El cuidado facial preventivo: la lucha por lucir una piel saludable

Quienes me conocen y siguen en las redes sociales, saben de mi obsesión por el cuidado facial (skincare) puesto que fue mi mayor tormento desde mi adolescencia, y aún ahora justamente llegando a mis 30, sigue siendo una asignatura pendiente. No obstante, para mis 29 años considero y fuera de mi cuidado corporal (qué va mucho de la mano con la cara), la rutina cargada, el estrés y factores externos que normalmente nos van consumiendo, luzco una piel bastante “joven” y cuidada.

German Caballero
Dec 12, 2019 · 4 min read

El primer punto a tener en cuenta es que NO HAY UNA FÓRMULA SECRETA, ni una rutina única, un cuidado exclusivo o productos específicos que a todos nos haga efecto y funcione, a lo largo de mi vida pasé por varios dermatólogos/a, centros de estética, tratamientos y promesas de soluciones inmediatas al acné, puntos negros, manchas y a esta altura de mi vida “las arrugas”, pero me tomó mucho tiempo descubrir aquello que a mí me funciona y que considero son cuestiones genéricas que todos pueden tener en cuenta y aprovechar.

Dicho esto, en colaboración con la doctora Di Paola, para Di Paola Beauty Place, nos emprendimos a buscar un balance de cuidado estandarizado y de rutina que cualquier persona pueda seguir para un cuidado básico, por lo que los puntos a tener en cuenta son los siguientes:

  1. La Alimentación: no hay tratamiento facial en el mundo o producto que haga efecto si el cuidado no viene de adentro para afuera, una alimentación balanceada evitando todo lo que ya sabemos que hace mal pero nos encanta (fritura, grasas, azúcar, etc), afecta y suma, quien más que menos sabe que al comer mayonesa o algo frito, inmediatamente se nos presenta acné en la frente por citar uno de los efectos más comunes e inmediatos.
  2. Hidratación: Cuesta y sé porque lo intento, pero consumir 3 a 4 litros diarios de agua es lo mínimo e ideal para mantener todo en buen funcionamiento, y por consecuencia también la piel, mientras menos hidratados, más reseca queda y eso propensa a las apariciones de arrugas y manchas.
  3. Un buen descanso: Nada como dormir las 7 a 8 horas diarias, ni una siesta repone como debe ser dormir de noche y tranquilos, también tiene efectos inmediatos no solo en las ojeras sino la textura de la piel en general.
  4. Una rutina de limpieza casera diaria: Sin complicarnos mucho y con la posibilidad de extender este punto en futuros posteos, lo ideal es poder limpiar el rostro con un jabón o gel de limpieza que se adapte al tipo de piel, luego de tener la piel limpia utilizar un tónico, o como hago yo directamente una crema porque el primer proceso me seca la cara, y luego el protector solar, si hablamos de rutina matutina. Para dormir sería el mismo proceso pero con la posibilidad de que en vez de la crema de agregue un serum o algún otro producto que contenga algún tipo de vitamina que estimule la piel.
  5. Protector Solar: Más aún viviendo en Paraguay, antes de salir de la casa sean las 5 de la mañana o las 8 colocárselo, idealmente entre un factor 30 y 50 y que sea cada 4 horas, esto aplica estén o no expuestos a rayos directos del sol, estando en una oficina igualmente las luces emiten un tipo de radiación que afecta. Personalmente utilizo protectores solares con color y efecto mate, por un lado actúan como un efecto de base igualando el tono de la piel y evita ese efecto brilloso que de pronto algunos protectores otorgan.
  6. Limpieza facial profesional: Y aquí entramos en un terreno un poco más profundo porque hoy en día se cuentan con un sin fin de opciones de lugares y procedimientos de limpieza (extracción con punta diamante, espátula electrónica, peeling, etc). Pero el primer paso es acudir a un/a profesional, sea un dermatólogo o profesional en cosmetología, en donde lo esencial es poder eliminar los puntos negros y cerrar los poros para evitar erupciones. Ahora bien, todo tratamiento depende del tipo de piel y otras variables, como lo es mi caso porque sufro de rosácea, lo cual hace que mi piel no sea apta para cualquier producto o procedimiento, es consultar e informarse bien antes de cualquier tratamiento.

En Di Paola Beauty Place el primer paso es realizar una consulta de diagnóstico, en donde la doctora revisa la piel, toma fotografías de muestra para ver en detalle las zonas que deben ser tratadas y sugiere los tratamientos de acuerdo a la necesidad y posibilidad del paciente. Posiblemente lo primero será igualmente realizar una limpieza profunda como punto de partida y pueden aprovechar la promo de este mes de 2x1, además comentando que leíste este post tenes la primera consulta de evaluación completamente gratis

Muchas veces decimos que “nunca es tarde” para muchas cosas, pero el cuidado facial debe empezarse desde temprano, con estas medidas preventivas para acumular los años con gracia y estética, sentirnos bien al vernos bien pero más que nada evitar problemas de salud que nos afecte a la larga. Espero el post haya sido de utilidad, se vienen otras series con puntos más específicos sobre tratamientos que llevo a cabo, productos que utilizo y preguntas que me vayan tirando para compartir con la doctora Di Paola.

gercaballero

El blog busca compartir experiencias personales e inspirar a los lectores a probar cosas nuevas, desde un restaurante hasta como cuidarse y jugar con la forma de vestir desde la perspectiva de quien les escribe.

German Caballero

Written by

Foodie, paraguayo, blogger amateur, conductor en @canalguapa y director/editor de @smashasu

gercaballero

El blog busca compartir experiencias personales e inspirar a los lectores a probar cosas nuevas, desde un restaurante hasta como cuidarse y jugar con la forma de vestir desde la perspectiva de quien les escribe.