toDus Pilatos: el día que una app se lavó las manos con mi privacidad

Ernesto Guerra
Nov 16, 2018 · 3 min read
toDus es un hito en la historia de las apps cubanas

toDus fue una verdadera tendencia a finales del mes de junio y durante el período veraniego en Cuba, al poner en el mapa una aplicación funcional y gratuita, que permitió un nuevo entorno comunicativo para los habitantes de la Isla.

Sin embargo, y desde sus inicios, los desarrolladores de toDus parecen cargados con una tarea demasiado grande, demasiado importante, demasiado futurista. Las constantes caídas del servicio, el cierre de la entrada de usuarios y su reapertura sin que se mantuviera un acceso estable, los bugs — propios de una beta — y el anuncio apresurado de funcionalidades cuando las básicas aún no están cubiertas, llaman a la preocupación de los usuarios.

Peor que esos elementos, están unos términos y condiciones que parecen hechos de prisa y con una mentalidad analógica, lejana de una plataforma online y que promueve la comunicación a un nivel al que el pueblo cubano no está acostumbrado.

En cuanto a las limitaciones están claras: el usuario no podrá distribuir material ofensivo de ningún tipo, pornográfico o en contra de políticas y gobiernos; de lo contrario, su cuenta será deshabilitada. Además, prohíbe la creación de apps alternativas a la oficial para gestionar las cuentas de toDus — aclaración que no viene al caso si no se ha revelado la api o se ha liberado algún código que lo permita, como hacen Facebook y Twitter — .

En cuanto al acápite de privacidad, es muy escueto y dice que no se compartirán los datos con terceros “hasta los límites que la ley lo permita” y poniendo la culpa de cualquier hecho en el usuario: “la información intercambiada entre los usuarios queda en los dispositivos de estos, siendo esta una de las principales fuentes de exposición”.

No difiere mucho en otras políticas que en el mundo entero poseen las apps de mensajería instantánea, pero el siguiente acápite es preocupante. Se trata de aquellos hechos en los que los desarrolladores se eximen de toda culpa y se titula “Renuncia de garantía y limitación de responsabilidad”.

Entre lo que señala esta parte de los términos y condiciones, expresamente dice que hay que comprender la gratuidad de la plataforma y, por tanto, su funcionamiento no está asegurado. Esto deja mucho que decir. Whatsapp, Telegram, imo, WeChat y un montón de aplicaciones en el mundo entero son gratuitas y aún así en ningún momento dicen al usuario que “no se brinda garantía de ningún tipo en su funcionamiento”.

Más adelante, dice que, aunque los desarrolladores intentan ofrecer una comunicación segura entre los usuarios, “no podemos garantizar que terceros mal intencionados puedan encontrar alguna forma de acceder a dicha comunicación”, para más adelante afirmar que de ser el caso se intentará corregir la brecha lo antes posible.

Esta es la importancia de leer y analizar bien los Términos y Condiciones cuando nos damos de alta en un servicio. En Cuba existe un vacío legal respecto a la seguridad informática y la protección de datos y la sociedad — también los desarrolladores — sigue dormida en un mundo donde cada vez es más valiosa la información personal.

toDus, sabemos, es una aventura, un proyecto nuevo que abre puertas desconocidas para muchos cubanos. Precisamente por eso preocupa la ingenuidad con que sus términos de uso tratan la información del usuario y la manera en que todo el peso cae sobre él.

De momento tú, si usas toDus o cualquier red social, plataforma de mensajería y hasta tu celular, ten mucho cuidado con la información que revelas. Es solo tu responsabilidad lo que otros vean, se filtre o hackeen. Recuerda que, con tus datos, eres el único que no puede lavarse las manos.

Juventud Técnica

Juventud Técnica es una publicación cubana dedicada a la…

Juventud Técnica

Juventud Técnica es una publicación cubana dedicada a la divulgación de temas de ciencia, tecnología y medio ambiente. ¿Qué buscamos? La ciencia para la equidad.