¿Por qué unos sí y otros no? #lvrdb

¿Será suerte? Parece que algunas personas tienen más suerte que otras.

Por eso les va bien, claro. Será por eso, ¿verdad? Pues no.

Será esfuerzo. Hay quien tiene éxito porque trabaja duro. Claro, será por eso…

¿Seguro? Mucha gente que se lo curra no tiene éxito, ni poder, ni riquezas. O sea que no.

Trabajar duro no te garantiza nada. En absoluto. El esfuerzo no es la clave. No.

¿Será la genética? Del cuerpo o de la mente, digo. ¿Heredamos el éxito? Claramente, tampoco.

Todos nacemos iguales. Sí. Pero luego nos diferenciamos.

Heredamos rasgos físicos y emocionales, pero tampoco es la respuesta al éxito.

Será otra cosa. Algo se nos escapa. Seguro… Pero no.

¿Será la sociedad? Lo que nos rodea. La gente. El ambiente…

Pues tampoco. Porque hay quien lo supera y hay quien se derrumba. No.

Rotundamente no.

Aunque hagamos lo mismo.
Aunque sigamos las modas.
Aunque imitemos a otros.
Aunque copiemos conductas.
Aunque imitemos, aparentemos o queramos vernos diferentes.

Lo que nos diferencia de verdad es nuestra mente.

Nuestra manera de pensar. Nuestro mundo interior. Sí. Interior. El de dentro de la cabeza. O donde quiera que esté. Si es que está en algún sitio físicio.

Nada nos diferencia tanto como la forma de pensar.

Por eso escribo. Por eso comparto. Porque quiero aprender. Porque estoy evolucionando. A mí me vale.

Aprender a creer. Pensar para crear.