Mi café favorito (4/36)

Siempre que veía películas hollywoodenses me llamaba la atención que los personajes tuvieran su café favorito.

Cuando viví en Buenos Aires, quise hacer eso. Pero las circunstancias no se dieron.

Hoy, viviendo en Ciudad de México, por fin puedo decir que tengo un café favorito. Un lugar donde me gusta trabajar, leer, incluso estudiar. Me di cuenta que cuando uno vive solo quizás no tiene demasiados gustos para darse.

Yo encontré en mi café favorito uno de los #pequeñosplaceres de mi vida.

¿Qué hace a un café (cafetería) el favorito?

  • El café en sí, por supuesto
  • La atención
  • El local: las mesas, sillas, la música, los colores
  • La conexión a Internet
  • El baño

Para mí tener un café favorito significa tener un lugarcito mío (compartido) donde puedo disfrutar de un buen libro, concentrarme para trabajar, relajarme para escribir o simplemente observar las historias que surgen a lo largo de la tarde.


Volví a escribir todos los días. Me desafié a escribir 36 días seguidos “algo”. Algunos escritos quizás sean cortos, otros largos, algunos serán prácticos, otros reflexivos y la mayoría seguro no tendrá sentido.

Si te gustó puedes hacer click en el corazón y dejar tus comentarios debajo o escribirme a @GisseJo