IxDD 2019: Confianza y responsabilidad

Pamela Zárate Martel
Sep 30 · 6 min read

Si el año pasado la conversación fue en torno a la diversidad e inclusión, esta vez el tema principal del día mundial del Diseño de Interacción nos invitó a reflexionar sobre un asunto cada vez más relevante y que -lamentablemente- no siempre es contemplado.

World Interaction Design Day 2019, Adobe Blog.

Confianza y responsabilidad, así de clara y concisa fue la propuesta impulsada por Adobe y los capítulos de IxDA a nivel global, para discutir cómo el Diseño de Interacción puede contribuir y mejorar nuestra calidad de vida.

El evento

En la reunión organizada por IxDA Santiago, Marianne Díaz parte de la ong Derechos Digitales, inició la conversación con “Privacidad de los datos y el diseño del consentimiento”, haciendo hincapié en lo que realmente significa diseñar interfaces o servicios que permitan a las personas poder escoger libremente si desean otorgar (o no) su consentimiento antes, durante y/o después de utilizar alguna plataforma o software.

¿Cómo saber si lo que diseñamos cumple con lo anterior? Marianne compartió un listado con los principios que requiere el consentimiento informado para que la confianza se sostenga entre ambas partes:

  • Divulgación: Momento e interacción inicial en el que el usuario debe recibir información clara, correcta y precisa para que pueda otorgar o declinar su consentimiento. Esto debe responder sobre los datos que se recabarán, el porqué y su uso posterior. Sin embargo, no se debe saturar al usuario con la información a entregar, pues en ese caso estaríamos propiciando el principio de fatiga agotando el raciocinio y el nivel de atención relevante de los usuarios.
  • Comprehensión: Definida como el entendimiento y la interpretación precisa de la información proporcionada, que basada en la confianza, está redactada en forma simplificada, evitando tecnicismos y ser demasiado extensa.
  • Voluntariedad: Comprendida en que el proceso de consentimiento es libre, sin presencia de coerción ni manipulación, o que en caso de negación presenta una alternativa real y razonable según su contexto, aristas psicosociales, educacionales o territoriales, por ejemplo.
  • Competencia: Referida a poseer las capacidades mentales, técnicas, intelectuales o de preparación necesarias para consentir en forma plena a lo que se ha informado.
  • Acuerdo: Oportunidad o momento válido y claro para denegar o rechazar los servicios que se han ofrecido o suscrito previamente.
  • Distracción mínima: Evitar prácticas que compliquen o dificulten la decisión de consentir plenamente, debido a que la interfaz presenta muchos elementos distractores o bombardeos de información.
Marianne exponiendo con un imagen detrás que explican parte de la privacidad de los datos.
Marianne exponiendo con un imagen detrás que explican parte de la privacidad de los datos.
Marianne Díaz, foto cortesía IxDA Santiago.

Luego Paz Peña, co-creadora de acoso.online, presentó el primer borrador de una propuesta sobre la creación de “Estándares técnicos en tecnología para enfrentar y prevenir la violencia de género”, enfocada en la difusión no consentida de imágenes íntimas o también conocido como pornovenganza.

Durante su charla, recordó varios casos mediáticos de violencia de género online en Chile, y aunque aclaró que los hombres también se han visto afectados, indicó que cerca del 90% de las víctimas son mujeres.

Tristemente, al detallar los procesos que se deben realizar para retirar las imágenes o videos de ciertas plataformas, Paz comentó que las víctimas debían volver a relatar la situación de acoso varias veces, especialmente si era más de una foto la que había sido difundida, dejando de lado cualquier atisbo de empatía o contención. Fue en este punto, en el que invitó a la audiencia a reflexionar sobre lo siguiente:

La gente cree que las plataformas son neutrales, ¿cuál es la responsabilidad de las grandes empresas y de la tecnología frente a estos casos? ¿Cuál es la responsabilidad del diseño con respecto a la violencia de género en línea? (…) ¿Qué podemos hacer una vez que el contexto de los usuarios cambia y se vuelven víctimas de violencia de género?

Considerando que la tecnología y la sociedad se construyen en forma conjunta y que además repercuten entre sí ¿podemos resolver la violencia de género en línea si vivimos en una sociedad que aún tiene este problema? Según Paz es posible, pero debemos atacar a una dificultad mayor: la falta de diversidad al construir tecnología, ya que no existe neutralidad en la selección de casos de uso ni en los casos borde de los artefactos que construimos; por tanto, para identificar mayores tipos de contextos y de usuarios es necesario contar con puntos de vista diversos en todas las fases de desarrollo y evitar sesgos o pensar tecnologías desde un salón lleno de hombres cis blancos.

De esta forma, una plataforma pensada desde la diversidad que prevenga y enfrente la difusión no consentida de imágenes íntimas, debería:

  • Tener una evaluación continúa de riesgos creados desde la etapa de ideación, monitorear riesgos e impactos debido a la misma, incluyendo conductas dañosas o ilegales.
  • Establecer canales de comunicación y de mejora continua no exclusivos para temáticas de difusión no consentida de imágenes íntimas, sino que abiertas a toda la comunidad para indagar en otras situaciones que puedan surgir.
  • Presentar términos de uso claros, con información concisa y específicas a este tipo de violencia de género.
  • Limitar la subida de contenido identificado como infractor mediante algoritmos y advertir a los usuarios que intenten repetir este comportamiento.

Respecto al reporte de casos, acoso.online recomienda que existan:

  • Mecanismos de reporte inclusivos e interseccionales que identifiquen las necesidades y el contexto de las víctimas y/o de quienes reporten. Por ejemplo, mejoras en accesibilidad web, performance y diseño responsive.
  • Canales de reporte accesibles que se encuentren dentro de la interfaz y al contenido a reportar. Evitando imponer flujos complejos, vagos o demasiado genéricos.
  • Control de seguimiento del caso y posibilitar actualizaciones de éste para la víctima. Particularmente si se utilizarán como medio de prueba en algún tribunal.
Paz Peña preguntando a la audiencia si es que el diseño UX puede ayudar a prevenir y resistir la violencia de género online.
Paz Peña preguntando a la audiencia si es que el diseño UX puede ayudar a prevenir y resistir la violencia de género online.
Paz Peña, foto cortesía IxDA Santiago.

Finalmente Jacob Bustamante, investigador de la Universidad de Chile, compartió parte de su análisis “Autonomía, complejidad y conciencia”en el que reflexiona sobre el impacto que han generado ciertas aplicaciones en el diseño de las ciudades y el uso del espacio público.

Usuarios de PokemonGo corriendo por Santiago en busca de un Dragonite o repartidores de servicios de delivery (tipo UberEats o Rappi) que utilizan las plazas o veredas como su lugar de trabajo, sin contar además las horas que viven realizando trayectos de un punto de la ciudad a otro, ponen en jaque la consciencia social y urbana con la que estas aplicaciones han establecidos sus modelos de negocio, más allá del juicio laboral que pudiésemos hacer sobre la precariedad de sus propios colaboradores.

Foto de perfil de Jacob Bustamante con imagen de fondo que incluye logos de Adobe, IxDA y IxDD.
Foto de perfil de Jacob Bustamante con imagen de fondo que incluye logos de Adobe, IxDA y IxDD.
Jacob Bustamante, foto cortesía IxDA Santiago.

Entonces, ¿qué puede hacer el Diseño de Interacción para impulsar estos principios?

Podríamos pasar horas conversando sobre cómo incluir y mejorar temas relacionados a la seguridad y los usuarios desde el consentimiento, uso, almacenamiento y eliminación de datos personales hasta el rechazo oficial al uso de dark patterns en procesos, herramientas, plataformas y aplicaciones.

Pero si hay algo que puede cimentar estos pilares a la hora de diseñar un producto de inicio a fin (la madre del cordero si así lo quieren llamar) es crear diseños éticos y responsables, el foco debe ser generar experiencias que sí busquen mejorar la vida de las personas y no sólo cumplir con los objetivos de negocio.

Con la aprobación de las normas de GDPR, hemos sido testigos de como algunas compañías lograron un avance con el fin de evitar demandas o incumplimientos, pero este tipo de acciones no pueden seguir siendo consecuencias de las normativas por venir ni parches sobre la marcha, porque cuidar la seguridad de todos es una decisión que podemos y debemos tomar ahora.

Y aunque muchos puedan creer que el diseño está subyugado al marketing, ya lo decía Mike Monteiro en Webstock’13 sobre el escándalo de Bobby Duncan versus la nula privacidad de grupos de Facebook:

(…) This is irresponsible design, and you maybe be thinking: “oh no, no, that’s a business decision”. Bullshit. It may started out like a business decision, but to get on the interface, to be live, to get to where people can interact with it goes through design. And when a designer lets a bad decision trought that’s a decision as well.

¿Aún con dudas sobre si debemos aportar nuestro granito de arena y mejorar un poco el mundo? Les recomiendo una versión más actual del discurso de Monteiro:

Y si conocen alguna iniciativa que promueva alguno de estos pilares o tienen alguna sugerencia sobre este tema, los invito a comentar.

IxDA Santiago

Publicaciones sobre UX de interés para Chile y Latinoamérica, curadas por IxDA Santiago.

Thanks to Andrea Zamora

    Pamela Zárate Martel

    Written by

    Palabritas sobre UX y otras cosas.

    IxDA Santiago

    Publicaciones sobre UX de interés para Chile y Latinoamérica, curadas por IxDA Santiago.

    Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
    Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
    Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade