Aprender a enseñar (9/36)

Me encanta enseñar y aprender cuando enseño. Desde chica me gustó pensar en cómo daría yo las clases que tenía en el colegio.

Me imaginaba haciendo dinámicas raras. En cada trabajo práctico aprovechaba para preparar presentaciones didácticas (mis companer@s me odiaban un poco por eso).

Enseñar es una de esas cosas que cuando las hago me olvido del tiempo.

Hoy comencé a suplir a un amigo, en la universidad. Uno de mis sueños es ser profesora universitaria y hoy comenzó a cumplirse.

Creo que una de las cosas más geniales de enseñar, además de aprender cuando enseñas es aprender A enseñar.

Experimentar dinámicas y técnicas, ver qué funciona y qué no. Tener retroalimentación de los alumnos, qué les gusta y que no.

Principalmente no olvidar nuncq que fui alumna y qué era lo que no me gustaba y lo que esperaba.

Seguro ya escribiré “algo” dentro de un mes, cuando termine esta primera experiencia de aprender a enseñar.


Volví a escribir todos los días. Me desafié a escribir 36 días seguidos “algo”. Algunos escritos quizás sean cortos, otros largos, algunos serán prácticos, otros reflexivos y la mayoría seguro no tendrá sentido.

Si te gustó puedes hacer click en el corazón ♡ y dejar tus comentarios debajo o escribirme a @GisseJo

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.