LOS INVISIBLES

No sólo en la Argentina, no sólo en América latina, el sistema está ciego. ¿Qué son las personas de carne y hueso? Para los economistas más notorios, números. Para los banqueros más poderosos, deudores. Para los tecnócratas más eficientes, molestias. Y para los políticos más exitosos, votos”. (EDUARDO GALEANO, ‘Los invisibles’)

Fuente: El destape

La cantidad de recursos que se lleva el sector de lo previsional es lo más grande todos” fueron las palabras de la Vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, ante la repregunta del periodista de A24 Fernando Carnota “¿No se puede meter en el resto menos en los jubilados?”. Previamente, la funcionaria ya había dado una respuesta introductoria a la consulta edulcorada del periodista por qué siempre con los jubilados: “Es obvio que la Argentina ha desarrollado, en los últimos gobiernos, incluso no sólo en el anterior, sino en los anteriores al Kirchnerismo también, demasiadas medidas de demagogia y de populismo”.

El tema de las jubilaciones forma parte de un entramado más complejo y que se linkea con el proyecto de reforma previsional enviado por el Poder Ejecutivo Nacional a las cámaras del Congreso el pasado 17 de Noviembre, el Pacto Fiscal firmado el 16 de Noviembre por el presidente y los gobernadores provinciales -salvo Alberto Rodríguez Saá de San Luis- y el proyecto de Reforma Laboral suspendido para tratarlo en 2018. Además de ésto, la primera piedra la arrojó el Presidente de la Nación Mauricio Macri en el discurso que dio en el CCK: “tenemos que pensar una conversación adulta y honesta sobre nuestro sistema de jubilaciones y pensiones”.

LA PESADA HERENCIA

Es interesante la forma que utiliza el diario La Nación -en consonancia con el discurso de Gabriel Michetti que introduce esta nota- el cambio en la fórmula: “desde 2009 las jubilaciones se actualizan en marzo y septiembre según el resultado que arroja una fórmula creada por el kirchnerismo. En la cuenta intervienen variables como la suba de los salarios de los trabajadores y la evolución de la recaudación impositiva, que, en parte, financia las prestaciones. Eso provoca que, al haber crecimiento económico, y más aun si hay suba real de salarios, el monto de las jubilaciones aumente más que la inflación. Si se toman los índices de precios calculados por consultoras privadas en los años en que los datos oficiales no tenían credibilidad (hasta 2015) y luego los índices del Indec, se concluye que en siete de los nueve años que lleva vigente la ley de movilidad el alza de haberes superó a la inflación (las excepciones fueron 2014 y 2016, años de recesión y caída de salarios reales”.

Fuente: Ámbito Financiero

Recordemos: desde 2009 se aplica la modificación de la Ley 24.241 de 1993, expresada en la Ley 26.417, que establece la movilidad dos veces al año de todas las prestaciones a cargo del Sistema Previsional Argentino (SIPA), según la información publicada en el sitio del ANSES. Según lo relevado por el sitio web Chequeado, desde su aplicación en 2009 hasta el final del mandato de Cristian Fernández de Kirchner en 2015, las jubilaciones mínimas aumentaron un 31,68% su poder adquisitivo.

La fórmula empleada por el Anses y puesta bajo la lupa por el actual gobierno toma en cuenta dos variables: los recursos tributarios que le ingresan (Impuesto a las Ganancias, entre otros) y la evolución de los salarios de los trabajadores tanto del sector público como del privado que están en blanco y adscriptos a regímenes de autónomos o monotributo que, según el último indicador del Ministerio de Trabajo de la Nación de Agosto de este año, son 12,2 millones de personas.

Fuente: La Nación

Entonces, 8,4 millones de jubilados tuvieron este año dos aumentos anunciados por el Jefe de Gabinete Marcos Peña y el Director Ejecutivo de Anses, Emilio Basavilbaso: uno en marzo (12,96%) y otro en septiembre (13,32%), alcanzando un aumento anual del 26,38%, cuando la inflación prevista para 2017 según lo publicado en la letra del presupuesto aprobado por el Congreso en 2016 para este año arrojaba un monto inflacionario del 17%, número inferior al 19,5% interanual publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) y al 23% del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), publicado por el Banco Central y que corresponde al mes de Octubre, cuando el sector de la salud aumentó al mismo mes 23,2%. A tener en cuenta, si bien el porcentaje -26,38%- de aumento a los haberes previsionales para este año seguramente será superior a la inflación interanual, no alcanza para palear la considerable merma que el sector sufrió en 2016: el 31,68 % de aumentos previsionales contra el 40,3% de inflación informada por el Índice Congreso o el 41% del IPC Ciudad.

Fuente: UNDAV

Según lo fijado en el Proyecto de Ley de Presupuesto General de la Administración Nacional para el Ejercicio Fiscal del año 2018 (página 8), el gasto público subió 16 pp en términos del PBI entre 2006 y 2015 pasando de 26% a 42%.3 A pesar de la disminución del gasto público en términos del PBI durante este año, Argentina continúa siendo el país con mayor gasto público en términos del PBI de Latinoamérica y se ubica 8 pp por encima del promedio de los países con PBI per cápita similar al nuestro. También destaca tres grandes ítems que motorizaron el crecimiento del gasto público entre 2006 y 2015: la masa de salarios públicos (creció 4,8 pp –impulsada principalmente por incrementos en las Provincias y Municipios), el gasto previsional (4,6 pp) y las transferencias al sector privado (4,0 pp, impulsadas por los subsidios indiscriminados a los servicios públicos). El mayor gasto perjudicó las posibilidades de crecimiento del país, tanto por deteriorar las condiciones macroeconómicas como — en el caso de los subsidios a los servicios públicos — por provocar severas distorsiones en los precios relativos.

Aplicando el porcentaje correspondiente a Septiembre último, el haber mínimo mensual que un jubilado percibirá entre Septiembre de 2017 a Febrero de 2018 será de $7.246,64 (antes del aumento percibían $6.394,85) y el haber máximo alcanzará los $53.090.20 (antes percibían $46.849,81), mientras que la Pensión Universal para Adulto Mayor (PUAM) tendrá un monto de $5.797 (antes era de $5.115,88).

Se acordó, además, que ninguna jubilación -vigente o futura- podría ser inferior al 82% del salario mínimo, vital y móvil. La condición para tener esa garantía es haber hecho al menos 30 años de aportes efectivos (ese es el requisito mínimo para acceder a la prestación, con lo cual la intención sería dejar al margen a quienes se jubilaron por moratoria). El haber mínimo actual, de $ 7.246,64, representa el 81,8% del salario básico, de $ 8.860. En enero esta última cifra será de $ 9.500, con lo cual la relación quedará en 76,3%.

El martes 21 de Noviembre, Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) publicó el informe mensual de Octubre sobre valorización de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) y de la Canasta Básica Total (CBT), que arrojó que una familia tipo con cuatro integrantes requirió en Octubre último de un ingreso de $15.676,56 para adquirir los bienes y servicios indispensables la Canasta Básica Total (CBT) y no ser pobre. Mientras que, ese mismo hogar precisó de $6.424,82 para cubrir la Canasta Básica Alimentaria (CBA) y no ingresar en la indigencia.

Fuente: UNDAV

Héctor Polino, Representante Legal de la Asociación Consumidores Libres (ACL), hizo público en Julio de este año un estudio sobre la evolución de precios de los 48 medicamentos de consumo masivo de mayor venta desde el 30 de Octubre de 2015 al 30 de Junio de 2017, arrojando el relevamiento un aumento en promedio del 132%. Otro estudio, realizado por el Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) y publicado en Noviembre sobre 123 productos medicinales analizados, arrojó que, en los últimos dos años -los que lleva de gestión el Macrismo a nivel nacional-, se duplicaron los precios de los medicamentos.

Otro impacto relevante sobre el gasto familiar en salud, se vincula con los aumentos en prepagas. A pesar de que las empresas se enfrentan a una menor demanda, buscaron compensar vía precios la merma de ingresos. Así, en el acumulado de los dos últimos años, el aumento en la cuota fue del 88,4%, esto es, 13 puntos porcentuales por sobre la inflación.  Asimismo, más del 15% de los productos de nuestro relevamiento sufrieron un descenso en la cobertura por parte del PAMI en el año 2016. En cierto grupo de riesgo de adultos mayores, como son aquellos con patologías depresivas, la afectación es de casi un 50% de incremento por quita de cobertura

LA NUEVA FÓRMULA

Fuente: Infobae

El cambio de la fórmula de movilidad previsional que acordó ayer el gobierno con un sector de la oposición tendrá un impacto mínimo sobre el aumento de las jubilaciones en marzo próximo. En lugar de subir un 5,2%, como determinaba el proyecto original del oficialismo, el incremento de los haberes será del 5,7%, muy por debajo del 12% que establecía la fórmula actual. En números ¿cuánto significa ese 0,5% más? En marzo de 2018, con el 5,7% de aumento los jubiladxs pasarán a cobrar de $7.246 actuales a $7.660, $40 más que lo enviado al congreso por el gobierno. Mientras que, con la fórmula que se venía aplicando desde 2009, de $7.246 hubiese pasado a $8.115.

Como consigna Página 12, el cambio plasmado en el dictamen, establece que la nueva fórmula de movilidad ajustará las jubilaciones cada tres meses tomando como base, en un 70%, la suba de la inflación, y en el 30% restante, la evolución del índice de salarios de trabajadores activos que elabora el Ministerio de Trabajo, el Ripte.

Ante la frase de inolora, incolora pero para indolora de la Vicepresidenta “Reordenar algo que se había salido de cauce”, que golpea de costado al sector más postergado en las última décadas cuando la piña central apunta al mentor de lxs trabajadorxs. En paralelo, la omisión del ejercicio de las dos preguntas más poderosas de esas 5 W que enseñan desde el primer día en escuelas de periodismo: el cómo y el por qué -esta última utilizada hasta el agotamiento para revisar la ‘pesada herencia’- (ya decía Voloshinov que “la palabra es como arena de la lucha de clases por definir la significación de la realidad”) no hace más que borrar la mediación periodística y dejar que la monocorde visión oficial establezca un relato a ser reproducido.

Like what you read? Give Iván Isolani a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.