Decisiones

Nuestra vida está llena de decisiones, y en el mundo del cine, una pequeña decisión te puede cambiar la vida. Este es el caso de dos actrices, una es británica, y la otra americana. Ambas llevan el mismo nombre, y a ambas se les ofreció el mismo papel estelar en una película. Pero la historia no comienza con ellas, la verdad es que todo esto se va mucho tiempo atrás, exactamente en el año 1991, donde Walt Disney estrenaba su éxito taquillero La Bella y La Bestia.

Luego de su estreno, la película se convirtió en una de las películas favoritas de todos los niños, y de muchos adultos también (¿O, es que a caso a ti no te gusta la película?). Luego viajamos en el tiempo hasta el año 2011 donde un joven crea una historia única, y lo más increíble es que es un musical. El joven, llamado Damien Chazelle, buscó un patrocinador para filmar su película, pero solo consiguió 800 mil dólares, y eso no le ajustaba para llevar su idea al cine. Pasó un año más donde Damien tuvo otra idea para una película, pero esta vez, filmó un cortometraje para demostrar el potencial que tenía. Luego de ver el cortometraje, algunas casas productoras le ofrecieron dinero para que pudiera filmar su película, que finalmente se llamaría Whiplash (para los que no la han visto, corran a buscarla porque se pierden de un peliculón). Whiplash logró 5 nominaciones para los Premios Óscar, y ganó en 3 de esas categorías.

Estas nominaciones llevaron a Damien a hacer eco en un lugar tan complicado para triunfar como lo es Hollywood, y finalmente recibió una propuesta para filmar su película con un presupuesto de 25 millones de dólares. Luego de 4 años, su sueño se empezaba a convertir en realidad. Y tenía en mente a una actriz para su papel estelar, Emma Watson. Cuando Watson recibió la propuesta, ella tenía otro posible trabajo el cual podía aceptar, El remake de la Bella y La Bestia. Pero, ¿Quién puede rechazar a Disney verdad? Emma Watson decidió unirse al estudio de “la casa del ratón”, y rechazar a Damien. Un tiempo después, Damien contactó a Emma Stone para ser la actriz estelar en su nueva película, y ella aceptó el reto. Stone tuvo que pasar muchísimas horas practicando sus coreografías y su canto. La película finalmente se llamó La La Land, actualmente está nominada a 14 categorías en los Premios Óscar, incluyendo a Emma Stone como mejor actriz, y Damien Chazelle como mejor escritor de una historia original, y mejor director. Así que ahora me pregunto, ¿Será que Emma Watson se está arrancando los pelos ahorita? o ¿Simplemente nadie puede decirle NO a Disney? Al menos esto nos deja una lección, no hay que subestimar a los chicos, porque rápidamente se pueden hacer grandes.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.