Internet y redes sociales

Todo lo que siempre quiso saber sobre métricas y no se atreve a preguntar

Breve guía para dominar la jerga digital y crear mejores campañas de difusión para tu marca.

Implementar una estrategia digital no es cosa sencilla, especialmente para quienes dan sus primeros pasos hacia la digitalización. Aunque muchos buscarán un aliado, ya sea una agencia o un socio, es necesario que los encargados de esta transición sepan utilizar la jerga para poder comunicarse correctamente con quienes ejecuten la estrategia on-line.

Día con día las métricas de medición se van depurando y especializando, pero no es necesario conocer todas, pues algunas aplican solo en casos específicos o para usuarios avanzados. Sin embargo, hay algunas que son “de cajón” y todos las deberían dominar.

Algunas consideraciones…

La idea de compartir lo que parecería el “secreto” de las agencias digitales es impulsar a más empresas, despachos o marcas a incursionar en la digitalización y dejar atrás prejuicios sobre la “supercarretera de la información”. Y también para dar algunas herramientas que permitan cuidarse de quienes buscan sacar provecho del desconocimiento que los clientes tienen sobre internet.

La batalla por los clics en la red

Las métricas que podemos medir a partir de un sitio web son una guía para conocer a quienes lo visitan y para definir el tono y personalidad en línea de tu marca. Por mucho tiempo los clics fueron el objeto del deseo para los sitios pero, gracias al avance de los sistemas de medición, llegaron otras métricas más complejas y difíciles de alcanzar que obligaron a las marcas a no caer en malas prácticas.

Pageview: antes conocido como “clic”, es el número de veces que un usuario ingresó a alguna de las páginas dentro de tu sitio.

Es importante medir cuántos usuarios te visitan desde computadoras de escritorio y cuántos desde dispositivos móviles. Así sabrás qué tipo de contenidos requieres para mejorar la experiencia de los usuarios.

Unique user: es el número de usuarios que te visitan. Recuerda que un usuario puede dar varios clics dentro de tu sitio. Regularmente se rastrea a través de la dirección IP de la conexión a internet.

Sesiones: es el número de veces que un usuario único ingresó a tu página.

Sociodemográficos: sistemas como Google Analytics te permiten medir características de tus usuarios como:

  • País/ciudad: desde dónde ingresan a tu página.
  • Idioma: qué idioma tienen registrado en sus buscadores.
  • Sistema operativo: esto es útil cuando tienes pensado hacer un desarrollo específico, como una aplicación, y poder determinar si te conviene lanzarla para Android o iOS, por ejemplo.

Estos datos son importantes pues pueden darte pistas sobe posibles mercados a los que podrías aspirar y que tal vez no habías considerado, o si necesitas una versión bilingüe en descripción de servicios, productos, etc.

Tiempo de estancia: el tiempo que un usuario permanece navegando en tu sitio.

Tasa de rebote: mide cuántas personas ingresaron a tu sitio, pero salieron sin haber hecho ninguna interacción (clics) en cualquier otro lado del mismo.

Fuentes de tráfico: te permite conocer si la gente que visita de tu sitio llegó a través de buscadores (como Google o Yahoo!), redes sociales, mailings, blogs, etc.

Redes sociales: las métricas que te llevarán al Santo Grial

Tal vez el mayor mito al que se enfrentan las marcas que incursionan en redes sociales es el de la viralidad. Para lograrla no solo necesitas recursos, tanto monetarios como intelectuales, sino un profundo conocimiento de quiénes te siguen. La búsqueda por “ser viral” es como la del Santo Grial, y si hasta Indiana Jones necesitó de una guía para llegar a él, lo menos que puedes hacer es tener a la mano las siguientes métricas. Así que… ¡buena suerte con tu búsqueda!

Impresiones: el número de veces que tu publicación apareció en el muro o timeline de los usuarios.

Alcance: el número de usuarios que vieron tus publicaciones. Toma en cuenta que un usuario puede ver más de una vez tus publicaciones, por lo que la cifra de impresiones es regularmente mayor al alcance.

Interacciones: es el número de veces que los usuarios realizaron alguna acción con tus publicaciones como dar Me gusta, compartir, comentar, recomendar, retuitear, etc.

Tasa de interacción: porcentaje de personas que interactuaron con tus publicaciones.

Demográficos: al igual que en el sitio web, es importante conocer a tus seguidores en redes sociales, especialmente para poder desarrollar campañas enfocadas.

Los demográficos son especialmente importantes en redes sociales, pues son la base para poder promocionar contenidos en cada una de las plataformas en las que tengas presencia. Por ejemplo, para generar un anuncio en Facebook, necesitamos crear una “audiencia” a la que se le mostrará nuestro anuncio, y debemos de definir: edad, ubicación, idioma, intereses. Conocer esos datos de antemano te ayudará para generar contenidos que respondan a las necesidades de esas personas.

¿Y después qué hago con todo esto?

Estos datos servirán en un principio para poder delinear una estrategia digital que responda a las necesidades e intereses de tus usuarios/prospectos para poder promover de la mejor manera tu marca o servicios.

Luego se traducirán en los reportes de desempeño, que en sí son otro tipo de arte que hay que aprender a dominar, y del que desde luego que estaremos hablando en una futura entrega.

Comparte tus experiencias con nosotros en la sección de comentarios. También te invitamos a echarle un ojo a nuestra página y a seguirnos en redes sociales (Ln / Tw/ Fb).