“Tazón de Buda anti-inflamatorio”

Lo maravilloso de los tazones de Buda es que puedes mezclar todo lo que quieras! Son una gran opción para llevarlos al trabajo o cuando vas de prisa, porque puedes cortar todos los ingredientes desde antes y por la mañana ponerlos rápidamente todos juntos en un tazón.

Hoy he creado un tazón de Buda incluyendo ingredientes altamente nutritivos a base de plantas que son conocidas por sus propiedades anti-inflamatorias.

¡Estos tazones se consideran comidas completas!

Aquí te voy a decir como preparar el tuyo:

Quinoa

A menos que hayas sido diagnosticado con alguna enfermedad que te hace intolerante a los granos, quitar los granos de tu plan nutricional no es una buena idea. Los granos, que son los carbohidratos, son la fuente principal de energía para nuestro cerebro y cuerpo.

Brown rice
Los carbohidratos se dividen en moléculas de azúcar más pequeñas llamadas glucosa, que es el combustible para nuestro cuerpo y cerebro.

Sin una cantidad adecuada de glucosa almacenada en el cuerpo, otros nutrientes, como grasa o proteína muscular, no pueden producir energía. Con la cantidad correcta de carbohidratos disponibles para los músculos, la proteína es libre de hacer su trabajo principal que es reparar y reconstruir el tejido muscular, lo que maximiza la ganancia muscular.

Lo importante es saber cómo elegir el combustible adecuado!

Mis granos favoritos son: quinoa y arroz integral, pero también puede usar alforfón y cuscús para tu tazón de Buda.

La quínoa, que es técnicamente una semilla, contiene 8 gramos de proteína por taza, pero puedes complementar esto agregando otra proteína a base de plantas como: garbanzos, lentejas, frijoles, habas negras, tempeh o tofu (asegúrate de que sea tofu orgánico). Yo decidí agregar garbanzo, pero también se puede agregar hummus, hay marcas orgánicas de hummus que están disponibles o puedes hacerlo tú mismo es ¡muy fácil!

Diferentes verduras contienen diferentes vitaminas, minerales y antioxidantes, así como fibra y agua.

Es por eso que es tan importante hacer tu comida colorida agregando un arco iris de verduras. Para hacer un tazón de Buda anti-inflamatorio agregué espinacas, arándanos y puré de camote horneado, semillas de chía y una pizca de cúrcuma (la cúrcuma es un muy buen ingrediente para agregar al hummus casero).

También le puse tomates cherry y pepino orgánico. Es importante entender la relación fruta-verdura, se recomiendan 2 porciones de fruta al día mientras que las verduras deben al menos 5 porciones. También recomiendo la elección de frutas con un bajo índice glicémico, lo que significa que son bajas en azúcar, por ejemplo: manzanas, moras azules, frambuesas, fresas, naranjas, etc.

La grasa saludable es uno de los tres macronutrientes que tu cuerpo necesita para crecer, reproducir células sanas y mantener tu cuerpo funcionando correctamente.

Las grasas saludables ayudan a tu cuerpo en la absorción de otros nutrientes como las vitaminas liposolubles (vitamina A, D, E y K), las usamos para producir hormonas en el cuerpo además la grasa se almacena alrededor de los órganos para protegerlos.

Aquí te pongo algunos ejemplos de grasas saludables: aceite de oliva (que también puedes agregar a tu hummus casero), semillas de ajonjolí, almendras, semillas de girasol, nueces y aguacate. ¡Yo decidí añadir aguacate a este plato ya que es mi grasa saludable favorita!

Los alimentos fermentados apoyan a las bacterias intestinales sanas, que desempeñan un papel crucial en la digestión, la absorción y el sistema inmune.

Los prebióticos y probióticos son dos nutrientes que están implicados en este proceso. Los prebióticos provienen de la fibra de las plantas y alimentan las bacterias de tu intestino.

Si tú comes una buena variedad alimentos enteros puedes estar seguro que tienes lo que se necesita para alimentar tus bacterias intestinales. Los probióticos (o bacterias amigables) se encuentran en alimentos fermentados como kimchee, chucrut y kéfir. También están en algunos yogures y bebidas fermentadas como kombucha. Ellos se reproducen en estos alimentos a través del proceso de fermentación.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.