Tierra fértil para las ideas

Con casi ya dos décadas de vida, los hackathones en la mayor parte de su historia habían sido eventos exclusivos para desarrolladores; y aún cuando en los últimos cinco años esto ha cambiado drásticamente, la definición del término aún limita su amplio potencial como herramienta para promover la creatividad, el desarrollo comunitario y la resolución de problemáticas sociales.

Sin embargo, después de un sinnúmero de eventos de “hacktivismo” social a través de muchos países en el mundo, ha quedado claro que los hackathones son campos de prueba para las nuevas ideas y tierra fértil para el crecimiento de la participación ciudadana.

Los hackathones estimulan las fibras creativas de los participantes y fomentan la resolución de problemas en un ambiente competitivo, amigable y casual. La diversidad de perfiles de los asistentes garantiza múltiples perspectivas hacia los retos y el tiempo limitado obliga a los participantes a destilar sus conceptos visionarios hacia soluciones ejecutables.

En una mezcla de estudiantes buscando nuevas experiencias de aprendizaje, activistas cívicos, profesionales de software buscando espacios para usar sus habilidades y ciudadanos comprometidos con la esperanza de un mejor país Hackea Hidalgo reunió en Pachuca a más de 75 desarrolladores, programadores y diseñadores en búsqueda de aplicaciones web y móviles como propuestas de solución a diversas problemáticas sociales. Durante dos días los hackers cívicos contaron con la participación y apoyo de un amplio grupo de expertos integrado por Miguel Salazar de Codeando México, Juan Pablo Escobar y Paulina Bustos de Cívica Digital, Diego García de Bridgefy, Marcela Cruz, Ramón Valles y algunos más quienes apoyaron a los participantes en diversos temas como diseño de interfase, escrapeo de datos, análisis de información, mapeo de datos y muchas otras técnicas de desarrollo y resolución de retos.

El hackathon de hackea Hidalgo se desarrolló los días 29 y 30 de Octubre en las instalaciones del Consejo de Ciencia Tecnología e Innovación de Hidalgo, CITNOVA. Los 75 participantes se dividieron en 15 grupos de trabajo con la misión de generar soluciones innovadoras que resolvieran alguna de las problemáticas predefinidas dentro de las categorías de: Seguridad y Bienestar, Movilidad y Transporte, Denuncia Ciudadana, Salud y Educación. Tras los dos días de trabajo, en donde se aplicaron diversas metodologías, los equipos presentaron sus ideas y el jurado seleccionó las tres propuestas ganadoras.

El equipo “Robotics”, de la universidad de Tula Tepeji obtuvo el reconocimiento de tercer lugar con una propuesta de hackeo en la categoría de “Salud y Medioambiente” con el desarrollo de una plataforma web para fomentar la adopción de perros y su cuidado responsable.

El equipo “Most Wanted”, también de la universidad de Tula Tepeji recibió el reconocimiento de segundo lugar con la propuesta de hackeo a la categoría de “Movilidad y Transporte” con la presentación de una aplicación móvil que notifica a los usuarios de las multas y fotomultas vehiculares.

Finalmente el equipo “Tuzolitics”, del Tecnológico de Monterrey Campus Hidalgo fue premiado con el primer lugar con su proyecto de hackeo hacia la categoría de “Movilidad y Transporte” con la propuesta de una aplicación móvil en la que usuarios del sistema de transporte Tuzobus pudieran monitorear en tiempo real vía GPS las unidades que brindan el servicio, con el objetivo de poder saber con precisión los tiempos de llegada de las unidades a cada estación y en consecuencia el tiempo de arribo del usuario a su destino.

Además del reconocimiento de primer lugar el equipo ganador tendrá el apoyo de los expertos de Codeando México para llevar la propuesta de una idea a un producto mínimo viable y del CITNOVA para vincularlos con la institución responsable de poder utilizar su producto como una solución real para los ciudadanos.

Aún con un largo camino por recorrer, es una realidad que Hidalgo no es la excepción en el desarrollo de la comunidad de hackers cívicos. La clara evolución de los proyectos y propuestas de hackeo a través de estos últimos tres años de hackathons en Hidalgo nos dejan ver un futuro alentador en el que jóvenes comprometidos con su estado aplicarán sus habilidades para que ellos y la ciudadanía en general puedan tener un mejor lugar donde vivir.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.