Mujeres en ciencia e igualdad de género

Cada año, desde el 2006, el Foro Económico Mundial (World Economic Forum) publica el Global Gender Gap Report (Informe de la brecha global de género). Este informe trata de analizar la brecha de género alrededor del mundo y su puntuación se puede interpretar como el porcentaje de mujeres sobre el porcentaje de hombres (0=inequidad, 1=equidad). Este informe mide cuatro áreas en las que tradicionalmente las mujeres son perjudicadas: Participación económica y oportunidades, logros educativos, empoderamiento político y salud y supervivencia.

Por otro lado, el Banco Mundial (The World Bank), pone a disposición del público una base de datos estadísticos de género, entre otros datos, la cual proporciona datos desagregados por sexo y estadísticas de género que cubre datos relativos a la demografía, educación, salud, acceso a oportunidades económicas, etc. De esta base de datos se han tomado los referentes a la proporción de mujeres sobre los graduados en ciencias (Female share of graduates in science).

Ambos conjuntos de datos se han desagregado según su pertenencia o no a la OCDE, para estimar cómo influye esta en la brecha de género y la participación femenina en ciencia.

Primero se muestra la distribución de ambos indicadores.

Se observa que el máximo global en la distribución de la brecha de género para ambos conjuntos de países es aproximadamente el mismo, sin embargo el resto de la distribución no se comporta igual. Aquellos pertenecientes a la OCDE tienden a tener mayor equidad, mayor densidad en puntuaciones mas altas, mientras que para los no pertenecientes ocurre lo contrario, con un máximo local en puntuaciones menores, mayor inequidad.

En el gráfico relativo a la proporción de mujeres en grados de ciencias, se observa que los no miembros de la OCDE tienen una mayor dispersión, con un máximo entorno al valor 50% mientras que los miembros de la OCDE tienen su máximo en una puntuación inferior. Además aparecen dos máximos locales a ambos lados del máximo global.

A continuación se buscan correlaciones entre ambos indices.

Para los países de la OCDE no se encuentra correlación entre la brecha de género (Gender Gap Index) y la proporción de mujeres en grados de ciencias (Female share of graduates in science).

Para los países no miembros de la OCDE, se han ajustado los datos a un polinomio de segundo grado, encontrando una correlación moderada y un valor para R²=0,34.

Todo esto indica que, mientras que para los países de la OCDE, la participación de las mujeres en ciencia no guarda relación con la brecha o igualdad de género, si que lo hace para los países no miembros. Cuanta menor igualdad de género (menor puntuación en el Gender Gap Index) la participación de las mujeres en ciencia alcanza valores extremos (alta y baja participación) para estos últimos.

Una explicación de este fenómeno podría ser, que mientras que en los países desarrollados la participación de la mujer en ámbitos científicos puede ser debida a la vocación, en los países no desarrollados, sin embargo, la baja participación pueda ser debida a la restricción del acceso y la alta participación a la necesidad, siendo ambas causas ajenas a la vocación o a la voluntariedad de la propia mujer.

Se concluye que la participación de mujeres en ciencia es independiente de la brecha de género en los países desarrollados mientras que en los países no desarrollados existe una dependencia (en concreto, cuadrática) entre ambas variables.