Chiquito, pero matón, así es mi nueva adquisición

Llevaba tiempo mi marido diciéndome que quería una sandwichera y yo lo iba retrasando porque a mi los sandwiches esos que se quedan cerrados y lo de dentro queda como cocido no me gustan mucho, pero hace un par de semanas vi una sandwichera con placas intercambiables para sandwiches, plancha y gofrera y como es pequeñita y no ocupa mucho sitio en mi abarrotada cocina, dije: “me la llevo”.

Sandwichera, plancha y gofrera

De momento hemos dado cuenta de la sandwichera y la plancha con unos resultados sorprendentes teniendo en cuenta el tamaño.

Aún tenemos pendientes los gofres, pero es que la Navidad está a la vuelta de la esquina y no hay que pasarse con los dulces.

¿Hasta cuando resistiremos a la tentación? No lo sé, pero sin probar los gofres ya le estamos dando un buen tute y es que no creo que sea el típico aparato que compras, lo usas un par de semanas y después queda arrinconado al fondo de algún armario de cocina tapado con cazuelas y otros utensilios.

A este le vamos a dar mucha caña ;-)

Siiiii, ya lo sé, que tenía que haberte hecho caso antes.