DOS MUNDOS PARA JULIA

Una reseña del disco más reciente de Julia Holter, anticipando su inminente concierto en Lima.

Por Francisco Melgar Wong

“Have You In My Wilderness”
Julia Holter
(Domino, 2015)

El título del disco más reciente de Julia Holter –“Te tengo en mi páramo”– es clave para entender sus ambiciones artísticas, y también las piezas y mecanismos que Holter ha usado para materializarlas.

Para empezar, una dimensión del disco está marcada por la interacción minimalista entre el piano de Holter, el contrabajo de Devin Hoff y la dupla de percusionistas conformada por Corey Fogel y Kenny Gilmore, una dinámica que ubica al oyente en un espacio que parece ilimitado, donde van apareciendo arreglos de cuerdas esporádicos y fantasmales, muy parecidos a los creados por Jean-Claude Desmarty para la obra maestra de Serge Gainsbourg, “The Ballad of Melody Nelson”. El resultado de esta combinación de sonoridades deja en el oyente la sensación de que el álbum acontece en un espacio de dimensiones inabarcables, sometido al azar y a lo inesperado. Como si los músicos hubiesen sido condenados a pasar una temporada a la intemperie.

Have You In My Wilderness (2015)

Otra dimensión del álbum está marcada por las melodías vocales de Holter, que beben de diversas influencias de la música pop, desde crooners como Gainsbourg (“Vasquez”) hasta cantantes californianas de country rock como Jenny Lewis (“Feel You”, “Sea Call Me Home”). Pero la referencia pop más reveladora (al menos para la generación actual) debe ser la secuencia que alterna entre la quinta y tercera nota de una escala mayor, bautizada por los especialistas como “The Millenial Whoop”. Se trata del motivo melódico más usado en el pop contemporáneo desde que Kate Perry lo usara en su canción “California Gurls”. A lo largo del disco Holter no hace una, sino dos referencias evidentes a “The Millenial Whoop” (“Feel You”, “Betsy on the Roof”) apropiándose de este motivo de la música popular para insertarlo en el contexto musical mencionado anteriormente.

Tal como reza el título del álbum, “Have You in my Wilderness” es, en parte, un juego de apropiaciones, donde elementos del pop son insertados en un contexto desconcertante. Escucharlo se parece a esos encuentros que uno tiene con personas que ya ha visto antes, pero en un lugar que ya no nos permite identificarlas. Con todo, Julia Holter ha creado un disco emotivo e inteligente, extraño a la vez que familiar, un álbum que se ubica, conscientemente, a medio camino entre la música de vanguardia y la música popular, un hito, por no decir una vuelta de tuerca, en la historia reciente de la música independiente.

https://www.fuzzpass.com/eventos/julia-holter-en-lima/

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.