Descubre el origen de las energías renovables

El origen de las energías renovables se remonta a tiempos remotos. ¿Sabes que desde la época romana ya se utilizaba el molino de agua? En ese periodo no existía la tecnología tan avanzada que tenemos hoy y se usaba un mecanismo simple, impulsado por los hombres esclavos y por animales.

Historia de las energías renovables

Durante los siglos X y XI hubo en Europa un avance tecnológico en la energía renovable hidráulica. El crecimiento económico fue increíble y en muchos lugares se invirtió en energías limpias.
 El primer molino europeo de viento se construyó en el siglo XII en Inglaterra. Surgió como una necesidad en las zonas donde escaseaba el agua o era poco accesible, recurrieron así a la energía eólica. Se dieron cuenta que el viento soplaba en todas partes y esta energía renovable se extendió por todo el norte de Europa.

¿Para qué se usaban los molinos de agua y de viento?

Principalmente se utilizaban para el abatanado, que consistía en convertir la lana de los animales en tejido para hacer ropa. También se usaban para lavar, curtir, para moler grano, prensar aceitunas, crear pigmentos para pintar… y muchas tareas más.
 A final del siglo XV existían en Europa fuentes de energías renovables muy variadas y prácticas. En el siglo XVIII gracias a la revolución industrial, funcionaban en Europa medio millón de molinos hidráulicos, en esa misma época había también miles de molinos de viento que generaban más potencia que los de agua. Los generadores de energías eólicas o hidráulicas han sido el fruto de un largo progreso tecnológico.

Energía solar

¿Sabes que hace 5.000 millones de años que nació el sol?. Es la fuente de energía más antigua y un elemento esencial para el adecuado desarrollo de la vida en el planeta. Siempre ha estado dando luz y calor a la humanidad, y lo seguirá haciendo hasta que su luz se apague. Las civilizaciones griegas y romanas le daban mucha importancia al sol. Los griegos diseñaban sus casas teniendo en cuenta el aprovechamiento de la luz solar. Los romanos hicieron una ley que penaba el bloqueo del acceso a la luz a los vecinos y construyeron invernaderos para conseguir el crecimiento correcto de las plantas.

Hoy en día es todo más fácil, hay paneles solares que producen electricidad a partir de la luz solar que reciben. Es la mejor inversión para ayudar a la conservación del planeta y disfrutar de una energía limpia.

La energía no renovable

En el siglo XX, se comenzó a reflexionar sobre el efecto que tenían las energías no renovables. Los recursos petrolíferos pueden agotarse, además que contaminan el entorno. Las energías limpias son las alternativas a estas fuentes que tienen fecha de caducidad.
 Actualmente contamos con avances tecnológicos que facilitan la posibilidad de cambiar las fuentes no renovables por otras más respetuosas con la Tierra. Reflexiona el origen de las energías renovables y piensa que el futuro está en tus manos. Debemos invertir en fuentes inagotables de recursos como el sol, el agua y el viento, que estarán siempre ahí para nosotros, para nuestro beneficio. Respetando el medio ambiente y ayudando a la conservación del planeta.


Originally published at fundeen.com.

Like what you read? Give Fundeen a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.