¿Aguas tranquilas en Cuba? La verdad sobre el ataque de tiburón en Guardalavaca (+ Video e infografías)

En la noche del pasado cuatro de noviembre, aproximadamente a las 11:30 p.m., un grupo de jóvenes fue atacado por un tiburón en Playa Guardalavaca, polo turístico de la oriental provincia de Holguín. Uno de ellos murió debido a las heridas recibidas en una pierna.

Las noticias dieron cuenta de lo inusual de este acontecimiento, el primero que se reporta en el balneario, donde no se había registrado con anterioridad la presencia de la especie marina.

¿Son frecuentes los ataques de tiburones en Cuba?

Cuba, destino en alza para el turismo internacional, no está entre los países que poseen balnearios peligrosos, señala el sitio Viajar Seguro que toma en cuenta los ataques de tiburones, medusas, cocodrilos, fuertes corrientes marinas, delincuencia y contaminación.

Aunque todavía no tenemos acceso a datos de instituciones del país que den cuenta del número exacto de estos incidentes, otras fuentes internacionales revelan las pistas. Según el programa internacional Shark Attack File de la Universidad de Florida desde el año 1580 a la actualidad se tiene registro de 11 ataques no provocados por tiburones en las aguas cubanas. Mientras que Shark Attack Data contabiliza cerca de 40 ataques no provocados desde el año 1700 hasta el 2016.

La mayoría de los sitios consultados coinciden en un dato: el primer ataque del que se tiene constancia en el país ocurrió en enero de 1749, en la bahía de La Habana y la víctima fue un marinero inglés, quien perdió un pie.

Por lo menos 60 especies de tiburones habitan en las aguas del archipiélago cubano y el más común de ellos es el de arrecife, dijo en una entrevista Omelio Borroto Leiseca, investigador, documentalista y director general de la serie de televisión Naturaleza Secreta de Cuba. “Aunque son grandes y majestuosos predadores, con sentidos bien desarrollados, su agresividad hacia las personas ha sido exagerada por la literatura y el cine”. Sin embargo, advirtió, no deben pasarse por alto ciertas precauciones.

El incidente en Guardalavaca ha puesto en alerta a los bañistas de la isla. Si bien la mayoría de las especies de tiburón que habitan en nuestras costas no representan peligro, las autoridades recomiendan evitar el baño nocturno en el mar pues generalmente estos depredadores marinos se alimentan en las tardes, noches y al amanecer.

Las cifras dicen que los ataques de estas especies en aguas cubanas son aislados, insólitos. Es la estadística de uno en un millón, así que precaver nunca estará de más.

Algunas recomendaciones para evitar incidentes en las playas:

  • Elegir lugares seguros para bañarse y vigilados por socorristas.
  • Vigilar a los menores en todo momento cuando estén en el agua o jugando cerca de ella.
  • Si no sabe nadar o no lo hace bien, utilizar un chaleco salvavidas para bañarse o practicar un deporte acuático.
  • Respetar el significado de las señales de aviso.
  • El consumo de alcohol antes o durante el baño en las playas disminuye la capacidad de reacción ante un peligro e induce a adoptar conductas que puedan poner en riesgo la salud.
  • Aléjarse del agua en las noches o en la madrugada. Los tiburones cazan regularmente a estas horas y se acercan a la costa.
  • Salir enseguida del agua si se encuentra cansado o siente frío.
  • Muertes provocadas por ataque de tiburón: ocurren cerca de seis veces al año en el mundo (Shark Attack File de la Universidad de Florida)
  • Turistas en Holguín (2017): 200 mil visitantes

Originally published at www.cubahora.cu

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.