Cómo las Redes de Comunicación Social Comprometen tu Seguridad

www.inter-disciplinary.net

¿Alguna vez has pensado en los riesgos de seguridad de las redes sociales? La mayoría de las personas no consideran los riesgos de estas herramientas de comunicación en línea. ¿Por qué? Porque su fascinación con el Internet y las redes sociales les han hecho olvidar cuán fácil otros pueden utilizar la información que compartimos en línea para hacernos daño. Todavía estás a tiempo para hacer pequeños cambios en cómo compartes tu información personal y cuánta información compartes con otros para reducir los riesgos y consecuencias de éstas acciones.

Las redes de comunicación social se han convertido en una parte esencial de nuestras vidas. El público general las utiliza para crear redes de contacto profesional, buscar empleo y para comunicarse con amistades y familiares. Las empresas las utilizan para mercadear sus productos. El gobierno las utiliza para mantener al público informado sobre las últimas noticias sobre seguridad y protección. De igual forma, las redes de comunicación social han introducido riesgos de seguridad en nuestras vidas. Específicamente, éstas han deteriorado los niveles de privacidad del usuario logrando que éstos y sus familiares estén más expuestos y vulnerables a los crímenes cibernéticos.

www.colombiadigital.net

Los usuarios del Internet tienden a compartir cantidades exorbitantes de información privada sin pensar en cómo ésta se puede utilizar en contra de ellos. Esto es más común en niños y adolescente, los cuáles son más propensos a adoptar nuevas tecnologías y herramientas de comunicación social en línea sin considerar las consecuencias de incluir información privada en la página del perfil del usuario. Esta población también puede ser tentada fácilmente a hacer click en enlaces no confiables que pueden dar acceso de su computadora a un pirata informático (“hacker”) o a participar en mensajes en cadena que solicitan detalles personales, en especial si provienen de personas que ellos han aceptado como una ‘amistad cibernética.’ Algunos ejemplos de cómo el divulgar demasiada información privada puede impactar tu seguridad son:

  • Perfiles del Usuario: éstos tienden a mostrar información como la ciudad natal del usuario, la ciudad en donde residen actualmente y la fecha de nacimiento. Compartir esta información puede parecer inofensivo pero ésta es información que usualmente es utilizada por instituciones financieras para verificar tu identidad, para solicitar tarjetas de crédito y en preguntas de seguridad de banca en línea. Divulgar tu nombre completo y la fecha de nacimiento aumenta las probabilidades de que otros puedan robar tu identidad.
blogs.msdn.microsoft.com
  • Actualizaciones de estado: ampliamente utilizados por los usuarios para mantener a la familia y amistades al tanto de su localización, estado de ánimo, planes de viaje y actividades diarias. Sin embargo, ésta es la principal fuente de información de los criminales que buscan una oportunidad para comprometer la seguridad del usuario. Las actualizaciones continuas acerca de los lugares que visitas diariamente, las horas del día en las que estás fuera de tu hogar y los planes de viaje con la familia también proveen patrones de comportamiento que pueden ser utilizados por criminales interesados en entrar a tu hogar para robar o perseguirte para cometer otros crímenes.
  • ‘Amistades en línea’: los usuarios raramente conocen bien a muchos, sino a la mayoría, de las ‘amistades’ en línea que han conocido a través de las listas de contacto de otras amistades o mediante una interacción corta en un foro de redes profesionales o sociales. La falta de información a cerca de estas ‘amistades’ hacen que el usuario sea más vulnerable a ser víctima de acecho cibernético, piratería, robo de identidad u otros crímenes cibernéticos. En el mundo del Internet también viven piratas informáticos (‘hackers’), acosadores y acechadores cibernéticos (‘cyberbullies’ y ‘cyberstalkers respectivamente) quienes saben cómo disfrazarse muy bien para extraer la información que necesitan de sus víctimas.

Aún cuando los expertos en seguridad y protección cibernética han brindado muchos consejos sobre este tema, las personas que utilizan las redes de comunicación social tienden a compartir más información personal de la que deben. Equivocadamente los usuarios piensan que están protegidos por la configuración de privacidad en cada una de sus cuentas de comunicación social. Con 3.2 billones de personas conectadas al Internet alrededor del mundo, debemos de implementar medidas que garanticen que nuestra seguridad cibernética y física no está comprometida. El siguiente video muestra como actuaríamos en la vida real si compartiéramos toda la información privada que divulgamos en el Internet.

Save The Children España

El Internet y las redes de comunicación social son una gran parte de nuestra vida diaria. Dependemos de éstas para hacer negocios, conectar con amistades y familiares y para mantenernos informados. Por esta razón es importante que las utilicemos inteligentemente.