Huichol

Lifestyle: Huertos urbanos.

Crea tu propio huerto en tu hogar.

A lo mejor no se te había pasado por la cabeza, pero tener un huerto en casa es una forma estupenda de comer mejor, ahorrar y por qué no, mantener ocupada la cabeza.

Es una maravilla observar como los alimentos poco a poco crecen y al final acaban en nuestra mesa.

Hoy te cuento cómo montar un huerto en casa. Y me da igual que no tengas jardín. 
 Sobretodo un lugar soleado.

Puede ser un jardín, una terraza o incluso un pequeño balcón. Algunos dicen que la orientación es importante, que lo es. También que la humedad debe de tener unos niveles razonables… Todo aceptable. Pero lo que seguro vas a necesitar es un kit básico para comenzar a plantar y una toma de agua para que el riego te resulte más fácil o accesible.

Blog Oxfamintermon

Lo habitual es preparar la tierra antes de la siembra. El mes de febrero o el de marzo son los más idóneos dado que después en primavera y verano es cuando se cosechan plantas aromáticas y verduras.

Aún así, hay cosas como los ajos, cebollas, zanahorias o patatas que se siembran en el mes de febrero en las zonas donde no hace mucho frío.

Tendrás que añadir compost, sustrato y quizás abonos naturales.


También es buena época para lanzarte a probar con las hierbas aromáticas como albahaca, tomillo, romero, orégano o menta. Con que tengan buena luz y hagamos un riego moderado, tenemos una delicia fresca para condimentar muchísimos platos.

En casa, por ejemplo no me falla el cebollino. Ha resistido todo el invierno a pesar del desastre de tiempo que ha hecho en el mediterráneo, y ya parece mejorar de cara a febrero.

En el balcón por ejemplo, aunque sea pequeño tienes los sistemas de plantado en vertical (yo uso uno de éstos porque mi balcón es diminuto).

Pero te puedes servir también de carritos con ruedas (el típico de Ikea), cajas de madera, botes de conservas, y otras muchas soluciones recicladas.

Las mesas de cultivo con patas, son un gran invento. Son muy cómodas para trabajar en el huerto casero sin sufrir dolores de espalda. Incluso algunos modelos incorporan ruedas y separadores para que puedas clasificar por especies.

Unsplash Markus Spiske

Los huertos verticales, van muy bien para aprovechar la altura. Normalmente fabricados en prolipopileno o similar. Lo mejor de todo es que son, súper decorativos.

Y si no tienes ni un balcón enano, siempre te queda la opción de hacerlo dentro de casa. Normalmente se hace a través de invernaderos.

La cocina no es siempre un buen lugar para cultivar verduras. Ten en cuenta que aunque se puede usar luz artificial para los cultivos de interior, es mejor siempre la luz natural además es más sostenible y gratis. También es bueno que haya corriente de aire.

Cada especie, cada época del año y cada fase, te va a marcar unas necesidades de riego. Lo ideal para este tipo de huertos, sobretodo si son pequeños son riegos muy cortos pero frecuentes.

Dicen que es bueno no mojar las flores sino la tierra y que cuando hace más calor, hay que regar más (lógico ¿No?)

Unsplash Markus Spiske
La última moda en cultivo de huertos domésticos. Son verduras de tamaño muy mini que se pueden consumir pocas semanas después de plantarse. Son micro remolachas, micro zanahorias o brotes de guisantes.

También son muy fáciles de cultivar los brotes, y son perfectos como ensalada o guarnición.

Y los más micro son los germinados que sólo necesitan semillas, un frasco de cristal y una gasa o toalla fina. Las especies favoritas suelen ser la de eneldo o guisantes.

Entonces qué,

¿Te vas a animar a cultivar tu propio huerto urbano y ecológico?

Contarme cómo os lo habéis montado. ¡Venga!


Originally published at www.unapizcadehogar.com.

Sígueme en |Facebook | Twitter | Instagram | Google+|