Aaron Judge, el gigante de los Yankees

Al comienzo de la temporada en una simple mirada a la alineación, se notaba la ausencia de las acostumbradas superestrellas en los Yankees. Con la partida de Carlos Beltrán y los adioses del béisbol activo de Mark Teixeira y Alex Rodríguez, analistas y comentaristas apartaban de sus vaticinios a los siempre competitivos conjuntos del Bronx.

Pero con el positivo rendimiento de veteranos establecidos conjugado al de jóvenes figuras, la historia ha sido otra. Así a mitad del ciclo competitivo 2017 en la Gran Carpa, los de New York marchaban segundos de la división Este de la Liga Americana, en buen parte gracias al aporte del gigante del dorsal 99 y otros bisoños, que colman el Yankee Stadium de aficionados sedientos de espectáculo y de batazos de larga distancia.

Judge fue escogido en el lugar 32 del draft en la 1ra ronda por la organización de los Yankees

El californiano transitó desde el 2014 por organizaciones de ligas menores de los mulos del Bronx procedente de la Universidad de Fresno desechando todas las teorías en contra de su tamaño a la hora de practicar béisbol. En 154 juegos en AAA llevó más allá de los límites 27 pelotas, tres menos que los acumulados a mitad de temporada en la MLB.

“Sabíamos que era un buen jardinero, que podía correr bien las bases. Lo que buscábamos era consistencia porque si un muchacho de ese tamaño hace contacto con consistencia, podrá hacer bastante daño” aclaró a mlb.com Joe Girardi, manager de los Yankees desde 2008\

De carácter afable y noble según sus cercanos, el gigante debutó el 13 de agosto 2016 con cuadrangular y en su segundo juego repitió la marca para convertirse en el segundo Yankee en conectar dos bambinazos en sus primeros dos partidos. Pero las lesiones solo le permitieron pararse en el cajón derecho del plato en 84 ocasiones en la temporada 2016, lo que le permite competir por el Novato del Año del 2017.

Desde entonces, sus cuadrangulares no dejan de sacudir marcas. Pegó 13 jonrones en 26 partidos para convertirse en el jugador más joven de la historia en lograrlo. El número 20 registró la distancia más larga registrada desde el 2009 con 495 pies (según ESPN fueron 496). Con su para la calle 29 marcó pauta en la historia de su equipo al igualar el record para un novato de Joe DiMaggio, el 30 constituye récord para el equipo para la mitad de temporada, y parece no tener límite.

Batazo del 11 de junio, según Statcast, el más largo desde 2009

Desde bien pronto avaló su pasaje para el All Star y el derby de jonroneros, junto a su candidatura por la triple corona: primero en bambinazos con 30 (28 contra equipos de la Liga Americana), segundo en empujadas con 66 y tercero en promedio ofensivo con 329. Y con 2.01m y 128 kg de peso se convirtió en el jugador más pesado y alto a la vez que ha participado alguna vez en el Juego de las Estrellas.

La mesa estaba servida para un derby de cuadrangulares épico. Aunque el cotejo final no fue contra el local Giancarlo Stanton como todos esperaban, pues el receptor Gary Sánchez coequipero de Judge lo venció en la primera ronda, y desapareció la posibilidad de que Stanton se convirtiera en el tercer jugador en ganar dos festivales de batazos consecutivos, solo lo han conseguido Ken Griffey Jr. y Yoennis Céspedes.

Comparación de Judge con otras figuras del deporte. GIF tomado de ESPN

Así, el juez puso orden en la corte y venció, no sin sudar, a cada uno de sus rivales en el Festival de Jonrones 2017. Enfrentó al invitado local Justin Bour (24–22 en primera ronda); al novato Cody Bellinger (13–12 en semifinales), jardinero de 22 años de los Dodgers y uno de sus archirrivales mediáticos; y al dominicano Miguel Sanó de los Twins en la final (11–10).

Así se convirtió en el cuarto jugador de Yankees en ganar un derby de bambinazos. Solo lo han conseguido Robinson Canó en el 2011, Jason Giambi (2002) y Tino Martínez (1997), pero ninguno se ha acercado a los 48 vuelacercas de la noche del 11 de julio en el repleto Marlin Park de Miami.

Se lo toma con calma según sus propias declaraciones, y deberá hacerlo de cara a una segunda mitad donde los pitchers realizarán ajustes a la hora de enfrentarlo y trabajarán sobre algunas de sus debilidades.

Por el momento, a fuerza de batazos, Judge convence a los lentes fotográficos que no se pierdan ninguna de sus comparecencias. Aún le queda mucho trabajo por delante para convertirse en una auténtica figura de la MLB, para acabar con los incredulos y regar con esperanza el césped del Yankee Stadium, para convencer al equipo más ganador de las mayores a aceptar su dinastía y construir sobre su talento y el de alguno de sus compañeros a la nueva generación de estrellas de los Bombarderos del Bronx.

Mejores Jonrones de Judge. Youtube

*Estadísticas tomadas de mlb.com

Like what you read? Give Lázaro Arias a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.