Mentorear (20/36)

🤔

Según la Real Academia Española, mentor, ra es: Consejero o guía, maestro o padrino. Participé en varios eventos como “mentora”, sin embargo siempre tuve ese sentimiento como de que me quedaba grande el rol.

Justamente hace unos meses Diego Miramontes dio su opinión de que quizás deberíamos replantearnos el nombre “mentor” en los eventos de Startup Weekend (soy parte de la comunidad en Ciudad de México — y México-).

Lo que él decía es que l@s mentor@s son personas que dan un acompañamiento integral y muy personal a las personas. En cambio l@s “coaches” ayudan en temas puntuales. Que es mas bien lo que se hace en eventos como Startup Weekend, Hackatones, Talleres.

Hoy me pidieron que “mentoree” a tres equipos en el Laboratorio Abierto de Participación Ciudadana organizado por MUKIRA (al que me invitó Tere Jiménez ❤). Fue una experiencia en donde traté de hacer honor a la “definición” más completa de ser mentora.

Traté de acompañar a cada equipo (durante 20 minutos) integralmente. Hacerlos pensar sobre qué es lo que les motiva sobre su proyecto, repensar en las soluciones que proponen, la forma en que lo están haciendo. Y todo esto — intenté hacerlo de manera muy personal — involucrándome e interesándome por cada proyecto como si fuera mío.

Luego de mi experiencia de “mentorear” siendo muy consciente de lo que hacía que creo que ser mentora es una gran responsabilidad. Los equipos generalmente tienen dos actitudes: aceptan el feedback y lo agradecen (lo toman muy en cuenta) o no lo aceptan y hasta se enojan.

Como mentores creo que tenemos la responsabilidad de ponernos en todo momento en el lugar de cada persona del equipo. Acordarnos que recibir feedback (negativo principalmente) no es de las cosas más fáciles de emprender y por ello debemos cuidar cómo expresamos las cosas, cómo exponemos las fallas de los proyectos y cómo animamos a los miembros del equipo a que sigan adelante.


Volví a escribir todos los días. Me desafié a escribir 36 días seguidos “algo”. Algunos escritos quizás sean cortos, otros largos, algunos serán prácticos, otros reflexivos y la mayoría seguro no tendrá sentido.

Si te gustó puedes hacer click en el corazón ♡ y dejar tus comentarios debajo o escribirme a @GisseJo

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.