¿Por qué es importante incluir la perspectiva de género en las iniciativas de gobierno abierto?

Imagen de la campaña Break the Roles, de la OGP

Durante la Cumbre Global de la Alianza para el Gobierno Abierto 2019, que se desarrolló hace unas semanas en Ottawa, Canadá, la expresidenta de Irlanda Mary Robinson pronunció un discurso inspirador, en el que abogó por la inclusión de grupos infrarrepresentados y por la necesidad de escuchar las voces de las mujeres: “Sin transparencia e inclusión, no se puede lograr una buena gobernanza. Es tan simple como eso”.

Precisamente, la inclusión — junto con la participación y el impacto — fue una de las prioridades discutidas durante la Cumbre, en la que participaron representantes de los 79 países y 20 gobiernos locales que integran la Alianza para el Gobierno Abierto (OGP, por sus siglas en inglés), además de organizaciones de la sociedad civil, universidades y otros actores.

La necesidad de trabajar a favor de la inclusión en las iniciativas de gobierno abierto se sustenta en una estadística poco alentadora: solo 2% de los 4.000 compromisos adquiridos por los miembros de la Alianza para el Gobierno Abierto, se refieren a las mujeres o a asuntos relacionados con el género. En este sentido, la OGP lanzó la campaña Break the Roles para impulsar la perspectiva de género en este ámbito.

“Si queremos un gobierno más abierto, más transparente y que trabaje con un enfoque de rendición de cuentas, debemos dar pasos firmes para asegurarnos de que todas las voces sean incluidas. Tenemos que actuar ahora”, dice un texto de Allison Merchant y Stephanie Bluma, publicado en la web de OGP. En esa misma dirección apuntaron las intervenciones del panel de discusión sobre inclusión, en el que participó Delia Ferreira, presidenta de Transparency International. Aquí resumimos las razones por las que es importante una perspectiva de género en las iniciativas de gobierno abierto.

Una cuestión de democracia

En primer lugar, se debe prestar atención a las necesidades de las mujeres. Tal y como señaló Delia Ferreira, si bien se trata de una línea de investigación aún incipiente, hay indicios de que la corrupción afecta de manera especial a las mujeres: por la distribución de las tareas de cuidados y por la feminización de la pobreza, es más probable que las mujeres sean víctimas de sobornos y sextorsión al momento de solicitar un servicio de salud pública, una plaza en una escuela o un subsidio social.

“Somos la mitad de la población mundial. Cuando no hay una representación adecuada de las mujeres y cuando los asuntos de las mujeres no se consideran de una forma transversal en las políticas públicas, no solo tenemos un problema con un enfoque feminista, sino que tenemos un gran déficit en la democracia. Y esto es importante cuando hablamos de gobierno abierto: no se trata solo de datos abiertos. Debe pensarse en la participación y en la democracia como un todo”. En este sentido, abogó por la defensa del espacio cívico.

Imagen: cortesía equipo de Comunicación de OGP

Blanca Ovelar, senadora paraguaya y presidenta de ParlAmericas Open Parliament Network, apuntó que hay que reflexionar sobre la paradoja que conlleva la inclusión: escuchar a todas las voces puede ralentizar el proceso de toma de decisiones, pero es indispensable para garantizar una buena gobernanza. Se debe encontrar una vía para tomar decisiones urgentes sin dejar de lado a todos los actores.

Liderazgo femenino para generar cambios

Ovelar apuntó a otro asunto que también invita al debate: el liderazgo de las mujeres tiene unas características particulares que pueden ser beneficiosas para la sociedad. “Si se ven datos históricos, las mujeres son líderes más compasivas y empáticas, y por eso debemos permitir el acceso de más mujeres a los puestos de poder político. Ser mujer no es una garantía contra la corrupción o las malas prácticas, pero sí es cierto que las mujeres tienen un liderazgo distinto”, señaló.

Este es un tema sobre el que se sigue pensando: ¿podemos hablar de características específicas del liderazgo femenino? En todo caso, la visión de Ovelar coincidió con la que expresó Mary Robinson en su discurso: “Las mujeres deben ser escuchadas no solo porque han sido víctimas, sino también porque son agentes importantes para la construcción de la paz. Hay que entender que las mujeres viven experiencias políticas y sociales muy diferenciadas, y ese es un valor agregado que se debe tomar en cuenta en las políticas públicas. Si las mujeres no están incluidas en el gobierno, también quedan excluidas las habilidades y competencias que pueden generar cambios”.

Imagen: cortesía equipo de Comunicación de OGP

La riqueza de la diversidad

Para Randy Boissonnault, parlamentario canadiense y asesor del Primer Ministro sobre asuntos de la comunidad LGBTQ2, las decisiones del gobierno de Canadá son mejores porque hay más diversidad: 50% del gabinete está conformado por mujeres. De todos modos, aseguró que se deben dar muchos más pasos para que la perspectiva de género sea más amplia e incluir a otros colectivos con poca representación.

A su juicio, lo ideal sería tomar los principios de OGP para crear espacios para que la comunidad LGBTQ2, los indígenas y los colectivos de varias razas puedan tener acceso a la toma de decisiones.

Transparency International España

Written by

Cuenta oficial de Transparency International España, capítulo de Transparency International (@anticorruption). Síguenos también en Twitter: @TISpain.

Integridad y Transparencia

Blog del capítulo español de Transparency International, dedicado a la publicación de artículos e informaciones sobre transparencia, cultura de la integridad y prevención de la corrupción

More From Medium

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade