La Pampa, el campamento de la minería ilegal más grande de la Amazonía, creció luego de los operativos de interdicción sobre el río Malinowski. ¿Estupidez o maldad?

Gabriel Arriarán
Feb 25 · 7 min read
Al termino de un operativo de interdicción, las casuchas quemadas, el medio ambiente arrasado por la minería ilegal, marcha una columna de policías. Foto: Rodrigo Abd.

El principio de Hanlon es uno de los pilares aristotélicos de la lógica. En suma sostiene: no atribuyas a la maldad aquello que puede ser explicado por la mera estupidez. Aplicado a la Pampa, este principio de la lógica pierde su sentido. Allí no es una o la otra. Allí la maldad y la estupidez aparecen siempre de la mano.

La minería aluvial del oro existe en el río Malinowski aun antes de la constitución de dos de las áreas naturales protegidas más importantes del Perú: la Reserva Nacional del Tambopata y el Parque Nacional Bahuaja Sonene. Los mineros de esta zona están organizados en dos asociaciones: la Asociación de Mineros Artesanales Tauro–Fátima (AMATAF) y la Asociación de Pequeños Agricultores y Lavadores de Oro del Malinowski (APAYLOM).

La historia de estas dos asociaciones es clave para comprender cómo la minería ilegal termina invadiendo la Reserva Nacional del Tambopata. El centro poblado donde viven mineros de ambas asociaciones había sido reconocido en 1987, tres años antes de que se constituyera la Zona Reserva Tambopata Candamo, la antecesora de la Reserva Nacional del Tambopata y el Parque Nacional Bahuaja-Sonene. Es decir, los derechos sobre el suelo que tienen son anteriores a cualquier esfuerzo conservacionista en la zona. Si habían dos organizaciones que eran las ideales para formalizar a la minería en Madre de Dios, eran estas dos.

Antonio Brack, siendo ministro del medio ambiente, en el año 2010, lo sabía muy bien. Durante la última etapa del gobierno de García, se había emitido el Decreto de Urgencia 012–2010. A través de él Estado constituyó una zona de exclusión minera, vale decir, un territorio donde la minería del oro quedaba prohibida. Su área era equivalente a la zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional de Tambopata, y hoy es equivalente al más grande campamento de la minería ilegal en la Amazonía: la Pampa.

Mineros que defendieron a la Reserva Nacional del Tambopata

Uno de los tantos problemas que tuvo ese decreto, es que de un plumazo, AMATAF y APAYLOM fueron empujadas hacia la ilegalidad. Brack se dio cuenta de esto, del error que había cometido, y del peligro que constituía un operativo de interdicción sobre AMATAF y APAYLOM. En la práctica, eran estos viejos mineros los que habían contenido y frenado la invasión de la minería ilegal hacia la Reserva Nacional del Tambopata.

Lenin Valencia recogió para su libro Madre De Dios ¿podemos evitar la tragedia? el testimonio de Norma Revoredo, una funcionaria de la Reserva Nacional del Tambopata, que sostiene que AMATAF y APAYLOM fueron claves para que la oleada de migrantes que llegó a la región durante la fiebre del oro de la década pasada, no invadiera esta área natural protegida:

En febrero de 2018 sostuve una larga entrevista con don Armando Carpio, presidente de AMATAF. En el lobby de un hotel en Puerto Maldonado, don Armando contó cómo habían defendido la Reserva del Tambopata de la minería ilegal.

Avance de la minería ilegal sobre la Reserva Nacional del Tambopata. MAAP. Asociación para la Conservación de la Cuenca Amazónica.

Gente buena abandonada a su suerte

Así había descrito Antonio Brack a los viejos mineros del Malinowski, cuando lo entrevisté en el jardín de su casa en Cieneguilla. Entonces, recién comenzaba la investigación que terminaría en lo que hoy ustedes conocen como Frontera Pirata. A la distancia, Brack me dejó una pregunta picando en el área. Gente buena abandonada a su suerte.

¿Abandonada por quién? ¿Por la historia, por el Estado? No fue Brack, en todo caso, quién los traicionaría. Fue el Perú. O más específicamente, fue Ollanta Humala, fueron Jorge Aldazábal y el gobierno regional de Madre de Dios. Es posible, que fuera también la misma Federación Minera de Madre de Dios, que sostuvo a Humala en el sur durante su campaña a la presidencia.

Ocurrió poco después del primer cambio de gabinete. En diciembre de 2011 sale Ricardo Giesecke y se nombra a Manuel Pulgar Vidal como ministro del medio ambiente. Dos meses después se emite el decreto ley 1100, que desde entonces, ha amparado a todos los operativos de interdicción de la minería ilegal hasta la fecha. A los pocos meses se nombra al general Daniel Urresti para dirigir la guerra que el Estado pelea contra la minería ilegal. Tuvo que ser en ese espacio de tiempo.

Inteligencia militar

Pero para este recuento no interesan todos los operativos de interdicción. Interesa únicamente el primero, luego de que se aprobara D.L. 1100 que regula los operativos de interdicción, por el segundo gabinete de Humala El que sufrieron las asociaciones de AMATAF y APAYLOM.

Ocurrió a mediados del 2012, en la época del año en que los ríos presentan sus caudales más bajos.

La Autoridad Marítima de Madre de Dios efectúa un operativo de interdicción sobre el Malinowski

No fue el único operativo de interdicción que AMATAF y APAYLOM tuvieron que soportar. El último ocurrio en junio de 2014. El general Augusto Soto Castañola estuvo a cargo de otro sobre el mismo centro poblado de Malinowski. Así describí la incursión para La Mula, cuando todavía trabajaba para aquel portal de noticias:

Ese día, a las diez y media de la mañana aterrizaron cuatro helicópteros de los que se apearon 70 agentes de la policía y el ejército, encabezados por Soto Castañola, y acompañados por varios fiscales medioambientales. Según informaron a LaMula.pe, las familias fueron sacadas de sus casas a empujones, insultados, amenazados con armas de fuego y con la cárcel, antes que los efectivos rociaran con petróleo las paredes de sus viviendas y les prendieran fuego con todo lo que contenían.Paradójicamente, la interdicción destruyó también mesas vibradoras, es decir, tecnologías limpias para la segregación del oro de la arena, que no utilizan mercurio, que los mineros de AMATAF habían adquirido.

Casas de las familias de AMATAF y APAYLOM destruidas por el operativo dirigido por el general Augusto Soto Castañola, sucesor de Urresti como alto comisionado para la formalización y la interdicción de la minería ilegal.

Inmediatamente después, la Pampa hizo metástasis. El mismo Estado había abierto las puerta de la Reserva Nacional del Tambopata a la minería ilegal ¿Estupidez? ¿Maldad?

Si se sopesa que luego de los operativos de interdicción sobre el Malinowski se liberaron, se accedió y se exportó de esta área natural protegida una cantidad indeterminada de kilos de oro ilegal, la cara visible de la política de interdicción –los políticos que condujeron al país hacia esos operativos: Humala, Pulgar Vidal, Urresti– comienza a parecerse, cada vez más, a la cara del mal.


Especial de Frontera Pirata sobre La Pampa

Accede a todas las historias de Frontera Pirata sobre La Pampa en los enlaces a continuación.

Frontera Pirata

Escritores, etnógrafos y periodistas en los márgenes del Estado

Gabriel Arriarán

Written by

Literatura al mango: gabrielarriaran.com

Frontera Pirata

Escritores, etnógrafos y periodistas en los márgenes del Estado

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade