245. El vino y el consumo responsable

Se invierte buena cantidad de dinero en campañas que promueven el consumo responsable, la mayoría de las cuales giran en torno a los efectos negativos (incluso mortales) de la ingesta de alcohol en exceso.

Siempre me he preguntado por qué no se fortalece en paralelo la difusión de la cultura de disfrute del alcohol. En cada oportunidad que dirijo una degustación lo repito: si uno se detiene con cada botella que descorcha a entender la región, las cepas y la elaboración, si uno busca placer en lo visual, lo olfativo y finalmente lo gustativo, y si persigue las mejores combinaciones con un alimento es muy difícil entregarse a la simple intoxicación etílica. De hecho, de manera consciente se evita porque con muchos tragos de más no se puede disfrutar realmente un vino. De hecho, considero que estas campañas deben ir dirigidas al público más joven, el que descubre la fascinación por el alcohol y que se entrega demasiado fácil y sin herramientas a las sensaciones del exceso.

Mientras lo discuto con alguien que tenga un poder para amplificar mis iniciativas de difusión yo lo hago todas las veces que pueda en desgustaciones, en esnobgourmet.com y Esnobgourmet Radio.