Viaje a Boston, Massachusetts

En 2015 tuve la gran suerte de visitar una ciudad única y hermosa, Boston

Durante mi viaje a Nueva York que realicé el pasado mes de abril , también pude hacer una escapada para visitar Boston (Massachusetts) y os adelanto que es un lugar que me enamoró por completo.

En Boston había estado viviendo mi chica durante un periodo largo de tiempo y es una ciudad que le tiene enamorada, ya que íbamos a Nueva York, quería que estuviéramos un día para contagiarme esa magia que desprende la ciudad. Boston es una ciudad que desprende multitud de sentimientos, es una ciudad maravillosa, una ciudad capaz de enamorar a cualquier persona.

Empezamos, son las 02:15h de la mañana

La noche anterior nos habíamos acostado cerca de las 12 de la noche, así que apenas pudimos dormir más de dos horas, recuerdo el momento en el que nos despertó el móvil, me entró incluso dolor de cabeza, pero iba a merecer la pena, íbamos a ir a Boston, la ciudad en la que mi chica habia vivido durnate una temporada y que además está profundamente enamorada.

Pocas veces me he despertado tan mal, supongo que a causa de no haber dormido prácticamente nada, pero la verdad es que estaba bastante mareado y me encontraba francamente mal, hasta el punto de pensar en anular el viaje, aunque finalmente decidimos ir, y fué la mejor decisión posible. Nos vestimos, cargamos el equipaje y nos dirigimos para coger el metro hasta la estación de autobuses de New York. Al salir del metro, eran las 3:00h de la madrugada y nos encontramos con todos los accesos cerrados, nos volvimos locos hasta encontrar la puerta habilitada para entrar. Enfrente teníamos las oficinas centrales del prestigioso periódico The New York Times.

Pensábamos que apenas habría gente pero estabamos muy equivocados ya que el autobús se llenó por completo. Nos subimos los dos juntos y una chica muy amable nos cedió su sitio para que pudíeramos estar los dos juntos en la misma fila de asientos.

El autobús salió puntual, y yo seguía encontrándome mal, pero era el sueño, el cansancio. Pues bien, por increíble que parezca no pegué ojo en todo el trayecto. A mitad de camino el chófer hizo la parada obligatoria para que pudiéramos desayunar algo y estirar un poco las piernas, ya que el trayecto duraba algo más de cuatro horas y media.

El autobús disponía de conexión WiFi permanente así que gracias a eso el trayecto se me hizo más ameno. Mi chica estuvo todo el viaje durmiendo prácticamente, así que internet y mi ventanilla eran mi distracción.

El viaje era largo y estaba muy cansado, pero no pude pegar ojo, estuve pegado a la ventanilla todo el rato observando una pequeña parte de los Estados Unidos. Partimos desde Nueva York, cruzamos todo el estado de Connecticut para acabar finalmente en Boston, Massachusetts.

El viaje no se me hizo tan largo como en un primer momento me parecía.

Welcome to Boston

Ya estábamos en Boston, la ciudad maravillosa que mi chica tantas veces me habia contado.

Nada más salir de la estación de autobuses de Boston, me equipé la Refléx y sin rumbo fijo estuvimos un rato fotografiando y observando nuestro entorno. Tengo que decir que desde el segundo uno, Boston te envuelve en un encanto indescriptible.

Quincy Market

Después de caminar durante un buen rato, nuestro primer destino fué el emblemático Quincy Market, pensaba que sería un mercado como cualquier otro pero me equivocaba.

Quincy Market es un mercado municipal donde todas las paradas estan dedicadas al servicio de comida preparada por ellos mismos, cada puesto es un negocio diferente en el que encontrarás desde Muffins, hasta pizzas preparadas en el mismo momento.

Estábamos desmayados de hambre, así que compramos unas cosas tan ricas como las de la foto que nos sentaron de maravilla.

No solamente es un mercado interior si no que en el exterior también encontramos más paradas con otro enfoque, no todo iban a ser puestos locales de comida.

La zona en la que se encuentra Quincy Market es un lugar tranquilo, hermoso, especial. Boston en sí es un gran pueblo transformado en gran ciudad, tienes la sensación constante de que te encuentras en un lugar pequeño y acogedor.

En la misma zona se encuentra el bar donde se rodó la famosísima serie de Cheers. El restaurante situado en la otra punta de Boston fue donde se rodaron los capítulos.

Justo enfrente del bar nos encontramos con la emblemática tienda de la ciudad en la que todos los días del año es Navidad. En el interior podemos encontrar de todo y más. Además lo tenemos separado por zonas y cada una de ellas decoradas con mucho mimo y cuidado.

También existen rincones de la tienda dedicados a las grandes festividades de Halloween, aunque lo que predomina claramente es el espíritu navideño.

Harvard University

No podíamos estar en Boston y no visitar la universidad más popular y prestigiosa del mundo, así que cogimos el Metro y pusimos rumbo a Harvard, se tardan apenas diez minutos desde el centro de Boston.

Una vez allí, pensé que nos habíamos teletransportado a otro lugar. Sales de la parada de metro y parece que estás en otra ciudad totalmente distinta. Al salir del vagón del metro ya empiezan a venderte el Merchandising. Nosotros compramos en una tienda mítica de Hardvard unos cuantos tazones y un pin de nevera.

Estábamos en el lugar donde nació Facebook. Estabamos en la universidad más exclusiva y prestigiosa del mundo.

Entramos al patio principal donde se ubican parte de las residencias así como las facultades más importantes. Tampoco podía faltar la foto a los pies de John Harvard, estatua situada en un lateral del patio central de la universidad.

Harvard no es solamente un campus universitario con residencias para sus estudiantes, Harvard es una localidad exclsuiva situada en la periféria de la ciudad de Boston.

Después de comprar unos cuantos recuerdos y de hacer unas cuantas fotografías más, pusimos fin a nuestra visita a Harvard y volvimos a coger el metro para dirigirnos de nuevo a Boston.

Paseo por Boston

Ya se acercaba la hora de comer y se notaba, así que dimos un paseo hasta llegar a un centro comercial situado en un lateral de la avenida principal de la ciudad.

¡Como podía irme de Estados Unidos sin comerme una hamburguesa!

Mientras mi novia pedía un Sushi en bandeja, yo me comía una hamburguesa 100% americana con ingredientes tan exquisitos como la carne a la parrilla, queso, cebolla al natural, bacon y lechuga. Nunca olvidaré el sabor de esa hamburguesa, no creo que aquí encuentre algo parecido. ¡Estaba riquísimo!

Después de comer y descansar durante un ratito, estuvimos paseando por el interior del centro comercial aprovechando para comprar unos recuerdos.

Al salir del centro comercial recorrimos la avenida principal. Estuvimos en el lugar exacto donde años atrás se producía el lamentable atentado de Boston. A día de hoy, se siguen recordando a las víctimas en el lugar exacto.

Recuerdo que una TV local entrevistaba a una chica y lloraba como una desconsolada, así que nos imaginamos que sería familiar de alguna de las víctimas.

En la parte trasera de la avenida principal se encuentra Newbury St, calle muy conocida donde encontramos pequeños comercios y que nos traslada a la New England, puesto que Boston fué una de las primeras ciudades colonizads por los ingleses, y esta calle en concreto destaca por encima del resto en guardar muchas semejanzas con el estilo actual de las calles de Inglaterra.

También nos metimos por una preciosa calle en la que se encuentran la mayor parte de los grandes negocios. Como podéis apreciar en la foto parece que estemos en un pueblo con una gra ciudad a sus espaldas, así que vuelvo a lo que comenté antes de que Boston es gran pueblo transformado en gran ciudad.

Pasear por Boston te llena de felicidad.

Ya nos encontrábamos en mitad de la tarde y pronto empezaría el atardecer así que fuimos a hacer una visita rápida al Barrio chino, incluso también al Hotel donde fué rodado una parte de la película Ted.

Boston es una ciudad donde han sido rodado innumerables producciones tanto de TV como de la gran pantalla.

Tuvimos tiempo también de sentarnos frente al mar y descansar tumbados en el césped durante una horita.

Nuestro viaje a Boston se acababa y nosotros estábamos reventados francamente así que después de descansar un ratito sobre el césped, nos dirigimos hasta la estación de autobuses esperando la salida del nuestro para poner rumbo a New York nuevamente.

El viaje de vuelta se hizo algo más pesado, era de noche y el WiFi no funcionaba así que pude dormir un poco. Al llegar a NYC fuimos directos a casa para descansar.

Más fotografías

En ciertos puntos de la ciudad de Boston podemos encontrarnos con cementerios que están situados entre grandes rascacielos, dándonos cuenta una vez más de como lo que fue en su día un bonito y maravilloso pueblo ha sido envuelto por una gran y encantadora ciudad.

Como no, destacar también la Apple Store de Boston situada en la avenida principal, así como el gran parque central donde pudimos descansar sobre el césped durante media hora. Lugar donde las familias, las parejas y los niños acuden para pasar el día y aislarse de todo lo que les rodea. Es un parque de enormes dimensiones que transmite paz, tranquilidad y mucha felicidad.

¡Hasta pronto Boston, volveremos!