Gafas antiestrés #lvrdb

Mira con otros ojos. La Verdadera Revolución del Bienestar ocurre cuando puedes ver las cosas de otra manera.

Póntelas. ¿Sabes cómo ponerte esas gafas? ¿Sabes cómo hacer para verlo diferente? Yo te lo digo.

Respirando

Respirando. Sí, sí. Respirando. Es muy fácil. Sólo tienes que tomar aire y estar pendiente.

Cómo ponerte unas gafas antiestrés en tres pasos:

  1. Inspirar es pensar. Toma aire tranquilamente. Pensando en lo que sea. Llena tus pulmones (o lo que sea que uses para respirar) mientras piensas en algo. Date cuenta. Lo que entra es aire con ideas.
  2. Llenarte de aire es llenarte de ideas. Siente cómo llega un momento en el que no puedes seguir inspirando. Te has llenado de aire. Date cuenta. Eso mismo ocurre con lo que piensas. Llega un momento en el que paras.
  3. Vaciarte es dejar de pensar. Cuando ya no puedes inspirar más. Cuando el movimiento empieza a cambiar. Cuando te has llenado. Entonces se disuelve el pensamiento. La sensación. La idea. El sentimiento. Todo.

Son unas gafas efímeras

Un eterno instante. Un suspiro. Como la vida misma. En el momento en que todo se para, es cuando sientes que estás viviendo. Es breve pero intenso.

Cuanto más practicas, más te vacias. Es la mejor manera de pensar. Limpiar y volver a ordenar. Ocurre con cada respiración. La clave es darte cuenta.

Aprende a pensar
para poder vivir.