Gabriel Arriarán
Aug 22 · 4 min read
Los pastos de una tierra amazónica deforestada ya completamente, se consume ahora por el fuego.

Leo a personas que, con toda la buena voluntad del mundo, proponen que es momento de apoyar a ONG ecologistas, que son ellos quiénes hacen el contrapeso a Bolsonaro y a su guerra ecocida contra la selva. Bueno, esto es falso. Estas organizaciones ya tienen cientos de maneras de conseguir dinero y, créeme, no necesitan ni de tu voluntariado ni de tus donaciones.

Los que realmente necesitan apoyo son las organizaciones indígenas y los defensores ambientales en el terreno. Ellos son los verdaderos guardianes de la biodiversidad. Son los que mueren y son asesinados por taladores, mineros y ganaderos ilegales.

Los pueblos indígenas están salvando al planeta de una hecatombe ambiental

En las ONG solo trabajan funcionarios. Difícilmente los verás en la primera línea de fuego cuando las cosas se ponen color de hormiga. Es, en todo caso, la percepción que tengo de ellos luego de 20 años investigando en Madre de Dios. Sobre este tema, les recomiendo con pasión que lean este libro:

Si realmente les preocupa la Amazonía, una humilde sugerencia: viajen a conocerla. Múdense a una comunidad nativa. Experimenten en carne propia cómo se vive por allá, y conozcan de primera mano qué problemas y qué necesidades hay. Que no se los cuenten. Las maneras de poner el hombro aparecerán luego, de manera natural, como resultado de esa experiencia. Y apúrense, porque es más que posible que en unos años no la tengamos más. El relato a continuación va precisamente de eso. Cómo, a los 23 años, me enamoré para siempre de la selva de Madre de Dios

Un detalle importante: ¿sabían que en la selva vive gente? En serio. No solo hay árboles ni animalitos exóticos. Allí también viven personas. Y en nuestro país, esa Amazonía que ahora le duele a todo el mundo, más de una vez acabó convertida, además de en un incendio, en campos de trabajo y exterminio.

También, me parece, es un buen momento para recordar quiénes son los Bolsonaros del Perú. El congresista Carlos Tubino ha venido impulsando la construcción de una carretera hacia el Purús, posiblemente la última selva prístina que realmente le quede al país. Con las consecuencias y los impactos que ya conocemos de la Carretera Interoceánica, esto es simplemente una locura. Solo beneficiaría a sus amigos madereros en Ucayali.

¿No quieres a más gente como Bolsonaro o como Tubino en el poder? Es sencillo. Deja de pagarles. O como mínimo, deja de votarles.


ACTUALIZACIÓN No 1: El COER ayer a las tres de la tarde ya reportó un incencidio en la localidad de Iberia. El fuego llegó a Perú. La información es de la periodista Jacqueline Fowks. Copio la información: “A las 3:17 pm el COER Madre de Dios me confirma que hay nuevo incendio forestal en Iberia (frontera de Perú con Bolivia), lo reportó Milagros Aviléz de Femucarinap una hora antes.”

ACTUALIZACIÓN No2:

Este eres tú salvando tu propio culo. No mascota. Variar tu consumo (Repito: TU CONSUMO) puede lavarte la conciencia, pero no hace un carajo para salvar a la selva, o en general, al planeta. Porque como consumidor, eres la esencia del sistema de mierda que nos conduce ahora mismo hacia la extinción. ¿Que qué hay que hacer? ¡Organizarnos! ¿Para qué? Justamente, para formar brigadas e ir a apagar el fuego. Y después, para quemar fascistas en vez de árboles.

Frontera Pirata

Escritores, etnógrafos y periodistas en los márgenes del Estado

Gabriel Arriarán

Written by

Literatura al mango: gabrielarriaran.com

Frontera Pirata

Escritores, etnógrafos y periodistas en los márgenes del Estado

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade