Mi universidad: 65 años de aporte a la nación

Este 24 de noviembre el programa televisivo Mesa Redonda estuvo dedicado al aniversario 65 de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas.


Tratar de condensar en 65 imágenes todo el accionar de una institución de excelencia como los es la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas constituye una tarea titánica. Resulta entonces imposible hacer una selección sin que queden fuera momentos importantes de esta casa de altos estudios durante el curso. Este post solo es una panorámica con varias aristas del funcionamiento de la universidad.

Con la salvedad de realizar tamaña injusticia, pero con el regocijo de festejar la culminación un gran curso escolar y abrirle las puertas a otro, sirva este resumen como homenaje a los 65 años de UCLV.



El periodista Randy Alonso recorre lugares emblemáticos de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas como preámbulo de la Mesa Redonda dedicada a esta institución.




Este aniversario convoca a regalar unas líneas a la central casa de altos de estudios que el próximo 30 de noviembre celebrará el importante cumpleaños.

Hace unos días un amigo buscaba la respuesta a la pregunta ¿Qué significa para ti el 65? Y coincidimos en que el aniversario 65 para nosotros es el hecho que corona una larga historia de la que apenas hemos vivido una biopsia; una historia a ratos burguesa, a ratos rebelde y revolucionaria.

Ambos sí coincidimos en que somos herederos de un hálito, probablemente de los fundadores, tal vez de quienes llegaron después; que nos hace entregarnos a la universidad más allá de las obligaciones con una formación exclusivamente académica.

Y es que la universidad, nuestra Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas, para quienes la asumimos como una forma de vida ofrece disímiles espacios a los que los estudiantes podemos entregarnos en correspondencia también con nuestras aspiraciones profesionales y personales.

El pedacito nuestro que dejamos en la universidad es una decisión muy individual en la que solo cuenta el deseo de mantener vivo el espíritu universitario. Lo importante es dejar la huella, no en un documento legal que hable de todo lo que hicimos o no, sino en nuestra conciencia como testigo indiscutible de haber vivido a plenitud una etapa a la que casi todo el mundo quiere regresar.

Para algunos la universidad no va más allá de los turnos de clase, otros viven intensamente el arte aficionado y los deportes, algunos viven para un experimento de laboratorio, otros para un libro y para desandar el campus ante el que no somos nada y otros para llenar cuartillas sobre acontecimientos de la vida universitaria.

La magia atrapante está en esa pluralidad, en esa confluencia de disciplinas y gente con visiones diferentes sobre la realidad.

Por mi universidad he interpretado también a mi país, sus organizaciones y sus pasos. En mi universidad, que no es perfecta, he conocido gente inteligente y capaz que nos lleva por el buen camino, gente ansiosa por triunfar, por superarse, por distinguirse en la sociedad como profesionales salidos de este centro.

Pero sobre todas las cosas, en la UCLV he conocido amigos serios que quedarán ya para siempre, y he vivido junto a ellos momentos que forman parte de la historia que contaremos en el futuro cuando alguien nos pregunte: ¿Qué significa para ti este aniversario?

Los invito a que compartan, como hice yo, sus criterios acerca del significado que tiene para ustedes este 65. (Por: Javiel Fernández Pérez)

Like what you read? Give Blog Horizontes a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.