La diferencia entre saber algo, y saber el nombre de algo

Richard Feynman, del cual soy un gran fan, tenía bien claro la diferencia entre saber algo, y aparentar saber algo. En una de sus entrevistas el explica en pocas palabras la diferencia entre las dos cosas.

¿Ves ese pájaro? Es un zorzal de garganta morena, pero en Alemania se llama halzenfugel, y en chino lo llaman chung ling, e incluso si conoces todos esos nombres, todavía no sabes nada sobre el pájaro. Sólo sabes algo de la gente que llaman el pájaro con diferntes nombres. Ahora que el tordo canta, y enseña a sus jóvenes a volar, y vuela a tantos kilómetros de distancia durante el verano a través de todo el país, y nadie sabe cómo se encuentra su camino.

Seguro te pasó que cuando hablabas con alguien muy educado sobre un tema, te confundió con un montón de jerga técnica. Cuando le preguntabas si te podía explicar que significaba la jerga, te respondía con mas jerga. Este es un ejemplo típico del alguien quien aparentemente tiene conocimiento, pero que no entiende realmente el tema en cuestión.

Si realmente entendiera te podría explicar usando palabras que cualquiera entiende. Por supuesto la explicación sería muy básica, pero sería suficiente para entender a grandes rasgos de qué se trata. Por suerte hay un método eficiente para diferenciar entre entender la idea o saber la definición, la técnica de Feynman.

Prueba diciendo: “Sin usar la nueva palabra que acabas de aprender, trata de reformular lo que acabas de aprender en tu propio idioma”. Por ejemplo si aprendiste el concepto de inercia, explica que es la inercia sin usar la palabra. Si aprendiste algo sobre redes neuronales, explica el concepto sin usar las palabras redes neuronales.

Trata de no confundir conocimiento con etiquetas, trata de aprender la terminología necesaria, pero sobre todo entender los conceptos.

Espero que te gustó este post, compártelo y hazme saber si te gustarían mas posts sobre el razonamiento.