Loffice Textilia, espacio de coworking en Asunción. Imagen extraída de La Fanpage de Loffice.

¿Por qué renuncian los jóvenes a sus trabajos?

Análisis de un estudio realizado por Nauta para Enseña Por Paraguay

Los empresarios muchas veces se preguntan por qué renuncian los jóvenes. “¿Por qué está generación es tan diferente a la mía? ¿Cómo hago para “retener” a esos talentos que tanto me costó conseguir?”.

Existe una brecha casi inalcanzable entre las miradas de los “jefes” y los “empleados”, pero esta separación no es solo generacional o de edad, sino de miradas, culturas, aceptaciones y conocimientos. Entender a los jóvenes desde sus inquietudes, necesidades y aspiraciones puede ir disminuyendo esta brecha, porque hoy claramente ellos trabajan por algo que va mucho más allá de un buen salario.

A través de una investigación de mercado realizada por Nauta para Enseña por Paraguay, 750 jóvenes universitarios de todo el país (graduados y estudiantes) hablaron sobre su mirada hacia el trabajo, sus deseos, aspiraciones, frustraciones y realidades.

A partir de sus respuestas, pudimos recopilar los datos sobre expectativas del mundo laboral y contrastarlas con las prácticas de los líderes empresariales de nuestro país.

Brecha del prestigio

Los dueños y gerentes de empresas consideran que el prestigio es una variable muy importante al momento de contratar gente. Sienten que los jóvenes quieren formar parte de ese prestigio que han logrado como compañía y eso se visibiliza en las ofertas de trabajo cuando observamos la manera en que inician las búsquedas con frases como “empresa recocida busca” “prestigiosa empresa del rubro”, “importante empresa solicita”.

Estos empresarios a lo largo de sus carreras buscaron el prestigio profesional, dejando de lado muchas veces el aspecto económico. En pos de ser reconocidos, se involucraron en proyectos relevantes, se prepararon, contrataron gente y tuvieron muy presente el impacto del prestigio profesional de toda su trayectoria.

La combinación de estos factores hace que su pensamiento lógico les diga que quienes pasan a formar parte de sus empresas sean personas con aspiraciones similares.

Sin embargo, para los jóvenes paraguayos el prestigio está en el último lugar cuando piensan en las características ansiadas en un trabajo con solo un 8% de respuestas.

Desarrollo profesional vs carrera profesional

Quienes hoy ocupan altos puestos gerenciales probablemente transitaron por una carrera profesional en su organización, empezando su vida laboral en los lugares más bajos del organigrama, para luego ir escalando a otros puestos con mayor prestigio a lo largo de los años, hasta llegar a las primeras líneas de la estructura.

Photo by Helloquence on Unsplash

Nuestros padres o abuelos dedicaban el esfuerzo de su trabajo en proyección a llegar a un puestos importante en algún momento de sus vidas. En contraste con la actualidad, a los jóvenes paraguayos no les interesa tanto esta idea cuando deben priorizar sus aspiraciones.

El 55% de ellos prefiere un trabajo que le permita desarrollarse profesionalmente, con responsabilidades que lo desafíen a dar su máximo esfuerzo y perfeccionar sus habilidades e ir adquiriendo otras nuevas. Solo el 14% de los jóvenes antepone la posibilidad de escalar posiciones al momento de elegir un nuevo trabajo.

Los jóvenes quieren crecer profesionalmente, pero se dan cuenta de que pueden hacerlo en el mismo puesto de trabajo por varios años y no necesariamente escalando posiciones.

Buscan lograr un cambio

Cuando estos jóvenes están en búsqueda de un nuevo trabajo, no son ajenos a la realidad social y ambiental de nuestro país y el mundo. Buscan que su trabajo, además de brindarle un beneficio económico para vivir, también pueda generar un impacto positivo para contribuir a la mejora de alguna problemática de la sociedad.

El 42% de los jóvenes encuestados afirma buscar un trabajo con impacto positivo en la sociedad y otro 41% espera trascender y lograr cambios con su nuevo empleo. Es por eso que buscan formar parte de empresas que se dediquen a generar impacto social y ambiental, y no solo económico.

Esto demuestra que, si trabajan en una organización que no alinea sus acciones con valores y prácticas socio-ambientales positivas, difícilmente decidan quedarse por mucho tiempo en la empresa.

El rol del salario

La posibilidad de un buen salario se sitúa en el 6° lugar como prioridad al momento de elegir un trabajo para los jóvenes paraguayos, con el 32% de respuestas.

Photo by rawpixel on Unsplash

Esto demuestra que, al momento de recibir una oferta laboral, la cifra numérica no es lo más importante para los jóvenes. Sino que prefieren formar parte de organizaciones que les permitan explotar sus habilidades, desarrollarse profesionalmente, trabajar en un ambiente colaborativo y poder generar un impacto positivo con su trabajo, entre otras aspiraciones.

Esto obliga a que las empresas que quieran atraer a grandes talentos en sus equipos, deben trabajar en sus propósitos, sus prácticas y valores, sus maneras de trabajar y el liderazgo dentro de la organización, entre otros factores, para poder captar el interés de los millenials y retenerlos por varios años.

Para los empresarios que se preguntan cómo retener a jóvenes que conforman su equipo, quizás la respuesta está en cambiar la mirada, para entender lo que ellos buscan en un nuevo lugar de trabajo. Quizás la solución esté dentro de casa, intentando ofrecer una propuesta de valor que atraiga y retenga a los talentos por varios años.


¿Te gustó este artículo? Dejanos tus aplausos para que llegue a más personas. Para encontrar más materiales de los estudios de Nauta, seguinos en Facebook y en nuestro Blog

Visitá nuestra web y suscribite a nuestro newsletter para recibir las últimas noticias de la data en Paraguay.

Artículo escrito por Josefina Bauer y Gonzalo Recalde.