38. La preocupación personal sobre el vino

Aunque existe una altísima posibilidad de que al final de una comida, cuando se estén recogiendo los platos y las copas, el comentario sea el de siempre“ese vino estaba bueno, ¿cuál es?” yo siempre, incluso horas y hasta días después de haber terminado me sigo preguntando si pude haber hecho una mejor elección o qué serviría si vuelvo a repetir ese mismo menú.

Esa preocupación altamente personal por el vino forma parte de mi relación más íntima con él.