Divide y vencerás, salvo que se trate de un átomo.

Capítulo 10 (fin de la primera parte)


Gouki es la tormenta eterna, Ossaín es el Sol, su función.
Gouki es el virus, Ossaín la selección.
Gouki el fuego, Ossaín el árbol en floración.
Ossaín es la montaña, Gouki el viento y el mar
Ossaín resiste el cambio, para que Gouki actúe sin mirar.
Se odian, se necesitan, no puede uno ser sin el otro respirar.
Mano, ojo, pierna, lo que no se ve y algo más nadie puede recordar.
Lo que a Ossain falta, Gouki lo sabe y habrá de recuperar.

—¡Despierta Gouki! —Despierta —Gouki Gouki Gouki G… Repetían cientos de estridentes voces, podrían confundirse con humanos, pero él sabía quienes eran…

—Cuervos, callaos ya estoy despierto. Detener toda esa energía no ha sido fácil, sobretodo estando ahora mismo incompleto. Dijo Gouki.

Cientos o quizás miles de negras aves comenzaron a posarse por todas partes, eran parecidas a las que antaño poblaron la tierra… Pero más grandes y sobretodo cruelmente muchísimo más inteligentes.

Durante mucho tiempo se argumentó que nuestra inteligencia venía debida a las manos. La típica historia evolutiva humana en la que de repente nos podemos de pié y al poder usar las manos, nuestra inteligencia se despierta. Qué equivocados estábamos… La inteligencia nos viene más por nuestra sociedad compleja que por lo que hagamos con las manos, de ahí que los cuervos compartiesen con nosotros cosas que jamás habríamos imaginado. ¿Por qué? pues por sus sociedades y lo que estas les exigen. Ossain lo sabía y lo fomentó selección dirigida, diseño inteligente… pero siempre dejando invariable al animal, únicamente elevando exponencialmente aquella característica que hace único al animal.

En la tierra los cuervos construían nidos con alambres, perchas metálicas y otros desperdicios humanos, se sabía que eran capaces de imitar cualquier voz, recordar caras y desarrollar complejas estratégias para conseguir alimento. Hacerse los heridos, usar a otros animales en su beneficio, generar herramientas y cultura propia.

Ahora son iguales pero distintos, siguen siendo “vocal learners” hablando cualquier idioma, cualquier acento e incluso reconociendo patrones psicológicos en los tonos de voz humanos. Siguen usando chatarra humana para sus nidos, pero ahora estos miden decenas de metros, complejas fortalezas pensadas para seres voladores. Siguen haciendo herramientas, sus picos son expertos en el manejo de afiladas lanzas, pero no las usan si pueden evitarlo…y lo evitan, pues hay algo que construyen mucho mejor que lanzas y fortalezas. Trampas, trampas para capturar a su principal presa, su fuente de alimento. Han aprendido a imitar su voz, han aprendido a desentrañar los secretos de su comportamiento, las crías estudian la fisiología y etología de ella, la sabrosa especie humana.

—¿Le habéis capturado? Preguntó Gouki.

—No, no, no (Repitieron cientos de estridentes voces) —Ese DarkSapiens ya no es un humano, no sabe a humano, no huele a humano. Le “hemos caído” dentro del planeta, al gran océano.

Gouki comienza a levantarse, no dice nada más, pero tiembla de ira, aunque quizás no sea consciente de ello. Allá donde pone su mano se agrupan cientos de millones de pequeños seres unicelulares, protofíticos… cianofitas, bacterias bioluminiscentes, y un sin fin de microorganismos rodean su cuerpo. —He fallado...aquí.

https://vimeo.com/108650530

—No puedo avisar a Momo de la trampa, no puedo actuar ni prever el siguiente golpe, y estúpido Shagaiyo, ¡dónde está, cuánto va a tardar en cumplir su misión! Maldigo las limitaciones a las que estoy sujeto, maldigo la claustrofobia que me causa la lenta e inútil velocidad de la luz. Gritaba Artir, mientras golpeaba su escritorio. Mientras Brian, la poderosa IA humana si había calculado una solución al problema, y allí mismo en el kernel físico de muchos de sus servidores estaba creando algo.

—WinChloe es el regalo perfecto para Artir. Y si no lo es, siempre puedo hacer que lo sea”. Computa Brian mientras sigue calculando la solución.

A Shagaiyo, le pitaban y dolían terriblemente los oídos. Mientras más bajaban en el cráter más y más le dolía. Kaziga, Gaorur e Ikuo iban bastante adelantados infinitas escaleras que parecían bajar al infierno, ascensores y montacargas. Rara vez, salas metálicas con luces azules y algunas pobres comodidades.

—¿Por qué seguimos bajando? Deberíamos comprobar si la tormenta a parado… puede ser peligroso bajar más, ¡esperad! Gritaba agotado Shagaiyo

Amigo Chagai isl co ms, solo un pogo más, prionto llegar al gleo y var el odor. Garour ni tan siquiera se molestaba ya en mirar a Shagaiyo. Y obviamente parece que el implante del oído cada vez iba a peor.

—Otro montacargas, pensó Shagaiyo, pero era diferente a los anteriores. Dejaba ese aspecto metalizado por otro más cobrizo quizás por la aleación, o el óxido. Parecía realmente antiguo, a cada lado tenía un panel y en la puerta principal un ideograma:

Sin acceso a la red occnos todo era más complicado, sin embargo a veces Shagai olvidaba que su encéfalo seguía teniendo capacidad fuera de línea. Bibliotecas y traductores que usaban realidad aumentada. —Definir.

—Definiendo….

—Son demasiadas definiciones, no podría describirlo fuera de contexto… ¿Quién habrá colocado esto aquí? Shagai seguía pensando cuando Garour le interrumpio de un empujón tirándole al suelo, todo fue damiado rápido, tanto que Shagaiyo tardó unos segundos en ser conscientes de su total hipoacusia, veía los gestos e intuía los gritos pero no podía oír nada.

Ikuo había quedado pulverizado al tocar uno de los paneles. Kaziga agistaba las manos nervioso Garour más tranquilo levantó a Shagai sin demasiado esfuerzo y le colocó frente a uno de los dos paneles, mientras gesticulaba aparentemente gritando, tomó su mano e hizo el movimiento de colocarla en el panel. Shagai estaba asustado, tenía la cabeza embotada y confusa, se sentía como atrapado y sumergido bajo el agua.

Puso la mano en un panel, a la vez Kaziga y Garou la ponian juntos en el otro panel. La puerta se abrió, un fogonazo calcinó a los nativos y dejó a Shagaiyo aún más confuso y desorientado. A duras penas se arrastró al interior del montacargas, estaba cubierto del polvo neblinoso que habían dejado los cuerpos pulverizados de sus guias.

—Mierda, qué ha pasado…qué ha sido todo eso. Joder, ¿sólo hay un botón en este montacargas? ¿Qué sentido tiene?, para una sola planta mejor hubiesen puesto una escalera… Shagaiyo pulsó impulsivamente el botón. No paso nada, luego un leve sonido, un traqueteo y entonces un sonido terrible, enorme…Shagaiyo estaba asustado, pero entró en pánico cuando se dio cuenta que por su hipoacúsia no debería haber oído todos esos sonidos.

—Gracias Shagaiyo, dijo una voz que venia de toda la niebla y el polvo que aún cubría la habitación.

—Definiendo…

Utility fog, foglet, error.

La luz se apagó. El sonido quedó sordo. Todo mercurio explotó cubriéndose de una densa capa blanca, millones murieron en segundos. Pero cuando la espesa capa blanca se fue retirando…

mercury terraformedv2 by 1wyrmshadow1-

—Jaque.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.