Los cambios que genera el «maestro» Iniesta en sus compañeros de equipo.

©J.LEAGUE

«La precisión de Iniesta en cada uno de sus pases y sus tiros es muy alta. Creo que es una de mis carencias y que necesito mejorarlo sí o sí para crecer».

Son palabras del joven Yuta Goke, mediocampista de 19 años perteneciente al Kobe Vissel. Novato proveniente de la escuela Aomori Yamada, célebre en el mundo del fútbol de bachillerato, e incorporado a Kobe en la temporada 2018, ha jugado más de 20 partidos en la liga J1. Es también uno de los jóvenes de la generación de los Juegos Olímpicos de Tokio, en los cuales se han puesto grandes esperanzas.

Ya en el campo con Andrés Iniesta y Lukas Podolski, ha experimentado su juego de clase mundial. Con su físico privilegiado cubre ampliamente el terreno de juego y desempeña un papel de apoyo a ambos jugadores.

Bajo la dirección de Juanma Lillo, se ha buscado que Goke juegue en una posición más cercana a la línea delantera. Es decir, aun siendo un novato recién egresado del bachillerato, han crecido sus oportunidades de jugar cerca de Iniesta y Podolski, y está aprendiendo mucho día tras día.

Ya había tenido también muchas oportunidades de recibir el balón y apoyaba al equipo en defensa con su capacidad física, pero se ha notado un cambio de sensibilidad en Goke, que ha percibido la precisión de los pases y tiros de Iniesta y lo ha expresado con estas palabras: «hay algo que me falta».

«Apunto a ser como (Ivan) Rakitic y (Luka) Modric. Quiero convertirme en un jugador de los que “todo lo pueden”, un creador de juego de los que marcan tantos y saben defender».

Para convertirse en un jugador «todo terreno» como desea Goke, el camino más directo es jugar junto a Iniesta, lo que crea una diferencia en la parte ofensiva. Ojalá tome mucho de un modelo tan bueno como Iniesta para participar en los Juegos Olímpicos y, después, seguir jugando con la selección japonesa.

También está presentando grandes cambios el delantero Kyogo Furuhashi, que ingresó al Kobe aproximadamente al mismo tiempo que Iniesta.

Esta es la segunda temporada como profesional de Furuhashi, que fue incorporado al FC Gifu de J2 en 2017, proveniente de la Universidad Chuo. Jugó en el Gifu la primera mitad de esta temporada y anotó 11 puntos en 26 partidos de J2. Su desempeño fue tenido en cuenta y, en verano, fue transferido por completo al Kobe, con lo que se convirtió en miembro del equipo a la vez que Iniesta.

Para Furuhashi, que subió un escalón de la J2 a la J1, jugar junto a futbolistas de clase internacional que arrasaron en la Copa del Mundo, como Podolski e Iniesta, es un ascenso que va más allá de lo imaginable.

Furuhashi se caracteriza por su capacidad de driblar a gran velocidad y por sus tiros de gran potencia. Ambas dotes, que lo distinguían en Gifu, asomaron pronto en su debut con el Kobe en la jornada 20 ante el FC Tokyo. Y en la jornada 21 ante el Jubilo Iwata llegó su primer gol, que marcó a partir de un juego de pases iniciado por Iniesta.

«Ya desde los primeros entrenamientos me dijeron que podía dar más de mí. Lo que se me da bien es subir, así que espero poder seguir mejorando».

Furuhashi ha tenido un diálogo intenso con Iniesta durante los entrenamientos, precisamente porque influye en los ataques del Kobe, y, siguiendo sus consejos, ha demostrado que puede ser muy útil incluso en la J1.

Justo después de su debut, Furuhashi anotó un gol en su segundo partido en el Kobe y parece que ahora, jugando con un futbolista de nivel internacional como Iniesta, está más mentalizado para marcar goles.

«En cuanto arranco me empiezan a llegar los pases. Yo soy el que tiene que definir la jugada. Contra el Iwata hubo la posibilidad de conseguir 2 o 3 puntos. Si no aprendo a definir, creo que no podremos avanzar».

Jugar en el mismo campo que Iniesta, que da pases excelentes, hizo que se diera cuenta de su propia necesidad de ascender a niveles aún mayores. Y eso lo lleva a estar muy pendiente de Iniesta, que encarna esa manera de jugar «aprovechando a los jugadores que tiene alrededor».

«Para llegar a la selección de Japón también es necesario Jugar en la J1», comenta Furuhashi, transferido del Gifu al Kobe. Ojalá pueda convertirse en un futbolista de primer nivel teniendo un recurso tan importante como es Iniesta.

Iniesta es valorado por los fanáticos del fútbol de todo el mundo, pero también por quienes juegan con él, por los equipos rivales y por los entrenadores que lo dirigieron. Conocido como «maestro», no solo muestra su juego «artístico» en el campo ante sus simpatizantes sino que, con sus compañeros del Kobe, que experimentan de cerca esa genialidad, comparte, sin duda, su capacidad de conseguir «obras de arte» únicas e irrepetibles.


Takeshi Kanno

Fascinado por el fútbol desde el inicio de la liga japonesa, no solo cubre esa liga sino también más de 300 partidos al año, incluidas las principales ligas europeas. Además de la selección de Japón y de equipos de la liga japonesa, ha cubierto la liga nacional de fútbol sala (liga F) desde el momento de su creación. No solo es escritor, también camarógrafo, y actualmente se desempeña como editor en jefe de «¡Fútbol súper Mundial!».

Traducido por Gengo