195. 6 breves notas sobre vino y cocina venezolana

La imagen misma recuerda que tendremos que volver a este tema en algunos meses pero estoy preparando pabellón y me vinieron a la mente algunas notas.

No somos un país productor de vino pero sí con un recetario respetable y eso nos abre las posibilidades de buscar una y otra vez combinaciones que funcionen.

Siempre son entretenidas las discusiones sobre vino y hallaca, en las que se combinan opiniones con base en conocimiento y lógica de sabores, así como opciones inusitadas pero con potencial y otras que sólo pueden entender como movidas por la urgencia de ciertas importadoras de mover algunos vinos durante la temporada navideña. (Esto merece su propia nota).

Más -creo- que se debería trabajar en las combinaciones entre vino y platos con maíz.

Recuerdo que en alguna visita del Marqués de Griñón a Caracas combinaba con sus vinos con base en tempranillo y variedades francesas con cachapas, buena opción para platos con el dulzor del jojoto.

Si pasamos al tema de las arepas y sus rellenos podrían hacerse varias notas. Hay dos combinaciones a las que les tengo cariño: arepa de pernil con pinot noir chileno, reina pepiada con riesling alemán.

Y, para terminar por ahora, el tema que provocó esta nota: el pabellón. Me gusta con tempranillo con algo de madera, me parece que a la carne con sus aliños que tienen ese dulzor del pimentón y la suculencia de las caraotas negras le van bien. ¿Hay otras alternativas? ¡Por supuesto! ¡Es la maravilla hablar de vinos y cocina venezolana!