Del café con brief, a la primera propuesta de logo

Generalmente, y gracias a la formación académica, un proceso de creación de logo comienza con un brief. Sin embargo, para este proyecto, no recibí ningún documento formal sino que me recibieron con un populoso desayuno. ¿Y el Brief? El brief lo definiremos ahora, juntos, entre café y chipás.

En esta primera reunión me explicaron de dónde vienen y hacia dónde quieren ir. Dejar atrás algunas estructuras rígidas, para evolucionar en un organismo más vivo y dinámico.

Hay mucha pasión, mucha energía creadora en el ambiente. Mucho entusiasmo, y para mejor, lo quieren abrir y compartir para que otros podamos sumarnos.

Transformaciones Profundas, el motor de Liqueed

Mentes ágiles con ganas de generar cambios positivos. Me hablaron de donde sale el nombre “liqueed”. De la “Transformación Profunda” que anhelan. De la Filosofía más que las Herramientas. De la “Democracia Líquida”, Bauman y de cómo planean cambiar el estándar de la industria, en cuanto al valor y desarrollo del trabajo.

De los equipos abiertos, responsables y honestos, del dinamismo, y también -y lo principal- de las personas.


Me fui con la cabeza y sensaciones a mil revoluciones. Justamente eso, revolucionado.

¿Qué transmitir desde la marca? ¿Cómo construir una identidad donde las personas sean más importantes que la organización? ¿Cómo consolidar elementos cuando “Lo que vale, es lo que puede cambiar”?

Primero, vamos a bajar las imágenes que fueron apareciendo en mi mente a lo largo de la primera reunión introductoria. Al menos para descargar toda esa energía inicial.

La primera idea fue hacer una expresión espontánea, el gesto humano de la propia escritura natural y continua. Simple y particular. Y muy personal.

Luego me vinieron los conceptos de lo heterogéneo, ecléctico. Cambiante. Imaginé las letras formadas por Post-it, aunque enseguida lo descarté para no destacar esa herramienta del mundillo ágil. Pensé en recrear el gesto humano, también aquí.

Las dos “e” juntas (enfatizando el “juntas”, y generando un cambio al reemplazar la “i” literal) ofrecen la posibilidad de crear algún juego distintivo, aunque no sea la primera marca en valerse de este recurso.

Algunos casos de logos enfatizando la “ee”.

Ya menos cargado de estos impulsos espontáneos, investigué sobre la representación visual que podría preexistir como logotipo, al ser una palabra de uso corriente.

Relevo de logos con el mismo nombre o concepto.

Por otro lado, me puse a relevar disparadores visuales que emergen al hablar de “liquid / líquido”. Y lógicamente, los primeros fueron: agua, gotas, ondas y salpicaduras.

Referentes visuales básicos para el término “líquido”.

Todo este bagaje gráfico me permite entender cuáles conceptos y elementos son comunes y cuáles podrían resultar novedosos y particulares.


Avancé con el primero de mis impulsos: la expresión gestual. Exploré una alternativa de trazos y gestos.

Compuse y ajusté.

Hasta llegar a esta primera versión:

Contento. Pero eso fue sólo el comienzo.

Decidí explorar tipografías. Soy uno de esos fanáticos por las tipografías. Leo blogs, hago zapping en los sitios de las fundidoras y estoy suscripto a diversos newsletters que diariamente publican novedades y ofertas. Hay tipógrafos excepcionales y el estudio de la letra ha ido creciendo con el tiempo y la tecnología.

Busco variantes enfocadas en el trazo gestual, irregular, variable. O que de alguna forma las sienta como posibles opciones para ser una expresión de liqueed.

Relevo de fuentes tipográficas

Tener estas opciones juntas permite compararlas y analizar diferentes aspectos: peso, legibilidad, originalidad, entre otras tantas. Como este proceso de creación tiene la particularidad de ser abierto, voy a compartirlas con Alan, Ari y David, y conversar sobre ellas, en nuestra próxima reunión.

Simón pasa, las mira, y elige rápidamente una: “Usen ésta”, señalando la única que presenta colores variados. Y así como vino, se fue. “Lógico”, pensé. Justamente preservé sus colores para recordarme explorar este tipo de decisiones.

Vamos pues.

No hablé de paleta de colores con los chicos. Pienso en los colores primarios, de los cuales se parte para luego generar los demás. Colores luz o colores pigmento. En todo caso, son 3 colores y ellos 3 miembros fundadores.

Al mismo tiempo, busco expresiones visuales para nutrir de recursos las diferentes necesidades de identidad y comunicación que vengan con el tiempo.

Hasta que aplico una selección de todo lo que fui procesando:

Llegado a esta instancia, conforme y aliviado de la carga de sensaciones del inicio, pienso que el próximo paso es tener una conversación sobre todo este tramo del proceso con Alan, Ariel y David.

A ver qué piensan. A ver qué sienten.