9 ideas para comprar en esta época de agitación crematística…

Se acercan fechas de intenso consumismo… Nos encontramos ante días de aproximación a una espiral que nos engulle, que no nos deja apenas margen para escapar y para ser nosotros/as mismos…

Desde esta humilde atalaya, planteo la posibilidad de airear algunas ideas que pueden servir como orientación a quienes tengan duda de cara a qué posibles regalos gestionar en nombre de sus Majestades de Oriente. Y subrayo lo de gestionar, porque a nadie le queda ya duda de la enorme importancia que estos tres hombres sabios tienen en el nada desdeñable cometido de atender todas nuestras ilusiones en tan apretada agenda.

¡¡¡Eso sí que es multitarea!!!

A los/as humildes pajes que estos días se ven envueltos en comercios abarrotados, en los que apenas si se puede respirar un ambiente de cordialidad, en los que el espíritu navideño se disipa si no existen muchos productos de los que alguno de los nuestros anhela y otros pretenden usurpárnoslo, en los que, en definitiva, el consumismo se apodera de nosotros sin que apenas pongamos corazón y cabeza en nuestras gestiones… A estos pajes, insisto, les propongo una posible lista de alternativas con algo de intención por si acaso no andamos con mucha luminosidad en estos momentos.

1.Producto de la tierra. Cuidemos el entorno, fomentemos el mercado local: todo el mundo jaenero conoce las enormes bondades del AOVE y de cuántos beneficios se apoderan de nosotros cuando consumimos este oro líquido, por no adentrarnos en la gama de sabores y olores que se desprenden de estos aceites de primera cosecha que son un regalo para los sentidos, cualquiera de ellos.

2.Un libro electrónico, a ser posible el Kindle: qué le vamos a hacer, soy muy, muy forofo de este bendito artefacto; sé que hay algunos que han decidido agarrarse al papel y sus innumerables ventajas, tales como el almacenamiento del mismo…, la posibilidad de gastar lápiz en él, la enorme utilidad de tener un libro para toda la vida cuando solo se lee una vez,… Máxime si tenemos en cuenta que el formato electrónico apenas si rebasa esas posibilidades… Sé que hay otras opciones en el mercado pero entiendo que no hay color con respecto a la que propongo.

Para los románticos, seres del siglo XX, un libro en formato papel, allá van algunas propuestas: algunos de dietistas, es fundamental adquirir cultura nutricional, aspecto este en el que estamos muy, muy desfasados, con ideas que distan bastante de lo que es la evidencia científica; de este modo, os planteo Mi dieta cojea de Aitor Sánchez, uno de los dietistas-nutricionistas más efectivos en el tema de la divulgación científica que, a día de hoy, existe en España. Por otro lado, y en relación a aspectos que tienen que ver con la persona desde la óptica de sus posibilidades, de sus inteligencias, y cercano al ámbito de la docencia, os recomiendo muy vivamente La inteligencia reformulada de Howard Gardner, un libro de corte científico escrito en formato divulgativo que nos ilustra a la perfección sobre una de las teorías que más impacto ha tenido en el ámbito de la educación, si bien también trasciende la misma, usándose ya en la empresa privada y otras esferas. Conviene subrayar que, desde mi prisma, todos tenemos mucho que aprender de esta teoría y que es de enorme impacto para la vida cotidiana. Debo decir que, en cuanto al libro en sí, es más barato en el formato del siglo XXI…

Podemos dar un pasito más y regalar una novela gráfica, son un verdadero hallazgo y aún, creo, son muy desconocidas para la gran masa adulta, que entiende que son libros que no pueden tener un perfil adecuado para adultos; para esos incrédulos, propongo el regalo/lectura de cualquier cómic de Paco Roca, subrayando muy especialmente Las calles de arena. Auténtica obra maestra de la novela gráfica que no va a dejar a nadie indiferente, os lo aseguro.

3.Un cuaderno en blanco, una libreta para que la persona en cuestión saque tiempo para detenerlo, para ganar al mismo la partida de su velocidad, escribiendo y anotando sus pensamientos, sus cuitas, sus alegrías, sus ideas, aunque puedan parecer peregrinas, sus temores, etcétera. Es un ejercicio maravilloso que anda un tanto solitario últimamente.

4.Tiempo para nosotros/as: un compromiso de pasar más tiempo con nosotros y con los nuestros. Para esto, son ya clásicos los bonos en un spa, una estupenda comida en un buen restaurante (aquí os dejo un fantástico artículo en que nos hablan de sitios magníficos de nuestra provincia), una matrícula en un gimnasio, etcétera.

5.Regalos culturetas: sé que son un clásico en muchas casas, pero no está demás proponerlo: regalar entradas para actos que eleven y ensalcen nuestro espíritu para que cuidemos también de nuestros procesos superiores, esos que alimentan nuestro espíritu.

6.Suscripción a National Geographic, que es una revista fabulosa, diversa y demás cuestiones. Hay muchas revistas de este tipo, pero creo que la National es realmente imprescindible: la diversidad de temas que trata, la concienciación de mensajes ecológicos que aporta -sin llegar a cansar-, el tratamiento fotográfico de cada uno de sus reportajes,...

7.Un apadrinamiento o una cuota de ayuda a entidades como una Ong. En nuestro caso, la apuesta familiar es por Unicef, pero hay muchas que merecen el gasto compartido para estas buenas causas.

8.Un utensilio que nos obligue al contacto con la naturaleza: unas buenas zapatillas, unos bastones, un pantalón, etc. Es un regalo que lleva implícito mucho, es una inversión en felicidad de la otra persona a la que se regala, siempre y cuando sepa gestionar los tiempos, esa gran asignatura pendiente en estos tiempos tan líquidos.

9.Regala Tics, aplicaciones que pueden facilitarnos muchas tareas, como por ejemplo Pocket, Evernote, Feedly, Medium, Spotify -entre otras, todas ellas con suscripción premium-, si bien entiendo que hay una que no cuesta nada y que pude depararnos muchas alegrías porque concentra mucho de lo que antes hemos planteado: se trata de la aplicación de móvil TED, que aglutina idiomas (puedes escuchar las charlas en idiomas muy diversos y con subtítulos en una enorme variedad de lenguas); tiene aspectos culturales; y desde el punto de vista de la imagen son un regalado para la vista.

Acabo de referir la importancia de las TICs -destacando la app TED- como facilitadoras de nuestros flujos de trabajo, de ocio, etc; sirva como muestra un botón, esta charla TED tannnn imprescindible…Tened paciencia, vedlo hasta el final; si no, podéis empezarlo en el minuto 12. Es pura apoteosis.

Like what you read? Give jestebanprofe a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.