FocusEcuador
May 18, 2017 · 19 min read

LUIS ESPINOSA, PROFESOR ESPAÑOL DE ECONOMÍA DE LA UNIVERSIDAD SAN FRANCISCO DE QUITO, DA CÁTEDRA EN LAS MISMAS AULAS DONDE ESTUVO RAFAEL CORREA, PERO SUS TEORÍAS LIBERALES SON TOTALMENTE OPUESTAS A LAS DEL PRESIDENTE QUE SE VA: RECHAZA EL DINERO ELECTRÓNICO, ABORRECE LOS CONSEJOS DEL GRIEGO YANIS VAROUFAKIS, ALERTA DEL ILEGÍTIMO USO QUE HACE EL GOBIERNO A LOS FONDOS GUARDADOS EN EL BANCO CENTRAL…TODO UN CÚMULO DE INDICIOS QUE APUNTAN A UNA SOLA SOSPECHA.

¿Qué balance hace usted de la visita del ex ministro de Economía de Grecia, Yanis Varoufakis, su reunión con el presidente electo Lenin Moreno y sus recomendaciones de acentuar el dinero electrónico y recuperar la soberanía monetaria?

A Varoufakis lo invita el gobierno, por medio del Instituto de Altos Estudios Nacionales, el IAEN, cuyas autoridades están íntimamente relacionadas con autoridades del gobierno. Y hay que destacar que Varoufakis, como todo buen socialista, acostumbra cobrar mucho y vivir bien, porque hay muchos socialistas a los que les encanta el caviar. Así que no viene gratis y es público que Varoufakis cobra USD 50.000 por conferencia fuera de Europa, que es lo que cobra mas o menos un premio Nobel. La tarifa media que él publicita es esa. Y él nunca viaja, si no es en primera clase y en hotel de cinco estrellas. Pueden ser muy socialistas, pero los dólares les encanta. Y además, Varoufakis es famoso por cobrar sus conferencias a través de paraísos fiscales. Y todo esto es público. Digo todo esto para situar al personaje.

Luego de esto, ¿a qué vino?

No vino de casualidad. Que el Instituto de Estudios Nacionales pague justo ahora a Varoufakis por venir, no es casual. ¿Por qué es famoso Varoufakis? Primero, por su nefasta labor como político y nefasta fue su negociación con la Unión Europea. En segundo lugar, es famoso por proponer desdolarizar las economías europeas y, en específico, porque ha escrito artículos teóricos en donde propone crear una moneda paralela electrónica en Grecia, que ya tenía nombre, con la que ya estaba trabajando el Banco Central griego, para intentar crear masa monetaria paralela.

Eso cuando ya Grecia estaba en medio de una crisis tremenda…

Cuando ya estaba Grecia en problemas. De todos los economistas del mundo, que hay cientos, precisamente el IAEN elige invitar a este. Y lo que dice es que deberíamos desdolarizar la economía ecuatoriana. Y a mí también me sorprendió que pasó ciertamente desapercibida hasta que dijo lo que dijo. Y dijo lo que aquello que quienes le pagaron para que viniese, querían que dijese. Dijo que el gobierno de Rafael Correa era maravilloso, haciendo política dentro de Ecuador, cosa que se le impidió a Lilian Tintori. Unos sí pueden opinar de Ecuador y otros no. En segundo lugar, la visita de Varoufakis es una cuenta más en el rosario de síntomas que nos lleva a sospechar que hay planes de desdolarización por parte del gobierno ecuatoriano.

“Hay que destacar que Varoufakis, como todo buen socialista, acostumbra cobrar mucho y vivir bien, porque hay muchos socialistas a los que les encanta el caviar. Así que no viene gratis y es público que Varoufakis cobra USD 50.000 por conferencia fuera de Europa”

¿Cuáles son esos otros síntomas?

La primera, la mera creación del dinero electrónico, con la que ha sido muy ambigua; segundo, el cambio de modalidad del dinero electrónico, con lo que ha sido muy ambiguo; tercero, las propias declaraciones de Lenin Moreno, que ha sido muy ambiguo. Ha dicho que quiere mantener la moneda, pero que quiere una moneda regional, que hay que dar las condiciones para desdolarizar…cuarta, las declaraciones del Banco Central, también ambiguas y quinta, el documento de Alberto Acosta, que no creo que esté alineado con el gobierno, creo que lo hace con independencia, pero es otra cuenta más en el rosario de síntomas que nos indican que el dinero electrónico ecuatoriano puede servir para desdolarizar. Y teóricamente, está perfectamente descrito como hacerlo en el documento de Acosta. Está marcando el camino, la ruta. Ah, y me falta el documento del economista Rafael Correa Delgado, que publicó aquel artículo famoso de como desdolarizar y uno de los puntos principales era crear una moneda paralela. Como tenemos todos estos indicios y no tenemos ninguno en contra, esto se llama sospecha.

¿No es un indicio en contra que Lenin Moreno haya dicho que va a defender la dolarización?

Claro, pero dijo eso después de haber dicho lo contrario. Tenemos las dos declaraciones. Una, diciendo que estaba muy de acuerdo y otra diciendo que no lo estaba. Por eso digo que es ambiguo, porque ha dicho las dos cosas.

En concreto, ¿a qué vino Varoufakis?

El gobierno lanza el dinero electrónico en Ecuador y nos quiere vender que es una inocente chauchera. De hecho, en mayo de 2014, junto a mi admirado jefe Pablo Lucio Paredes publicamos un artículo que se titulaba: ¿Dinero electrónico, peligroso dinero o inocente chauchera? Y en aquel tiempo lo poníamos entre interrogantes porque aún no estaba claro. Desde entonces, el gobierno, aquello que lo vende como inocente chauchera, va haciéndolo cada vez más y más obligatorio y mete más y más presión. De repente, con beneficios fiscales con el IVA, de repente, con una campaña publicitaria de la que hay cifras que sostienen que se ha gastado USD 9 millones -que es casi lo mismo que se logrado mover en dinero electrónico- de repente, tiene publicidad por parte de todos los estamentos públicos; de repente, se presiona a las empresas privadas para que acepten este dinero, es decir, cada vez más y más lo que era una inocente chauchera se convierte en un instrumento que cada vez sospechamos más, que sirve como moneda paralela. Y viene Varoufakis a decirnos explícitamente que deberían usar ese dinero como moneda paralela. Y a nadie debería sorprendernos, porque Varoufakis es famoso precisamente por haber defendido eso para Grecia.

¿Por qué Varoufakis fracasó con su planteamiento en Grecia?

El problema que tiene Varoufakis, que lo tienen todos los economistas engreídos, es que se cree mucho más listo de lo que es. A él lo nombraron ministro de un gobierno comunista de un país quebrado en el 2015 y liderado por Tsipras. Llegó como la gran solución y esa gran solución era negociar con la Unión Europea no tener que pagar los créditos. Él era especialista en teoría de juegos, en los juegos de negociación y, al final, le plantó una única alternativa a la UE: voy a ir a referéndum a presentar este acuerdo que me parece infirmable y los gobiernos de la UE le decían que si quiere que le presten más dinero, tiene que rebajar el gasto público. Algo perfectamente razonable. Usted no puede seguir pidiendo dinero prestado si no va a hacer ningún cambio. Varoufakis dijo que va a presentar un referendum al pueblo griego, típica propaganda de izquierdas, y el pueblo dijo no queremos ese acuerdo. ¿Qué pasó al día siguiente? Que el gobierno griego no tenía para pagar los salarios de ese mes. Y Varoufakis tuvo que dimitir, Tsipras firmó el acuerdo que el pueblo griego dijo que no se debía firmar porque la alternativa era o firmaban el acuerdo o se quedaban sin nada. Al final Varoufakis se fue con toda su teoría de juegos, con toda su retórica, con toda su palabrería, se fue a su casa de millonario, porque lo es y vive en una casa de lujo. El referéndum no sirvió de nada, un día les duró.

“Cada vez más y más lo que era una inocente chauchera -el dinero electrónico- se convierte en un instrumento que sospechamos sirve como moneda paralela”

¿Por qué es tan nocivo el dinero electrónico en una situación como la de Grecia y como la de Ecuador?

El gobierno de Grecia estaba arruinado, no tenía dinero para pagar los salarios de ese mes, porque tienen el euro. A espaldas de la UE y del público, Varoufakis y el Banco Central griego estaban preparando generar una especie de “patacones”, dinero paralelo con dinero electrónico, con el cual, de la nada, pagaba a los ciudadanos. Por cierto, Varoufakis hizo feriado bancario en su país, en sus cortos 6 meses de gestión. Puso un límite a los montos que se podían retirar de los bancos, eso es feriado bancario, corralito. Y los que tanto hablan y critican el feriado en Ecuador, invitan luego a que les de lecciones al especialista de feriados griego. ¿Cuál era su plan? Como el gobierno estaba arruinado, su plan era crear dinero de la nada y pagar sueldos con papelitos, transferencias en cuentas creadas de la nada. Crear un dinero paralelo que sirva para pagar. Y es exactamente la idea que le propuso al gobierno de Ecuador, que lo haga a través del Banco Central, que es la idea que llevamos muchos economistas tres años denunciando que el dinero electrónico del BC es un dinero espurio, es un aborto monetario, es un engendro monetario, y que es peligrosísimo para la economía ecuatoriana y puede desdolarizar.

“Hablo mal del dinero electrónico como emisión inorgánica porque lo que están buscando aquí es que el gobierno se financie a través de emitir papelitos, de emitir patacones, de emitir promesas ilusorias de dinero”

¿Qué tan sostenible es este modelo? ¿Cuánto tiempo puede durar, pagar sueldos solo con papeles?

Quiero ser muy enfático en ese peligro pero, por suerte, al día de hoy, el dinero electrónico es un rotundo fracaso, bajo cualquier punto de vista. Una cosa es el medio de pago electrónico, pagar a través del celular y otra cosa es el dinero electrónico. Y, muy distinto del dinero, es un dinero manejado por el Banco Central. El de Ecuador es el único dinero electrónico monopolio del Banco Central del mundo. ¡Oh, que casualidad! Uno de los pocos bancos centrales que no tiene su propio dinero para hacer política monetaria, es el primero del mundo que hace su monopolio de dinero electrónico. La intencionalidad está bastante clara después de todo esto. Hablo mal del dinero electrónico como emisión inorgánica porque lo que están buscando aquí es que el gobierno se financie a través de emitir papelitos, de emitir patacones, de emitir promesas ilusorias de dinero.

¿Promesa ilusoria de dinero? Parece otro acto de fe.

El dinero es confianza. Lo único que sostiene el valor del dinero, sea el dólar, sea el sucre, o el dinero electrónico ecuatoriano, es la confianza. Si la gente cree que tiene valor, tendrá valor. Si la gente desconfía, no lo tendrá. ¿Qué tanto tiempo podrá el gobierno de Ecuador no tener su dinero electrónico respaldado y emitir mucho? Yo creo que cero tiempo porque los ecuatorianos no confían en el Banco Central. Y lo digo así de rotundo porque este proyecto nació en el año 2014, llevan tres años y sus proyecciones eran de 500.000 cuentas para finales de 2015.

En realidad, los proyectos del gobierno comenzaron antes, con la billetera electrónica, año 2011, con nombres como Pedro Delgado y Gastón Duzac, recuerdo.

Cierto, se retrasó el proyecto. En aquel entonces le llamaban billetera, ahora lo llaman dinero y cuando lo defino así, sale el presidente a criticarme. Y el cambio de nombre lo hizo él. Y después de tres años, con millones de dólares invertidos en publicidad, que se dice alcanza hasta los USD 9 millones, todas las sabatinas empleadas en esto, bajar 4 puntos porcentuales del IVA, tras todo eso, al día de hoy, el dinero electrónico ecuatoriano es de USD 9 millones. Nada. Irrisorio. Más se ha gastado en publicidad.

Esto en un sistema voluntario. ¿Qué tal si el gobierno se anima a hacerlo obligatorio?

Repito, el dinero es confianza. La cuestión clave es que los ecuatorianos no confian en este dinero a pesar de todos los esfuerzos del gobierno. Y el gobierno no lo ha hecho obligatorio por dos razones: porque en el momento que un dinero ya es obligatorio, ya no genera confianza. ¿Qué posibilidades tendría el gobierno de obligar a aceptar este dinero? Una muy clara. Empezar a pagar a los funcionarios públicos pero eso tiene un costo político inmenso. Y en Ecuador, por encima de las leyes, por encima de la economía, está la política. Eso mueve al país. El coste político que tendría es muy superior al capital político que tenía Correa o que ni siquiera tiene Lenin Moreno. En segundo lugar, la gente lo que va a hacer inmediatamente cuando reciba ese dinero, es cambiarlo por dólares o comprar cosas con ese dinero. Y allí se produciría lo que se llama la ley de Gresham, que dice que la moneda mala reemplaza a la buena. Si a mi me pagan el 10% de mi salario en dinero electrónico, que es lo que propone Acosta, lo primero que voy a hacer es cambiarlo o gastarlo, que fue lo que hicieron los ecuatorianos cuando todavía existía el sucre, deshacerse de ellos lo más rápido posible. De manera que el dinero electrónico circulará muy rápido, dará muchas vueltas, pero el dinero bueno, los dólares, se los guarda en el bolsillo. La ley de Gresham aplica siempre, incluso con los billetes nuevos y los viejos, la gente se deshace lo más rápido de los viejos y el bueno lo guarda.

“Los banqueros ecuatorianos están haciendo una gran labor. Su defensa de las reservas que tiene el Banco Central, que no pueden ser utilizadas por el gobierno, y su defensa negándose a aceptar este dinero electrónico, tal cual como está, es la defensa de todos los ecuatorianos”

Aún así, ya hubo un primer intento de querer obligar a los bancos a abrir cuentas de dinero electrónico.

Quiero romper una lanza por los banqueros ecuatorianos y su asociación porque están haciendo una gran labor. Su defensa de las reservas que tiene el Banco Central, que no pueden ser utilizadas por el gobierno, y su defensa negándose a aceptar este dinero electrónico, tal cual como está, es la defensa de todos los ecuatorianos. Es una batalla que están dando por todos y porque el valor de nuestros dólares se mantenga. El Código Monetario es ambiguo al respecto. Por un lado dice que nadie podrá ser obligado a aceptar moneda distinta al dólar, pero lo que ellos dicen es que su dinero electrónico, a pesar que lo llaman dinero, no es dinero sino medio de pago. Y se contradicen ellos mismos. Ahora lo llaman Efectivo. Pero la norma que lo creó, en 2014, lo llamaba dinero. Luego, es muy difícil obligar a alguien a colaborar. Lo que se necesita es conectar los sistemas de los bancos privados con el sistema del Banco Central. Dos no comercian si uno no quiere. ¿Hasta que punto podrá la Superintendencia de Bancos, a base de multas, obligar a los bancos privados a aceptar este dinero electrónico? Lo veo muy difícil.

Ya lo intentaron.

Pero no lo consiguieron. Y en tercer lugar, hay un problema técnico, del que se habla poco. No es tan fácil interconectar los sistemas de la banca con la seguridad y las garantías que se requiere para las transacciones de dinero. El sistema internacional de los bancos es tremendamente complejo y requiere meses de implementación, meses de pruebas y meses de despegue. Y los bancos privados aquí no quieren hacerlo.

“¿Qué ha hecho el gobierno con el dinero guardado en el Banco Central? Los ha empleado para darse créditos a sí mismo, los ha empleado de manera espuria e ilegítima. Se los ha robado a los depositantes de los bancos privados”

¿Y si aumentan los incentivos del gobierno? Se me ocurre, un alza de sueldos a los empleados públicos con dinero electrónico.

Y ni así estoy tan seguro que lo acepten felices. El dinero electrónico no es útil porque no hay muchos comercios que lo quieran aceptar. Luego, ¿cuánto me pagan más? ¿Un 5% más? ¿Cómo lo empleo eso? No me lo aceptan en la esquina, no me lo aceptan para el alquiler. Y si me lo aceptan, ¿me lo van a aceptar uno a uno? No creo, porque la cuestión clave es la confianza. Y si la hueca de la esquina lo acepta pero no le tiene confianza, ocurrirá que le cobrará un 10% más. Habrá devaluación de entrada. Por eso veo muy difícil que lo hagan obligatorio. El dinero comenzará depreciado desde el inicio. ¿Y podrá el gobierno obligar a todas las huecas del país a que acepten el dinero electrónico uno a uno? Es imposible.

Usted resalta el papel de defensa que ha tenido la banca privada, pero el hecho es que el gobierno ya metió la mano a sus fondos, en el Banco Central, que no son de la banca, son de los depositantes. Y no solo de los bancos, está el BIESS, IESS, ISSFA.

Por eso la gente no confía en el Banco Central. Los bancos tienen coeficiente de caja, que es que los bancos reciben dinero y por otro lado, lo prestan. Pero no prestan el 100%, se guardan un poquito en la caja por si pasa algo. Los bancos ecuatorianos son especialmente cautelosos a nivel internacional, respecto a la cantidad y calidad del dinero que guardan en caja. ¿Por qué? Aprendieron la lección de 1999 y los que sobrevivieron ya sabían que no tenían Banco Central emisor y si quebraba, quebraban ellos. No tenían al Banco Central para rescatarles. Dicho esto, el Banco Central los obligaba a guardar estas reservas con ellos, para tenerlo muy seguro. ¿Qué ha hecho el gobierno con este dinero guardado? Los ha empleado para darse créditos a sí mismo, los ha empleado de manera espuria e ilegítima. Se los ha robado a los depositantes de los bancos privados. Y a mí no me quita el sueño que el gobierno le quite su dinero al señor Egas o al señor Lasso. Me preocupa que se lo quita a los depositantes del Pichincha y del Guayaquil. Eso sí me preocupa, por ellos doy la cara y hablo en público.

Eso es dinero gastado. ¿De dónde se los recuperará?

En la espiral suicida de deuda del gobierno, espiral alocada, cada vez pidiendo financiación más cara, más a corto plazo, la espiral va peor.

Aún así, al gobierno ya no le alcanza ni para cubrir sus obligaciones mensuales. Hay cálculos que dicen que los ingresos apenas cubren el 50% de los gastos, el resto es deuda. Ya se está pagando a acreedores con papeles, hasta la petrolera Schulemberger aceptó.

El pago con papeles significa que el gobierno en vez de pagar, les da un certificado, un papelito, que es un reconocimiento de deuda diciendo que algún día te lo pagaré. Eso no es dinero. ¿Por qué lo aceptan? Porque eso circula con descuento en el mercado, exactamente igual como ocurriría con el dinero electrónico. Yo pregunté hace un año a un empresario y me dijo que esos papeles circulan con un descuento del 8%.

Eso hasta parece razonable. Pero a profesores les pagaron con papeles y algunos que han necesitado el dinero han tenido que venderlos con descuentos de 30% y hasta más.

Y se aceptan porque la alternativa es tener un 90% o menos, o la incertidumbre de no saber cuando pagan, pues acepto el descuento. Y, al día de hoy, no es que se trate de una gran masa monetaria. No es un gran cantidad de certificados la que circula. Pero ya desde el momento que el gobierno paga con certificados, la señal que emite es clarísima: no tenemos liquidez para pagar. Y la poca liquidez que hay es cogiendo los depósitos del Banco Central, con la deuda que se adquiere a un ritmo vertiginoso, parte de preventas petroleras…incluso el dinero que vino por el terremoto. Usando eufemismos diríamos que están haciendo contabilidad creativa, pero la realidad es que se trata de un ilegítimo uso de fondos públicos.

La situación ya no se puede sostener más…

Es completamente insostenible y todos los analistas estábamos conscientes que solo se sostenía para pasar las elecciones. Lo que sí me sorprende es que pasadas las elecciones, el ego de Correa quiere decir el 24 de mayo que entrega una economía en crecimiento, lo que es mentira. Ningún dato dice que la economía está en crecimiento. Y lo ha intentado a base de créditos, pero crecer con créditos es evidente que no es crecer.

“El ego de Correa quiere decir el 24 de mayo que entrega una economía en crecimiento, lo que es mentira. Lo ha intentado, con créditos, pero crecer con créditos es evidente que no es crecer”

Crecer, entre comillas, el año pasado la cifra fue negativa.

El año pasado fue -1,5%. Y además, dice que tenemos el crecimiento por encima del promedio de América Latina, otra mentira de Correa, la enésima.

El problema del futuro es que eso también lo repite Lenin Moreno, que hemos pasado lo peor.

Lenin Moreno tiene dos problemas. En primer lugar, que es profundamente ignorante en economía. Ojo, que habiendo tenido dizque un sabihondo en economía, tal vez no sea tan mala idea. Pero sí sería conveniente que Lenin Moreno nos presentase a su equipo económico. Yo no tengo problema que el presidente no sepa de economía, sí tengo problema que un presidente que no sabe nada de economía, no nos presente a su equipo económico. Guillermo Lasso nos presentó a las siete personas en las que dijo confiar en economía.

Bueno, ahora ha aparecido Carlos de la Torre.

Si, pero recién ahora, y como usted dice se ha aparecido, eso es literal. No ha dicho nada, no hay un plan de gobierno, no hay un plan económico, no hay plan estructural. La incertidumbre con respecto a la economía del Ecuador es máxima. Y las pocas veces que Lenin Moreno habla de economía, o miente, o falla. Y una incertidumbre mayor: no hay que olvidar que Moreno proviene de las juventudes comunistas. De esa izquierda pro cubana, de la izquierda que apoya a Maduro, de la izquierda más recalcitrante y más asesina que ha habido en América Latina. Y a Lenin no le hemos oído retractarse de su juventud comunista. Lo único que sabemos es que dizque leía a Marx cuando estaba en la universidad. Eso no da confianza.

Pepe Mujica no se ha retractado de nada de su pasado guerrillero y Uruguay aparece en buenas condiciones luego de su presidencia.

El ex terrorista y ex presidente Mujica manejó Uruguay porque aprendió economía, se rodeó de un equipo económico y dio señales a los mercados internacionales dándoles confianza. Sin renegar de su pasado, es verdad. Y otro ejemplo más significativo: Evo Morales, que es toda la izquierda que quieras, pero a la hora de manejar la economía, ha puesto a ministros que producen confianza en los mercados internacionales. Razonable.

El problema de la falta de liquidez es de resolución inmediata y no se ven soluciones a la mano. ¿Cuáles son las alternativas que tiene Moreno?

A mí me llama mucho la atención que se diga que no hay alternativas. Claro que las hay. El problema de Ecuador no es monetario, no es el dólar. De hecho, de las mejores cosas que funcionan en el Ecuador, es la dolarización. Si pregunta a los ecuatorianos le dirán eso.

“Lo que hace más caro al país no es el dólar, es la tramitología, la burocracia y el Estado. No somos competitivos porque no hay competencia. Y no la hay porque no vienen las empresas internacionales a competir. Y no vienen porque Ecuador es un país abiertamente hostil con los empresarios”

¿Qué peso tiene el dólar en que seamos un país tan caro?

No tiene que ver. Pregunte a los empresarios costes laborales, pregunte cuanto hace más caro al país las salvaguardias, los aranceles, los impuestos, todo el coste de pagar impuestos en Ecuador. O pregúntele cuanto le lleva de tiempo completar la normativa. Lo que hace más caro al país no es el dólar, es la tramitología, la burocracia y el Estado. No somos competitivos porque no hay competencia. Y no la hay porque no vienen las empresas internacionales a competir. Y no vienen porque Ecuador es un país abiertamente hostil con los empresarios, hostil con los generadores de riqueza. Sin competencia, todo se encarece.

¿Y si Lenin Moreno le pide a usted consejos, cuál sería su receta?

Si me pide un consejo y lo daría encantado, porque es la hora de reconstruir Ecuador y creo que todos debemos contribuir, porque parte de mi tarea es fomentar un mejor debate público, le diría: mire Lenin, usted no tiene un problema monetario, sino un problema fiscal. Usted tiene un agujero inmenso porque tiene un Estado obeso, porque usted viene de un gobierno que por diez años se ha dedicado a engordar al Estado. Y, además, es uno de los Estados más incompetentes de toda América Latina. Lo que tiene que hacer son tres cosas inmediatas: Primero, reducir gasto público de manera drástica. Usted sabe que Freddy Ehlers es un vago, lo sabe usted y lo saben todos los ecuatorianos.

Freddy Ehlers se ha vuelto casi un símbolo, pero la reducción del gasto debería ir mucho más allá, supongo.

Sí, mucho más allá. En Ecuador hay 37 ministerios, en Alemania hay 14. 37 personas cobrando sueldo de ministro con coche oficial, asesores, seguridad. A reducir a la mitad, por lo menos. En segundo lugar, reducir todos los programas públicos estatales que no van a ningún lado. Y voy a ser impopular. Hay que hacer cosas que nadie quiere hacer: ajustes a los subsidios. El subsidio a la gasolina es inmoral, es ineficiente, contribuye a contaminar más. ¿Por qué las personas pobres tienen que pagar con sus impuestos que una persona de clase alta rellene el tanque de su carro? Hay que acabar con los subsidios. Y tercero, hay que dejar en libertad a los empresarios para que hagan su trabajo, eliminar los aranceles, eliminar la tramitología, eliminar la amenaza constante sobre los sectores empresariales. Cada uno tiene el suyo propio, creados para hacerles la vida imposible. Y luego, hay que firmar acuerdos comerciales. El más bonito y más ilusionante que está ocurriendo en el mundo es la Alianza del Pacífico. Deberíamos empezar por allí. México, Colombia, Perú y Chile están en la Alianza del Pacífico y allí hay un hueco, Ecuador, que debería estar. Eso es lo que tiene que hacer.

Para cerrar, ¿qué tipo de herencia económica es la que recibirá Lenin Moreno?

Una herencia desastrosa, envenenada, quebrada. Y lo peor no es la herencia de la economía quebrada que recibirá Lenin Moreno. Lo peor es la herencia de la sociedad quebrada, eso es lo realmente grave. Porque la economía la tenemos que recuperar entre todos, pero si en lugar de trabajar para unir, siguen enfrentando, no sirve. Y falta institucionalidad. De nada sirve que salga Lenin a decir que se perdone a los de la Comisión Anticorrupción o dicte sentencias por Twitter, lo que vale es que realmente exista justicia independiente que juzgue la impunidad.

Marlon Puertas

Focus News Ecuador

Noticias de Ecuador

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade