Silent Reading Party

En español la llamaremos fiesta de lectura silenciosa y por primera vez en Guatemala ¡esto se va a descontrolar!

Fotografía durante una Silent Reading Party en la biblioteca de Portland

Muchas personas lectoras buscan horas para estar a solas y leer acompañadas de un té, una copa de vino, un cigarro o con una buena playlist. Las fiestas de lectura silenciosa son eso y mucho más. Son eventos que se han programado alrededor del mundo donde las personas se reúnen en espacios públicos, cafés o bares, ordenan algo para beber o comer, se sientan y leen en silencio. Genial ¿no?

Lo mencioné en reuniones de lectores, al decirlo en voz alta la idea parecía descabellada, pero encontré el sitio que apoya esa locura, creé el evento y aquí estamos invitando a todas las personas para que se desconecten y lleguen.

Historia

Desde el año 2009 he estado buscando maneras de compartir mi pasión por la lectura al público. Comencé con un club de lectura en la Universidad y fallé. Agradezco a ese amigo que llegó a la primera reunión excusándose de que no había leído el libro. Ese primer intento fallido no me detuvo.

En el 2011 conocí en persona a los integrantes de la comunidad de Lectores Chapines y participé ordenando retos de lectura, escribiendo artículos muy de vez en cuando, asistiendo y de vez en cuando registrando las conversaciones de las reuniones. Más adelante me invitaron a formar parte del club de lectura de mujeres, Eva. Me sentía fascinada. Producto de estas dos comunidades comencé Lectorante y me invitaron a ProLectores Lab, en varias ocasiones participé dando charlas y talleres sobre cómo crear grupos y comunidades de lectura en Guatemala. Durante el 2012 y el 2013 vi cómo más de 12 clubes de lectura se formaron en la librería más famosa de Guatemala, apoyé en las presentaciones de los libros, en las charlas, en los talleres y en cualquier otra actividad relacionada a la lectura.

Aún así sientía que necesitaba algo más creativo. Los clubes de lectura son agradables pero sabía que habían más dinámicas. Leyendo en las listas que tengo de Twitter sobre lectura, me enteré de este movimiento mundial y sin pensarlo creé el evento en Facebook.