas fuerte mis amistades. Conocí personas que admiro, cosa que no me venía pasando. Abrí la puerta a cosas que ciertamente estaba cerrado. Me cuestioné. Inclusive más de lo debido. Fui soltero otra vez, y entendí que el mundo cambia muy rápido. Algunas cosas no me gustan, sí … me estoy poniendo viejo. Me metí en líos para variar, luchas que estaban destinadas al fracaso, negocios con más riesgo que negocio, pero bueno, me encanta el quilombo. Salí mucho de joda, esto último creo que lo vengo haciendo todos los años. Me propuse decir “te amo” a mis amig@s. Dejé el maldito pucho, esta vez en serio. Me peleé con todos como siempre, con la mayoría me arreglé. Me fuí y volví. Lloré bastante.

Me quedo con la sensación de que la ola se esta levantando y tengo la tabla correcta. Creo que estoy en el lugar indicado. Me quedo con la sensación de que a último momento me robaron la billetera y tenia la plata justa para la entrada a algo groso. No importa, no es nada grave, solo me cagaron esa fiesta. Mi fiesta va conmigo y están todos invitados. Termino este año compartiendo con la mejor gente que creo que puedo pedir. Sí. Este año fue groso. Pero el que viene …

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Marcelo Zapaia’s story.