¿Cómo vender tu coche con éxito? (Parte 2)

En la anterior parte ya adelantamos algunas de los temas más importantes a la hora de vender tu coche. A continuación trataremos los últimos aspectos para tener tu anuncio a punto.

El precio

Todos queremos el máximo beneficio posible en la venta de nuestro coche, pero para valorarlo objetivamente hay que tener en cuenta todos los factores, como la marca y modelo, el motor (y sus consumos), kilometraje, equipamiento, y fundamentalmente el estado de conservación.

Para no recurrir a tasadores y aumentar los beneficios, la manera más fácil es ojear internet. Ahí encontraremos los precios de otros vehículos como el nuestro, y qué precios pueden alcanzar. Nos fijaremos en tipos de motor, kilometrajes y estados de conservación similares a las de nuestro vehículo, y anotaremos los precios.

La decisión es criterio del vendedor, pero nosotros recomendamos ser objetivos y no pecar de optimistas, porque puede ser que pase el tiempo y no vendamos nuestro coche mientras pierde valor.

El papeleo

A nadie le gustan los papeles y la burocracia, pero si hemos conseguido un comprador y hemos llegado a un buen trato, no nos queda otra.

El contrato de compraventa es el documento más importante de la transacción. Este documento identifica a comprador y vendedor, el bien que se traspasa (nuestro coche en este caso), y otros datos como el precio final, la forma de pago, sobre quién recaen los costes de la transacción, y cualquier otra cláusula que debamos incluir.

Otro paso es el ITP, el impuesto de transmisiones patrimoniales, es un impuesto independiente de cada Comunidad Autónoma (y el valor es distinto en cada una) y el comprador está obligado a abonarlo. Este valor se puede consultar en el Ministerio de Hacienda, en unas tablas en las que aparece el valor fiscal de cada vehículo. Con dicho valor hay que calcular el ITP. Este valor está en torno al 4% y el 8% del valor del vehículo.

Solucionado el ITP, el último papeleo es el cambio de titularidad, que es un trámite que se hace en la Dirección General de Tráfico. Este proceso suele hacerlo el comprador, al que se le da autorización para realizar el papeleo en el contrato de compraventa, y debe presentar:

  • Un impreso de tráfico cumplimentado
  • Copia del último impuesto de circulación abonado
  • Justificante del pago de la tasa que aplica tráfico
  • Justificante del pago del ITP
  • Tarjeta de Circulación
  • Tarjeta de la ITV

Cuando se tenga todo entregado, le llegará una nueva Tarjeta de Circulación al comprador. Tráfico le dará parte al Ayuntamiento en el que está domiciliado el vehículo, así que no hay que hacer más papeleo al respecto.

Conclusiones

La venta como particular de nuestro vehículo conllevará un mayor esfuerzo que por otras vías, pero que se verá transformado en unos mayores beneficios, y por qué no decirlo, en una buena experiencia si lo hacemos bien. Ya no hay excusa, a no ser que no quieras venderlo.

Vamos a repasar los puntos clave, para recordarlos o para los impacientes que quieren la versión resumida.

  • Limpiar el coche en profundidad y realizar pequeñas reparaciones que puedan repercutir a nuestro favor en el precio.
  • Trabajar en un anuncio completo, transparente y bien redactado.
  • Hacer buenas fotos del coche, sin escatimar en cantidad y calidad.
  • Establecer un precio teniendo en cuenta todo el conjunto, con objetividad.
  • Redactar y cumplimentar los documentos necesarios para la transacción.

Mucha suerte con vuestro próximo anuncio en Launch Control