Plan de Nutrición Anti-Inflamatorio

La inflamación es un mecanismo del cuerpo para protegerse de infección, trauma, toxinas, enfermedades crónicas y estrés físico. Es la manera en que el cuerpo se protege de agentes externos como las bacterias y el virus. Es importante entender que la inflamación es una respuesta sana por parte de nuestro sistema inmunológico, y sin ella nuestras heridas no sanaran y las infecciones podrían convertirse en mortales.

¡Pero hay que saber diferenciar!

Hay grandes diferencias entre la inflamación aguda y la inflamación crónica. La inflamación aguda surge repentinamente y progresa bastante rápido hacia la resolución. Por ejemplo, te estas paseando en tu bicicleta y de repente te das una caída fuerte sobre la rodilla, lo mas seguro es que esa rodilla se pondrá roja, hinchada y caliente, esto es la respuesta de tu sistema inmune que te esta protegiendo de infección y de trauma. La inflamación crónica es de larga duración y el cuerpo sigue creando respuestas inflamatorias que pueden durar semanas, meses e incluso años; que a lo largo alteran los procesos fisiológicos normales del cuerpo y llegan a dañar el sistema inmune. Hay diversas causas de la inflamación crónica, en algunos casos empieza como una inflamación aguda que se prolonga, también existe en casos de enfermedades como el lupus, osteoartritis, la enfermedad de Crohn y la enfermedad inflamatoria de intestino.

La inflamación crónica también ocurre debido a factores del medio ambiente y de estilo de vida, como la nutrición, falta de ejercicio, estrés, el cigarro, consumo excesivo del alcohol y contaminación.

El problema esta en que dentro de la medicina convencional la inflamación crónica raramente esta relacionada con la nutrición; pero deja decirles tanto por experiencia propia y estudio extensivo del tema:

¡La nutrición es una de las herramientas mas potentes para la prevención y sanación!

Entonces ¿Cómo podemos usar la nutrición para prevenir y combatir la inflamación crónica? Es muy fácil: Un Plan de Nutrición Anti-inflamatorio. Personalmente a mi no me gusta la palabra “dieta” ya que hace referencia a una experiencia restrictiva que tiene un inicio y un final. Por ejemplo, “La Dieta Mediterráneo”, para muchos es un estilo de vida entonces yo he decidido llamarlo “El Plan de Nutrición Mediterráneo”. Para algunos les puede parecer esto absurdo pero yo creo que ya es tiempo de empezar a ver el panorama completo: nuestro cuerpo como una unidad, nuestras elecciones nutricionales como un estilo de vida y la comida como algo divertido, nutritivito, delicioso, colorido y flexible.

La comida no nos debe causar estrés y miedo, no debe ser desabrido, aburrido y complicado y aun mas importante la comida no es nuestro enemigo, sino lo es la falta de información que lo rodea.

Quiero invitarlos a LIBERARSE del miedo y el estrés que rodea la comida y juntos podemos trabajar en crear una relación sana y divertida! Vamos empezando en este momento, al aprender como incorporar comida anti-inflamatoria en nuestro plan de nutrición.

Dos de mis planes de nutrición anti-inflamatorios favoritos son el Mediterráneo y el de Dr. Andrew Weil, vale la pena que los revisen. Yo les voy hablar de 10 de mis comidas anti-inflamatorias favoritas que pueden empezar a incorporar en su vida!

· Peces de Agua Fría: Mi favorito es el salmón silvestre, que esta lleno de Omega-3.

· El camote: Es un carbohidrato complejo anti-inflamatorio lleno de vitamina B6 y de fibra. Personalmente es de mis verduras favoritas!

· La espinaca: Esta verdura anti-inflamatoria esta llena de carotenoides y flavonoides antioxidantes , además cuando se cocina al vapor podemos absorber el hierro que contiene. Recomiendo que todas tus verduras con hojas los compren orgánicos cuando sea posible.

· Brocoli y otros vegetales crucíferos: El brócoli, las coles de Bruselas, la col rizada, la coliflor y otras verduras de hoja verde, contienen sulforafano, el cual se asocia con enzimas de bloqueo, que están vinculadas al deterioro de las articulaciones y en consecuencia, a la inflamación crónica.

  • Cebollas: Sus propiedades anti-inflamatorias han hecho de ellas un remedio popular y casero para el asma durante siglos.
  • Aceite de Oliva Virgen Extra: Una gran fuente de ácidos grasos y omega 3.
  • Bayas y uvas: contienen antioxidantes anti-inflamatorios
  • Canela: Contiene manganeso, el cual desempeña un papel crítico en el control de la inflamación.
  • Especias: La cúrcuma y el jengibre son dos de las especias anti-inflamatorias más potentes y se pueden utilizar como tés o en varias recetas.
  • Granos integrales: llenos de proteínas, fibra, vitaminas, minerales, son carbohidratos de bajo índice glucémico y una parte importante de la dieta anti-inflamatoria. Los granos enteros incluyen:
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.