La Historia del Contenido, un documental que no hay que perderse

Quien se interesa, tiene dudas o busca argumentos de por qué subirse al carro de la “mercadotecnia de contenidos”, no puede perderse el film de larga duración de Content Marketing Institute (CMI), el primer documental comprehensivo sobre una herramienta que transforma la manera como las marcas se relacionan con sus consumidores.

Son muchos los puntos que hacen de esta pieza un “must” que no hay que perderse. “Story of Content: Rise of the New Marketing” establece varias verdades…

· Que el Content Marketing no es un concepto nuevo, sino más bien una vieja práctica (la productora de tractores John Deere la tenía como herramienta fundamental de venta ya en ¡1895! Demostrando de paso y durante más de un siglo, que los canales digitales no son la única vía para hacer mercadotecnia de contenidos ni contar historias sobre tu marca).

· Que hoy, el consumidor está en completo control de lo que quiere. Por eso, las marcas que tienen mayor éxito al usar la herramienta son las que entienden que el content marketing está “al servicio de los intereses del consumidor”. The Furrow, la revista de John Deere que aún se edita en el 2015, apenas menciona el nombre de la marca, centrándose en las necesidades de información del granjero americano. Así lo hace también River Pools, hablando de albercas.

· Que la tecnología digital y la administración acertada de contenidos de valor ha regalado al mercadólogo con decenas de nuevos canales y posibilidades para “tocar” a sus mercados.

· Que el contenido de valor es la gasolina para establecer conexiones directas y efectivas con el consumidor. Los videos de la marca de licuadoras Blendtec son un excelente ejemplo de ello. Tanto, que no pararé hasta tener una Blendtec en mi cocina. Solo vean uno de estos videos y decidan si quieren o no contar con un aliado así de poderoso en sus cocinas.

· Que, si bien son pocos los mercadólogos que entienden al 100 qué es y con qué se come la mercadotecnia de contenidos, hay una verdad que se impone: nadie se interesa por tu producto per se, ¡LO QUE BUSCA ES SATISFACER UNA NECESIDAD!

· Que el content marketing no es el atajo que hoy permite un “gasto cero” en promoción y mercadotecnia. Habría que preguntarle a Marriott (otro ejemplo en el film de CMI) cuánto invirtió en el video de 15 minutos que hizo con un grupo de parcours recorriendo sus hoteles.

· Que el content marketing necesita tiempo, trabajo, experiencia profesional e inversión, porque no es ni gratis, ni fácil, ni instantáneo.

· Y que si a uno verdaderamente le interesa el tema que aborda un video y esta hecho profesionalmente, no hay regla válida que diga que no puede durar más de 30–40 segundos solo porque algunos piensen que el spread de atención de su público es el de un niño de cuatro años (¿Se acuerdan de las cápsulas de Plaza Sésamo? ¡pues hasta aquellas duraban alrededor de un minuto).

Quizá por ello, CMI se ha lanzado a hacer un documental de ¡43 minutos!

El programa de CMI no tiene desperdicio. Por ello, Craig Coffey, US Marketing Communications Manager de Lincoln Electric, señala que si el tema no le interesa a tu jefe, lo que necesitas “es atarlo a una silla y ponerlo a ver esta historia, para que entienda que el Content Marketing crea una verdadera diferenciación, capaz de generar ventas y crear beneficios duraderos en las relaciones entre la marca y su audiencia”.

Si te interesa realmente el CM, no dejes de ver este documental.

Y ¡síguenos en @icoimagen para reflexionar sobre esta nueva ola que está redefiniendo la forma como las marcas se comunican con su mercado.