5 cualidades que te convertirán en supercoder

Escrito por: Raziel Rocha

Una de las cosas que más disfruto de mi vida profesional es poder trabajar con desarrolladores de software, conociendo personas brillantes, muy analíticas y súper apasionadas con lo que hacen. Trabajar con ellos me hace recordar cuando me la pasaba horas detrás de una computadora, perdiendo totalmente la noción del tiempo, del contexto, incluso del hambre; por esa pasión que se experimenta al programar. No importa cuanto te puedas frustrar cuando algo no sale, en el momento en que lo logras la satisfacción es indescriptible, sobre todo cuando sabes que lo que acabas de hacer va a ser utilizado por muchas personas en su vida diaria.

Cuando me sumé a Laboratoria lo primero que imaginé fueron equipos de programadores mucho más diversificados gracias a la inclusión de mujeres. Las palabras de Mariana Costa -¿cómo es posible que un país se dé el lujo de perder talento tan sistemáticamente año tras año?- retumbaban en mi mente una y otra vez.

No podía dejar de pensar en la cantidad mujeres que siguen viviendo en desventaja y lo que pensé fue ¿qué mejor lugar para generar un cambio que este sector? donde con solo una computadora e internet, una persona puede desarrollar su potencial y demostrar lo que es capaz de hacer y aprender.

Es por ello que para aumentar el empoderamiento de las chicas en Laboratoria, constantemente me tomo un tiempo para reflexionar sobre las cualidades de los mejores programadores que he conocido, buscando rasgos comunes, hablando con otros directores del sector y aprendiendo de las experiencias que me comparten. Hoy quiero aprovechar este espacio para compartirles las 5 cualidades más destacadas que han resultado de esta exploración y que te harán una ó un supercoder.

1. Compromiso

John Maxwell define el compromiso como “aquello que separa a los hacedores de los soñadores”. Cuando una supercoder dice que hará algo, es como si ya estuviera hecho, el simple hecho de hablar ha puesto en movimiento el acto de hacer. Hablar y hacer son la misma acción.

2. Hambre de aprender y crecer

“Tu crecimiento determina quién eres. Quien eres determina a quién atraes. A quién atraes determina tu éxito.”

Una supercoder siempre disfruta lo que hace pero nunca se sacia de aprender y crecer, constantemente está buscando formas de mejorar sus habilidades tanto técnicas como personales. Ser autodidacta es el resultado de una búsqueda constante por ser una mejor versión de si misma cada día.

3. Iniciativa

Una supercoder no solo programa funcionalidad, se identifica con la misión de su organización y el propósito de su labor a la causa, de manera que consistentemente encuentra la forma de afrontar los retos que se le presentan. Sus respuestas siempre son en términos de COMO SI se puede lograr el requerimiento.

4. Actitud

Una supercoder entiende que la ventaja de una persona no está en haber nacido superdotada, ni en un alto cociente intelectual, ni en solo tener talento; sino que sabe que su ventaja está en su actitud, porque ésta determina la forma en la que actúa.

5. Pasión

“Cuando alguien se expresa con pasión, generalmente encuentra pasión como respuesta”

Una supercoder se apasiona por lo que hace y ha encontrado en la programación un medio para mejorar no solamente su vida sino la de las personas que la rodean, contribuyendo con su familia, su comunidad, su ciudad e incluso su país, participando activamente en iniciativas que generan impacto positivo para su persona y su medio.

Como programador o programadora puede que estas cualidades te resulten familiares e incluso bastante triviales de asimilar, el reto no esta en entenderlas sino en desarrollarlas día con día. Mi deseo es que entre todos y todas logremos seguir construyendo una comunidad mas diversa, mas innovadora, mas madura y sobre todo mas humana.


Originally published at laboratoria.la.