Improve-in
Published in

Improve-in

Blockchain y la transformación de la confianza que Bitcoin propuso

(este artículo es una traducción de mi post original en el blog de Improve-in)

Blockchain (y Bitcoin primero, por supuesto) es usualmente descrito como una tecnología que permite a diferentes partes transferir valor entre ellas sin necesidad de confianza (trustless). Sin embargo, “sin necesidad de confianza” no es del todo acertado, sino mas bien una manera conveniente y breve de describirla. La verdad es que aún existe mucha confianza involucrada… sólo que con un twist. Permítanme divagar al respecto por unos minutos.

Uno de los cambios revolucionarios que nos brindó Bitcoin fue un cambio de paradigma sobre dónde ponemos nuestra confianza cuando transferimos valor digitalmente entre nosotros (un elemento clave en un sistema descentralizado). Y ese valor es, en muchos aspectos, dinero. Analicemos la confianza utilizando el dinero como caso de estudio.

¿En qué escenarios del sistema financiero actual está nuestra confianza involucrada?

  • Emisión de dinero y control de oferta
  • Almacenamiento del dinero y propiedad
  • Transferencia de dinero

No voy a discutir en este artículo la historia del dinero, sus características o el valor que cada una de sus formas posee. Tal vez en otra ocasión, veremos.

Desglosemos ahora cada uno de los escenarios de confianza previamente enumerados.

Emisión de dinero y control de oferta

En el sistema financiero actual, la mayoría del dinero es emitido por el estado (dinero “fiat”). Todas la monedas conocidas tales como USD, EUR, GBP o YEN son emitidas por sus correspondientes gobiernos o autoridades centrales. Su emisión y oferta están sujetos a las políticas monetarias de dichas autoridades. La única forma de dinero global que en algunos aspectos escapa el control del estado son los metales preciosos como el oro.

Dada la naturaleza centralizada de ese sistema, debemos depositar nuestra confianza en dichas autoridades en relación a esas políticas y tener esperanza de que tomen decisiones en nuestro beneficio.

La política monetaria según Bitcoin

La política monetaria de Bitcoin (y muchas criptomonedas) fue definida al comienzo e incluida en el código fuente mismo, visible y verificable por cualquiera. Los Bitcoins son generados de forma decreciente, en intervalos de 10 minutos promedio, hasta que alcancen un total de 21.000.000 de Bitcoins emitidos. Y eso es todo lo que habrá jamás (tecnicismos de lado).

No necesitamos confiar en una autoridad central para que decida cómo y cuándo emitir dinero, porque la política ya está establecida en el código del software que decidimos ejecutar para formar parte de la red Bitcoin.

Entonces, podemos decir que el foco de confianza en la emisión y el control de la oferta del dinero se transformó pasando de autoridades centrales a confianza en el sistema/red de Bitcoin, el cual siempre podemos verificar y eventualmente decidir usar.

Almacenamiento del dinero y propiedad

Dado que una de las funciones del dinero es ser resguardo de valor, debemos tener la capacidad de almacenarlo. Almacenar efectivo (cash) o una pequeña pieza de oro es simple y tenemos total control sobre eso. Sin embargo existen algunas otras formas de dinero para las cuales es mas complejo, como el dinero digital que usamos todos los días.

Cuando tienes dinero en tu cuenta bancaria, no tienes realmente 100% del control sobre él. Este es controlado por el banco, y tu sólo le pides que realice ciertas operaciones con él. Así es que tienes que confiar en ellos para que lo mantengan seguro, y que sean capaces de hacer lo que les pides que hagan. Lo mismo sucede si utilizas alguna otra compañía como procesadores de pago o pasarelas de pago (como PayPal) para almacenar tu dinero.

Además, si alguna autoridad solicitase al banco el embargo de tus fondos por determinado motivo, ellos deben hacerlo. Entonces, nuevamente, estás confiando en otra autoridad central con su juicio en lo que respecta a tu dinero.

La manera de poseer dinero según Bitcoin

En el mundo crypto, la propiedad viene de la mano de claves criptográficas. Para ponerlo de manera breve, la única manera de mover tu dinero en la red Bitcoin es teniendo las correspondientes claves privadas de la dirección en donde los fondos están anclados (locked).

No necesitas confiar en un tercero con tus fondos para que los almacene por ti. Lo único que necesitas poseer son las claves privadas asociadas con tus fondos, y te va a costar lo mismo tener un importe pequeño o grades sumas de dinero. Es más, nadie puede hacer nada con esos fondos a menos que tu lo desees. ¿Por qué? Porque, una vez mas, tu y sólo tu conoces esas claves.

Entonces, podemos decir que el foco de confianza para almacenar tu dinero se transformó para pasar de los bancos y/o compañías, a nosotros mismos y nuestra capacidad de resguardar correctamente las claves privadas correspondientes.

Transferencia de Dinero

¿Qué sería del dinero si no puede utilizarse en la economía transfiriéndolo?

Si entregas dinero efectivo, la transferencia es instantánea y tienes control total sobre ella. Pero necesitas presencia física para hacerlo, y esa es la razón por la que recurrimos a métodos electrónicos/digitales para transferencias remotas. Nuevamente, dependes de tu banco, procesador de pagos, o pasarela de pagos para que haga la transferencia en tu nombre en tiempo y forma porque, antes de Bitcoin, no había otra manera de transferir valor sin un tercero supervisando. Y ya que no tienes control total sobre “tu” dinero en ese caso, ahí estás confiando de nuevo.

Pero no sólo estás confiando en la institución que almacena tu dinero cuando quieres transferirlo, sino que además estás confiando en otras instituciones (incluso no sólo la tuya) cuando envías y recibes dinero también. En el sistema actual, dichas entidades son las que revisan, entre otras cosas, que haya suficientes fondos para ser transferidos, que esos fondos no se gasten más de una vez, y que los fondos lleguen al destinatario correcto.

La manera de transferir dinero según Bitcoin

Como ya dijimos, controlar tu dinero con Bitcoin y criptomonedas similares va a depender de que controles tus claves privadas. Y, gracias a Satoshi Nakamoto (creador de Bitcoin) y su solución al Problema de los Generales Bizantinos, podemos utilizar esas claves privadas para firmar digitalmente transacciones de dinero y enviarlas a través de la red sin necesidad de una tercera parte centralizada que controle, audite, o verifique ese proceso. Lo mismo sucede cuando recibes dinero, donde en lugar de confiar en quien lo envía puedes simplemente verificar por ti mismo que la transacción es válida.

Al transferir dinero de manera descentralizada, transformamos nuestro foco de confianza de terceras partes que usualmente nos permiten realizar esas transferencias, a un sistema distribuido con mecanismos que garantizan seguridad y, en muchos casos, resistencia a censura.

El problema central

Aún si la centralización tiene muchos beneficios, los cuales dependerán del observador, también presenta algunos problemas como pueden imaginar. En todos los casos, no sólo dependemos de las buenas intenciones de la entidad en la que ponemos nuestra confianza, sino también en su competencia e idoneidad para administrar nuestros valores y no cometer errores.

Pero entonces, ¿dónde está toda la confianza ahora?

Noten que la mayoría de las veces mencioné que no necesitan confiar en terceras partes para resguardar o mover sus fondos, pero pueden hacerlo si así lo desean. Sin embargo, no olviden que en esos casos están nuevamente en un escenario cercano al sistema actual.

Es importante hacer esa distinción, porque en el sistema actual no tienes alternativa salvo confiar en terceras partes para resguardar, transferir y operar dinero digital a través del planeta. En el mundo descentralizado puedes hacerlo si quieres, pero no necesitas hacerlo.

Sin embargo, como venimos diciendo, esto es una transformación de la confianza. La confianza simplemente no desaparece. Si te involucras con este nuevo sistema de dinero descentralizado, te vas a encontrar aún confiando… sólo que diferentes cosas. Te vas a encontrar confiando en el fabricante del hardware de cada computadora, router o “hardware wallet” que utilices. En un sentido práctico probablemente también te vas a encontrar confiando en los desarrolladores que crearon el software que estás utilizando, porque no es muy probable que revises las miles de líneas de código del nodo/wallet Bitcoin Core, por nombrar uno. Es cierto que también confías en todo eso con el sistema actual pero, dada la naturaleza centralizada, la verdadera confianza en esos casos está puesta en la autoridad central porque son ellos quienes “deben” asumir responsabilidad y usualmente quienes “deben” resolver tus problemas.

La diferencia clave ahora es que muchos de los componentes involucrados en este sistema descentralizado pueden ser auditados o revisados por nosotros. Nosotros tenemos ese poder. Podemos argumentar que en muchos casos el conocimiento requerido para comprobar todo lo hace prácticamente inviable, y eso es cierto. Sin embargo, aún en esos escenarios, todavía tenemos la opción de invertir tiempo y aprender lo que necesitamos, o decidir en que persona competente depositar nuestra confianza para verificarlo. La filosofía “open source” (código abierto) provee muchas alternativas y nos da la opción final de poner nuestra confianza en la sabiduría y vigilancia de la comunidad mundial.

Reflexión final

Todos (o la mayoría) de los puntos expuestos en este artículo aplican también a la tecnología Blockchain, no sólo al dinero (aún siendo el dinero EL valor transferible).

Por supuesto, transformar nuestra confianza de esta manera también conlleva una transformación en responsabilidades. Al tener más control sobre algo, también tenemos más responsabilidad sobre ello. Esto es algo que habitualmente está en constante batalla con la conveniencia. Y esa batalla puede desembocar a un futuro en donde no todos preferirán control sobre conveniencia, y la confianza seguirá depositándose en los actores usuales. Además, no debemos desestimar el hecho de que implementar dicha tecnología transformadora de confianza como Blockchain viene con costos asociados: tecnológicos, sociales, e individuales.

La transformación de la confianza se convierte en una transformación de paradigma si pensamos que muchas de nuestras actividades como sociedad dependen de una autoridad central supervisando, autorizando, y controlando ciertos aspectos de nuestras interacciones. Pero ¿qué pasaría si esas autoridades viesen sus responsabilidades sustancialmente reducidas? ¿o incluso desaparecieran por completo? Si pensamos que esto podría pasar en el futuro cercano con el dinero, una de las más importantes (sino la más importante) construcciones sociales de la humanidad, un nuevo mundo puede estar esperando muy cerca.

¿Estás de acuerdo? ¿Que opinás sobre la confianza?
Más que feliz de recibir tu feedback. Contribuciones bienvenidas.

--

--

News and thoughts from a team in a Dev Shop specialized in FinTech solutions

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store