Miura, artesanía japonesa

Fotos: Miura Golf

Dentro de este mundo industrializado, siempre es agradable ver que aún quedan fabricantes artesanales que aplican sus conocimientos para crear palos alucinantes tanto por precisión como por acabados, en los que prima la calidad por encima de todo. 
De esta manera un palo de golf pasa a ser algo más que un objeto manufacturado por una cadena de montaje.

Uno de estos fabricantes es Miura.

Miura es un fabricante familiar, establecido en Himeji (Japón), en la que su máxima es la búsqueda de lograr fabricar el mejor palo de golf posible para cada jugador, por lo que la calidad de los materiales y de su fabricación está asegurada.

Este fabricante opera de manera muy diferente a lo que estamos habituados, sus palos no son sustituidos por otros nuevos cada temporada como suele ser normal, sino que se mantienen en catálogo durante años y son retirados o actualizados tan sólo en caso de que se puedan realizar mejoras palpables en su rendimiento, no por temas de marketing, favoreciendo de esta manera a que no pierdan valor de un año para otro. Algo de agradecer cuando cada hierro arranca sobre los 250 euros por unidad.

Pero para que veáis mejor el nivel de calidad de que estamos hablando y por que valen lo que piden por ellos, os mostramos cuatro modelos diferentes para cuatro tipos de jugador diferentes, los “cavity back” CB57 y Passing Point 9003 por un lado y los “blade” MB001 y el espectacular Small Blade por otro.

  • Passing Point 9003: Es un hierro pensado para jugadores de hándicap alto que buscan un hierro que permita levantar la bola de una manera sencilla, pero evitando globos, facilidad para “afeitar” la hierba y perdón a los tiros descentrados. 
    Para ello, a la hora de concebir el palo, el peso ha sido colocado en la parte baja de la cabeza y se ha optado por una suela ancha que, de paso, permite al jugador cierta ayuda a la hora de apuntar a su objetivo.
  • CB57: Bajo este espectacular diseño (que favorece el reparto de pesos por el perimetro del palo según las necesidades hierro en concreto) encontramos un hierro destinado a aquellos jugadores que desean un palo que permita un feedback con el jugador, consistencia y sencillo de jugar pero sin tener una estética de suela ancha tradicional en los cavity back.
    Uno de los puntos más llamativos del palo es, como se ha mencionado, la parte del peso situada en el perímetro de la cabeza que altera el diseño interior del mismo, es decir, en los hierros largos el peso de la zona central está más desplazado hacia el suelo para lograr una mayor facilidad a la hora de poner la bola en el aire y perdón a los tiros descentrados, frente a los hierros cortos, que buscan un aterrizaje certero, con lo que el peso tiene un reparto más superior.
  • MB001: Estamos ante los blade más permisivos de Miura, poseen un diseño “fino” pero aplican parte de “los trucos” empleados en los Cavity back lo que ha permitido establecer una zona dulce del palo más amplia, haciendo que sea más sencillo levantar la bola del suelo frente a un blade tradicional. En cuanto a la estética, son unos hierros tremendamente elegantes sin detalles barrocos, como son los blade del fabricante japonés.
  • Small Blade: Minimalismo puro, en tamaño (es un 15% más pequeño que el modelo Tournament) y en diseño (líneas limpias con las esquinas ligeramente molidas hacia arriba, lo que permite una mayor suavidad al hacer contacto con la hierba). No obstante, desde Miura se han centrado en dotarle una mayor densidad a la cabeza del palo frente a otros modelos para evitar que fuese terriblemente difícil poder levantar la bola en el aire y de esta manera favorecer su uso al jugador amateur que busca altas prestaciones.
Katsuhiro Miura: “Me siento especialmente orgulloso de este palo, esto es así porque es muy fácil golpear con él, con este modelo tan sólo debes hacer tu swing”.

Sea fácil jugar con él o no, la verdad que tiene una pinta estupenda.

Espero que os haya gustado nuestra selección de hoy, golf artesano de calidad en estado puro.

A single golf clap? Or a long standing ovation?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.