Sustitución, de Jack Martínez

Una novela confesional, una búsqueda de la verdad acerca del padre

Foto: hamilton

Sustitución (Emecé, 2017) es una novela confesional, una búsqueda de la verdad acerca del padre, pero de una verdad contenida, oculta, que se revela a través de un viaje por la autopista -el Midwest. Sin embargo, la historia del padre, un excombatiente de guerra discapacitado, como se piensa, no es quien ostenta o engloba el drama per se.

Lo que conviene señalar es la develación de un tiempo, la parte emocional (sensación y percepción de los hechos), y de una vida, la parte accidental (el encadenamiento de sucesos). Jack Martínez (La Oroya, 1983) elabora un relato ágil, sin muchas o muy pocas distracciones e interrogantes digresivos, volviendo eficiente y eficaz su prosa.

Foto: moi

Estamos ante un desengaño, situaciones que el narrador se niega a aceptar por varios pasajes de la novela. Crea mentiras, ficciones, para evitar caer en esa especie de chais-longue psicoanalítico. Pero no lo hace hasta conocer a Laura, una antropóloga con ambición de psicóloga que inicia un estudio acerca de los jóvenes latinos nacidos en Estados Unidos.

Laura es el otro personaje, la otra cara, que también conserva una historia, tatuada, como todos, y logra con cierta insistencia, ya sea por motivos laborales o personales, que la historia de Jesé se conozca, que el mismo la confiese: “el encarcelamiento del papá, la acusación de asesinato, la víctima: su propia madre”. Le interesa, evidentemente, que el joven resuelva un cuestionario sobre sus orígenes, pero estas reuniones y encuentros pronto confluirán en una atracción, un gusto, entre ambos que los llevará a realizar este viaje por carretera tornando la novela en una breve road movie, de moteles, comida rápida y de largos silencios también.

Esta segunda novela de Jack Martínez termina por liberar un mundo fracturado, irresoluto, que no termina con la verdad ni la mentira acera de padre, de la madre, de la familia, que termina más bien con el dolor, la contrición, con el olvido, y tal vez con una indagación mayor sobre la migración, el intercambio cultural, el desarraigo.