Tecmo World Soccer 96

Cuando hablamos de juegos de fútbol la cabeza se nos va en las sagas FIFA o Pro Evolution Soccer. Pero en los 90 había grandes juegos, sobre todo arcades. Porque no olvidemos que esas dos sagas tan importantes son simuladores de fútbol, no arcades. Como ya dije en una entrada anterior, el arcade es mi género favorito de siempre. Y en el fútbol no es una excepción.

No me malinterpretéis, me encanta el FIFA, incluso en sus horas bajas de PlayStation 2 le metía horas. Luego, cuando nos juntábamos los colegas, jugábamos al Pro. Pero bueno, soy muy fan de FIFA y de otros juegos, como el que os traigo en esta ocasión.

Tecmo World Team 96 en su máximo esplendor

¿Lo reconocéis por la imagen? Porque por el nombre no lo reconocería jamás. Es uno de esos clásicos juegos de recreativa que campaba por los bares de España. Un juego de fútbol rápido, intenso y divertidísimo. Partidos en los que no supera los 2 minutos y en el que los goles son la salsa del juego.

Uno de los momentos clave del juego es cuando podías regatear con las flechas de dirección y tratabas de escapar del contrario. Si lo conseguías, lograbas un “power up” de velocidad y salías disparado contra la portería contraria. Si por contra, lo perdías, el rival se hacía con la pelota.

¡Juegazo!

La dificultad iba in crescendo y las primeras rondas son relativamente sencillas. A medida que avanzas, las goleadas pasan de ser a favor para encajarlas. Si pierdes, en el momento del Game Over te permite aumentar alguna de las habilidades del equipo para tratar de ganar el partido hasta un máximo de tres puntos. Se reparten entre Speed, Power y Press.

Si empatáis el partido, os lo jugaréis todo a una muerte súbita de penaltis. Si uno marca y el otro falla, adiós al campeonato. Eso me lleva a valorar el sistema de faltas y penaltis de este juego. Sencillo, potente y adictivo. Solo tienes dos opciones, un lado u otro. En cuestión de penaltis tienes un 50% de posibilidades de acertar. En las faltas, la cosa cambia porque está la barrera y pueden bloquear el disparo.

Últimamente lo estoy jugando mucho en mi Dingoo A-320. Se juega con tres botones y la cruceta de dirección. Muy sencillo y cómodo. En un viaje en metro te da para unos cuantos partidos. Eso sí, se me atraganta el segundo de la segunda ronda y a partir de ahí es complicado seguir.

Las fintas, qué gran invento.

Si no tenéis a mano un emulador de Neo-Geo, lo podéis disfrutar desde el navegador con este enlace. Es uno de mis juegos preferidos de fútbol de todos los tiempos, incluso por encima del Super Sidekicks 2 o el FIFA 2000 (en el que tenía un control brutal). Lo dicho, uno de los mejores juegos de fútbol que conozco.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.