“Las propuestas son muchas, pero el interés del público es escaso”

Existen opiniones muy diversas en lo referente a la oferta y el hábito de consumo cultural de los penquistas. Jorge Leal, asistente en turismo de la Galería de la Historia, quien lleva años en el rubro, relata como se ve el panorama en esta materia aquí en Concepción, y cual es el papel que cumple éste museo en dicho ámbito.


El penquista y la cultura

¿Cuál es el estado de la oferta cultural de la ciudad?

Jorge Leal

Concepción no es una ciudad que carezca de espacios u eventos donde se desarrollen actividades. Aquí se carece de una difusión mediática o publicitaria eficiente de éstos y lamentablemente, también escasea el interés ciudadano por asistir.

Siempre hay exposiciones u obras de teatro. Está el festival de cine del Biobio, exhibiciones de arte en la Pinacoteca. Ahora, su número es reducido dado que los artistas no exponen en un lugar donde no se interesan por su obra.

De hecho, la mayoría de estas actividades son gratuitas, y sin embargo, el penquista promedio prefiere pasear por algún mall, que visitar la Galería u otros como el Museo de Historia Natural o los recintos de Lota, por ejemplo.

La iniciativa por hacer actividades culturales es muy grande, pero el interés del público es escaso.

¿Qué estrategias deberían implementarse para incentivar el consumo de cultura?

Lo primero que se debe hacer es realizar un estudio que determine los intereses de nuestros habitantes. Por ejemplo, alguien puede tener mucho interés en montar una muestra de suelas de zapatos, pero si al público no le interesa, esto fracasará.

El organismo correspondiente, como el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, el Ministerio de Educación, o la Dibam debería realizar un sondeo, y luego de obtener los resultados, canalizar a través de artistas locales, productos que sean de un real interés ciudadano y promocionarlos.

La radio podría ofrecerse como un canal de difusión gratuito, o disponer en un lugar con alta afluencia de personas un gran mural en donde se dispongan todas las actividades que hay durante la semana, de modo que puedan ser vistos por todos.

Muchos dicen que esto se hace en Internet. Sin embargo, no todos disponen de éste servicio, puesto que es de pago, o simplemente les es difícil utilizarlo como en el caso de los adultos mayores.

¿Que se podría inaugurar que despierte el interés de la gente?

Existe en la conciencia colectiva eso de que Concepción es la cuna del rock chileno. Ese es un concepto que no se ha explotado al máximo.

Creo que un lugar que sería un real aporte a la ciudad sería la construcción de un museo que abarque dicha temática, en donde se consolide y quede demostrado físicamente. Para que eso deje de ser un mito urbano y aparezca ante los ojos de las personas efectivamente como una realidad.

Un lugar así, sería altamente visitado no solo por los penquistas, sino que incluso podría atraer mas turistas a la zona.

¿Considera que hay suficiente incentivo para visitar nuestros museos u otros lugares similares? ¿Existe suficiente inversión privada o estatal?

Falta porque hay muchos museos que son colecciones privadas, como el Museo Stom por ejemplo, que tiene una cantidad importante de piezas mapuche y artículos antiguos, y que no recibe subvención alguna.

Si ellos quieren algo tienen que postular a un Fondart, y competir con una gran cantidad de instituciones, a pesar de que ellos ofrecen un servicio a la comunidad y no reciben ningún peso del Estado de forma permanente.

Aquí nosotros recibimos nuestro presupuesto desde la Municipalidad pero es muy escaso. Todo lo demás son ingresos con las ventas que tenemos de los souvenirs dispuestos en vitrina y de donaciones voluntarias, las cuales no son muy altas.

En el país, el aspecto cultural está abandonado.

Perfecto, ahora que ya conocemos el contexto en el que Concepción está inscrito, es el momento adecuado para que nos cuente acerca de su lugar de trabajo…

La Galería

¿En qué consisten las exposiciones?

Aquí hay una exposición permanente que consta de 16 dioramas, es decir, maquetas que representan momentos clave en la historia de Concepción. En este momento se ha incluido también una colección de objetos mapuches que nos donó el Museo Stom de Chiguayante.

Tenemos otra exhibición pero que es itinerante, de Loza Penco, la cual actualmente solo hace artículos sanitarios. Antiguamente fabricaba artículos ornamentales que competían con el extranjero que se vendían en Europa y Asia, y que eran bastante conocidos.

En el segundo piso hay una sala de exposición para otras exposiciones itinerantes, aunque en estos momentos se encuentra vacía. Ahí diversos autores tienen la posibilidad de exponer sus obras, ya sea pintura, esculturas u otras. El único cobro que se les hace es que alguna de sus obras exhibidas, se quede aquí en el museo.

Aquí abajo el lector encontrará un vídeo realizado por la misma institución, en el que se muestran las dependencias.

¿Cada cuánto tiempo se adquieren nuevas piezas de exposición?

En promedio, tenemos exposiciones rotativas una vez al mes. Algunas veces cada dos semanas. Aquí se exhiben al menos 12 muestras itinerantes al año.

¿Cuál es rol comunitario del museo? ¿Qué relevancia tiene para la ciudadanía?

La gente transita por las calles desconociendo el origen y los hechos que han sucedido en ese lugar.

Aquí intentamos hacer algo didáctico al exponer nuestros dioramas y complementarlos con texto escrito y audio, de manera que la gente pueda aprender de un modo divertido y sencillo la historia de Concepción.

Nuestra tarea es educar y culturizar tanto a penquistas como a personas de otros lugares que nos visitan.

¿Con cuanta regularidad son visitados por escuelas, liceos y colegios? ¿Cuánta relevancia le otorgan esas instituciones a este lugar? ¿Cómo se involucra el museo con estas instituciones?

Siempre nos promocionamos e invitamos a la comunidad a que nos visite, pero en general, son los mismos colegios los cuales toman la iniciativa.

Cuando esto sucede, se agenda una hora, y ponemos a su disposición a un guía que realiza el recorrido un poco más intensivo a los chicos que vienen, quien acondiciona la exposición según el grupo etario, ya que es distinto estar con un 5° básico que con un 4° medio.

Ahora, una visita normal es auto guiada, las personas pueden recorrer el mueso por su cuenta.

¿Cuántas visitas reciben además de los colegios?, ¿hay harto o poco movimiento?

Es lento lamentablemente. Si se registra un aumento de visitas los fines de semanas, especialmente los domingos. La gente está paseando por el parque y de repente se encuentra con esta galería e ingresan a mirar que hay aquí.

De lunes a viernes, recibimos de 30 a 40 personas diariamente lo cual es bajo. Los fines de semana pueden llegar a 100. Pero considerando la cantidad de habitantes del Gran Concepción eso es muy poco.

El penquista promedio tiene poco interés por la cultura. El Día del Patrimonio se disparó, tuvimos casi 200 personas. Pero eso es un caso puntual.

¿Cuál es el estado de la investigación histórica local? ¿Aquí se realiza investigación o solo es una sala de exposición?

Aquí se hizo una investigación bastante grande cuando se abrió el museo. Como dato, cada diorama tardó de 6 a 8 meses en hacerse, debido a que se requirió hacer una exhaustivo trabajo previo para que la representación de la escena sea lo más fidedigna posible.

En este momento, se está elaborando un catalogo de las diversas piezas nuevas que hemos recibido para poder incorporarlas a la galería en un futuro, y eso significa que se debe investigar su origen, para que se usaba, a quien perteneció, entre otras cosas.

Es decir, se hacen investigaciones con piezas puntuales, pero no es recurrente que se desarrollen investigaciones de gran envergadura.

¿Qué proyectos a futuro tienen para este museo?

En agosto se comenzará la construcción de un café unido a la Galería para poder recibir un poco más de ingresos y fomentar las visitas.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.