Hedbanger, el legado de la supremacía masculina.

En el último año y medio Hedbanger ha alcanzado notoriedad nacional, así lo demuestran las estadísticas en nuestras redes y en las publicaciones nacionales en las que hemos aparecido.

Por lo mismo decidimos establecer una estrategia para conectarnos con todos aquellos que quieren ser parte de Hedbanger, con todos aquellos que quieren vivir la experiencia del estilo supremo de ser hombre y tener un espacio exclusivamente dedicado a fortalecer la masculinidad, donde más que una barbería y un whiskey bar somos un segundo hogar, la guarida, la cueva donde todos los lobos celebran sus gestas heroicas y sus victorias.

La estrategia es sencilla: expandirnos. Y eso solo será posible con la participación de todos, con el crecimiento de nuestra hermandad y el desarrollo de cada una de nuestras fortalezas a nivel nacional, multiplicadas con el esfuerzo y dedicación de quienes son ya parte de la familia Hedbanger y de quienes se integrarán en un futuro.

Una expansión como la que tenemos en mente requiere mucha comunicación y contacto, así como requiere mucha disciplina y un alto sentido del honor, lealtad y compromiso. Quienes nos conocen saben que Hedbanger es una escuela de formación del carácter y, como alguna vez alguien nos dijo, “la catedral del optimismo”. Hedbanger es un compromiso real por la recuperación de los espacios perdidos, la nobleza olvidada en el día a día y, principalmente, la construcción de nuevas historias, amistades, alianzas.

Para formar parte de esta hermandad lo primero es entender que la expansión nacional requiere dos áreas a cubrir: barberos calificados o con deseos de formarse en nuestra escuela y socios, o como nos gusta más nombrar a los sabios guerreros que se unen a nuestra aventura: los visionarios, los conquistadores.

Los barberos.

Todos los barberos que quieran ser parte de Hedbanger deben estar un cierto tiempo bajo nuestra formación y tutela, en la que se trabaja en elevar a un nivel de excelencia los potenciales de cada uno y sus habilidades sociales y de progreso y aprendizaje constante. Los interesados deben proporcionar su información en el formulario, donde se les dará seguimiento personal a cada caso en particular esperando encontrar a los barberos que nos ayudarán a crear la más grande escuela de la recuperación de la imagen masculina.

Los socios.

Los visionarios que se unirán a nuestra estrategia, a nuestra gesta heroica, deben llenar el formulario y con la información proporcionada se les dará un seguimiento personal buscando encontrar a los candidatos ideales, quienes comulguen con el espíritu de Hedbanger y lo que estamos intentando lograr, quienes entiendan que el plan de negocios que hemos construido obedece primero a una narrativa, a una historia que vale la pena escribir y contar, y que de la misma se desprenden los dividendos económicos y los morales. Estos visionarios son quienes nos ayudarán a transmitir el mensaje más importante de todos: Hedbanger es la cultura del estilo supremo.

Así, con este sencillo plan, esperamos contar con muchos miembros que vean en Hedbanger una posibilidad real de cambiar, a nuestra manera, la realidad y mejorarla.

¡Whiskey!

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.